La cuestión editorial

No cabe duda que los imperios, en materia de hegemonía, se han valido y se valen de todos los medios para imponer sus ideas, mejor dicho, para subyugar a sus vasallos. Es decir, para esclavizar a los jornaleros o, para robarle su trabajo o, imponer impuestos que arruinen a los obreros o, aplicar sanciones a otros estados, entre las actuaciones propias de los dueños de las tierras, de las industrias, en general de los amos dinero. Cuando afirmo que los absolutismos se sirven de todos los medios para imponerse, quiero expresar que los imperialistas utilizan los dispositivos que actúan sobre la psiquis de las personas para alienarlos o manipularlos.

La historia nos revela que una de las herramientas de las que se han valido y se vale el imperio es el arte en todas sus manifestaciones. Los juglares recorrían pueblos cantando o recitando églogas de alabanzas a los caballeros que combatían para conquistar nuevos reinos. Uno de los mejores ejemplos es el "Cantar del Mío Cid", un cantar épico de gesta que relata las hazañas del cruzado castellano Rodrigo Días de Vivar. Se sabe que el Sacro Imperio Románico Germánico se mantuvo por 844 años (962-1806) y, además de las armas para conformar un estado supranacional (globalización) en la Europa central, para esto se valió de la pintura, de la escultura, de la dramaturgia y de la literatura como una forma de imponerse sobre otras culturas.

Si se revisa la iconografía cristiana nos daremos cuenta que la pintura de los santos sirvió como medio de instrucción e imposición de la religión católica. En los pasados siglos y actualmente se observaron y se observan cuadros alegóricos en las paredes, techos y cúpulas decoradas, vitrales en las ventanas y mosaicos en los pisos de las iglesias, donde se muestran escenas del viejo y del nuevo testamento. Por lo general, se exponen aquellas que inciten el sentimiento de piedad, temor, aflicción y misericordia del observador con la finalidad de manipular el estado de ánimo. Una manera de crear en el feligrés cierta culpabilidad por el sacrificio de aquellos mártires por los pecados ajenos. Otras pinturas generan en los espectadores sensación de terror o temor ante lienzos que representen escenarios apocalípticos frente a las calamidades, las mismas que pudiera sufrir un pecador durante su sempiterna estadía en el infierno. De manera similar se utiliza la escultura, como en el caso de "La piedad" de Miguel Ángel donde el artista representa en la talla de mármol a una bella y hermosa joven abatida (la virgen María) sosteniendo en el regazo el cadáver de su hijo Jesús cuando lo bajan de la cruz. Evidentemente, la escultura aspira manifestar el estado de ánimo de una madre, pretendiendo transmitir al mirón una impresión de tristeza y de dolor, los mismos que sentiría una madre ante un lúgubre acontecimiento como este.

No solo el canto, la pintura y la escultura le sirvieron al Imperio Románico Germánico para manipular a sus vasallos, también la dramaturgia fue utilizada y se utiliza actualmente para manipular a los sojuzgados. Indudablemente, la liturgia de la misa es una sorprendente obra de teatro cuya puesta en escena está en manos de veteranos y consumados artista. Mi condición de ateo me ha permitido analizar, bien a través de la tv o personalmente en alguna modesta iglesia o en una lujosa catedral, la actuación de sacerdotes u obispos en el escenario (el altar de una iglesia) revestidos con los paramentos de ocasión. En cierta oportunidad percibí a un obispo cubierto con una mitra algo cónica, envuelto en un rimbombante ropaje con ciertos visos de oro que le desdibujaba su forma humana, tal como se engalanaban los antiguos faraones egipcios. Cuando lo atisbé en tabernáculo manipulando los instrumentos sagrados lo asocié con una especie de dios terrenal en actitud sobrenatural, moviendo sus manos y brazos de forma algo mágica que me recordó algún prestigiador o un chamán de las antiguas tribus. Presumí que era la forma de encarnar el dogma de la obediencia y de la sumisión en una magistral actuación que la envidiaría cualquier actor de teatro. Al lado del altar vislumbré a varios cardenales sentados a ambos lados, cada uno con sus vestiduras similares a los del oficiante de la misa. Todo esto la asocié a una tenebrosa reunión de los miembros racistas del tétrico ku klux klan. Un buen montaje para impresionar y manipular a los asistentes a la casa de dios.

