Tubazo: Fosforito podría presidir Misión Lenguaje de Señas

El Presidente Maduro dejo ver que él le propondría a la Asamblea Nacional Constituyente Originaria -ANCO- incluir constitucionalmente las misiones y además crear una nueva Misión Lenguaje de Señas -MLS- seguramente de alcance internacional, inclusive, para mandarle un mensajito a Trump (hijo del Samuel alias Sam), a Santos de Colombia (sobrino) y a Peña Nieto (obvio, nieto del tristemente afamado personaje de marras).

Quizás Maduro tiene en mente designar a Fosforito como la encargada de transmitir la seña internacional, por su elocuencia maravillosa, a los tres sujetos citados y quienes se hacen los sordos cuando Venezuela les dice que somos una Patria soberana e independiente de tutelaje alguno.

Por lo demás y en otro sentido, magnífica esa iniciativa de inclusión y de progreso que aplaudo para con nuestros compatriotas; el atender las deficiencia cognitivas, visuales, auditivas y otras discapacidades no es suficiente sino que Maduro también debería disponer atención especializada para el otro extremo, los niños superdotados, que los hay y en no poca proporción, a tal fin de aprovechar óptimamente y de manera adecuada la súper inteligencia de estos referidos mocosos; eso sería un buen "rempujón" hacia el socialismo bolivariano y chavista, estoy seguro de eso.

Corresponde al Estado Socialista Bolivariano y Chavista la responsabilidad de establecer políticas, programas y proyectos que tiendan a mejorar la formación que reciben esos muchachitos.

En todo el mundo existen niños especiales pero cada país tiene sus propias estadísticas, sus propias estrategias para enfrentar ese problema y, lógicamente, sus propios resultados y creo que Maduro lo ha entendido muy bien, por lo que es de felicitar tal iniciativa.

Pero si bien felicito a Maduro por tal iniciativa antes citada, también hay que criticarlo por no haber dado asomo de proponer un manicomio especial para atender clínicamente a la Conferencia Episcopal Venezolana Escuálida -CEVE- y al resto de la MUD, si consideramos que el escualidismo es una nueva enfermedad mental en Venezuela.

¿Qué podríamos hacer con esa pila de locos sueltos una vez instalada la ANCO, acaso no es mejor tratar de curarlos para ver si al menos se logra reinsertarlos a la sociedad?

Por supuesto que a los irrecuperables hay que mandarlos en cambote para Miami.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 610 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249966.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO