Carabobo tierra de lo imposible

Se escribió en el inmortal Campo de Carabobo un gran imposible; una batalla en desventaja numérica que hizo posible la independencia y en los albores de la patria nació la República, pero para no ser perfecta, otro mayor imposible cruzó el destino de la patria y años después la traición cumplió su cometido, el sueño de la Gran Patria se desvanecía en Montañas de Berruecos y en la Quinta San Pedro Alejandrino: 4 de junio 1830-17 de diciembre 1830 dos fechas y dos sucesos que hicieron pedazos los esfuerzos de años de lucha. Desde la capital Valencia se incubaba la felonía; Valencia la del Rey fue su epíteto, su oligarquía coadyuvaba con la suprema oligarquía de Colombia dirigida por Santander, desde Quito Flores y dese Valencia Páez secundado por Miguel Peña, los apellidos desde la Casa de la Estrella hicieron gala de su nobleza, atesoraron la realeza colonial como súbdita sociedad muy valenciana.

Hoy pareciere que su destino marcha por ese mismo rumbo, el mantuano abolengo todavía hace galas y aún enclueca la confabulación anti-república, desde la Valencia del Rey se sigue conspirando, generaciones sucesiva de patronímicos otra vez intriga nuevamente contra el pensamiento bolivariano que se instaura desde una revolución con los ideales de Simón, el monroísmo es su trama sub-ideológica, "no tuerce brazos políticos", el mestizaje agrandó a medida que el colonialismo adherido a la europeidad, reinvadió con su cultura enajenadora. Se tizna desde la Vieja Granada el eje conspirativo, no adecenta la mácula de ayer y hoy el batiburrillo concentra poderes desde el inmortal Carabobo tierra de lo imposible y desde la misma pérfida Valencia donde atrinchera su oligarquía sucesora y sus oprobios ramilletes políticos; muchos de ellos tras la carátula político-partidista con una supuesta imparcialidad ideológica nada creíble ni aceptable, pero que funciona, actúa y tiene resultados conexos al desbarajuste regional, municipal y parroquial con inadecuados procedimientos no propios de la política central y anti-socialistas meramente dichos, no cuaja el ideal, no sube la nata.

Pero ocurre que el básico como periferia de la sociedad marginada sigue dispuesta desde lo constituyente a re conseguir una segura re independencia; esta vez con argumentos más concretos, reformulados desde el insigne pensamiento Robinsoniano, anclados en la región continental como fuere su proyecto original, aposta de cambiar restableciendo experiencias en la vida republicana que consoliden su ideal. Hoy a distinción de ayer se enmarca la neo condición del pueblo; y a pesar de acertadas críticas, es notoria la evolución en el campo socio-filosófico-político de un pueblo en pie de guerra asimétrica, que entiende que en ella cualquier factor perturbador puede ser desvanecido desde el arte de la perspicaz política.

Hay razones de fuerza ideológica que desestiman se repita la traición definitiva, puede que alboroten, hagan bulla y hasta se imagen triunfo, pero el robustecimiento revolucionario se afianza, tiene altos y bajos, común y propio de la lucha, Valencia es su núcleo, pero ello no indica que sea imperecedera, es circunstancialmente coyuntural y como tal tiene tiempo definido, finito, los que de momento están en esa jugada son el residual y el propio pueblo se encargará de desenmascárales y de sacarles de las filas revolucionaria. Dicen proverbios: Goza del sol mientras dure-El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol-Habla para que yo te conozca: El Pueblo.-

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 306 veces.



Omar Ignacio Pinto


Visite el perfil de Omar Ignacio Pinto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Ignacio Pinto

Omar Ignacio Pinto

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270321.htmlCd0NV CAC = Y co = US