No cabe duda que otros de los instrumentos de los que se valió el Imperio Románico Germánico fue la literatura en sus diversas acepciones: poesía, novela, cuento o ensayo. No cabe duda que La Biblia fue un elemento de gran utilidad para la imposición del catolicismo o largo del planeta. En tal documento, tanto del viejo como el nuevo testamento, se describen escenas de todo tipo que pueden generar sentimiento de piedad, terror, sumisión, obediencia, ira hacia los semejantes, en los versículos escritos con fines inconfesables. Así mismo, muchos fueron y son los autores mercenarios que escriben novelas, cuentos y ensayos para influir a través de la lectura en la psiquis de los lectores creyentes. En esto radica parte del éxito de la proliferación de las iglesias católicas y cristianas.

La literatura ha influenciado de manera notoria en la mente de los leyentes tantos niños(as), jóvenes y adultos(as). La monarquía y la aristocracia le mostraron a los lectores el dispendioso estilo de vida a través de los libros de caballería y de los cuentos de hadas, donde los reyes, príncipes, princesas, hidalgos, duques, marqueses y nobles son los personajes centrales (los buenos) de las novelas y de los relatos. Quien haya leído las obras de Cervantes habrá notado que la mayoría de sus libros se ambientan en los grades palacios, al igual que las obras de teatro de Shakespeare. Sencillamente, la literatura vende estilos de vida y en aquellos tiempos se difundían los hábitos de la aristocracia y de la nobleza.

De todo esto aprendió el imperio yanqui y hoy dispone de la mayor cadena de medios para influenciar a los habitantes de todo el planeta. Las mass media globalizada habilita una de las mejores armas del imperio. Esta es la industria editorial donde autores mercenarios escriben alabanzas para manipular la mente de millones y millones de seres. De esta manera propaga un estilo de vida además, también utiliza el libro para denigrar de todo aquello que se oponga a la sumisión imperial. Ya lo había hecho el Imperio Románico Germánico y cuando aparecía algún texto que contradijera los principios de la sacrosanta iglesia este era sometido a las llamas depurativas de la inquisición. El imperio no solo domina por medio de las armas, la gastronomía, la moda, la prensa, la televisión, las redes cloacales, el cine, también ejerce su supremacía a través de la literatura, bien sea mediante cuentos, novelas y ensayos. Todo material escrito sirve para inocular en la mente mentiras para sojuzgar. Aquellos lectores que han leído alguna de las novelas llamadas Best Seller notarán que en dichas obras se destacan los ricos quienes son los buenos e inteligentes, quienes dirigen grandes consorcios industriales o avaros bufetes de abogados; los malos son los pobres, los negros, latirnos y emigrantes en general. Los mismos que comercializan las drogas, la prostitución, practican los vicios y el sicariato, sin faltar las infidelidades y traiciones. Si la novela o ensayo es de tipo político, orienta al lector a aceptar que el mejor modelo es el neoliberal y el peor es aquel que se opone a las decisiones del Departamento de Estado de EEUU o a las medidas provenientes de las empresas financieras, energéticas e industriales globalizadas.

Es imperioso que el gobierno del presente MM tome las medidas pertinentes para reactivar la edición, publicación, distribución y venta de libros, dado que es el medio (el libro) para que Venezuela difunda en el mundo los avances de la revolución bolivariana. Se deben preparar autores para que a través de ensayos, cuentos, novelas y poesías seamos capaces de influenciar sobre los lectores. Una de las maneras de formar mentes socialista capaces de continuar el proceso iniciado por mi comandante Chávez y perpetuado por el presidente obrero MM. Si se gastan dólares para pagar a peloteros y artistas extranjeros, divisas que no regresan al país, se debería disponer de una partida para reactivar la industria editorial. Nos corresponde usar las mismas armas del capitalismo para combatirlo. Se debe ideologizar a nuestros(as) jóvenes y de esta manera consolidar el proceso, así lo hizo Rusia, China y Cuba. Sin hombres y sin mujeres socialistas nunca alcanzaremos el socialismo. "Nada se hace cuando aún falta que hacer", esto le escribió el general Simón, en una carta dirigida a José Rafael Revenga en abril de 1826. Y en Venezuela falta mucho por hacer. Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 688 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a252330.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO