En el nombre de Dios

Yahveh o Jehová, Allah, Yemanyá, Krishna, Siddhartha Gautama, Lao Tse y Jesús se reunieron ayer 19 de Abril con Chávez. Sí, el Concejo Mayor de Dioses desde el cielo en pleno decidió no solo elevar a Chávez a tan distinguido ente rector de la humanidad, sino que lo nombraron unánimemente Presidente atemporal de dicho órgano celestial.

Por su parte Chávez, destacó: “Modestamente, me siento conmovido por dicho nombramiento, siento que realmente sólo soy un soldado, un servidor de la causa humana en la tierra” también aseveró que: “Este nombramiento, de alguna manera, me alegra, porque podemos unir fuerzas por la Paz, ante el inminente peligro que atraviesa la humanidad por la amenaza imperial. Quienes, en su intento desesperado ante la inevitable caída de su modelo económico depredador (el capitalismo), intenta instaurar un “nuevo orden mundial” con terribles saldos de bajas humanas, sobre todo en el denominado “nuevo mundo” donde se encuentra la esperanza, y las mayores reservas de vida, natural, mineral biodiversidad y de sentimientos humanos que alberga el planeta”.

El Comandante en su discurso que fue transmitido en cadena planetaria, por las ondas de los sueños a la tierra, dijo que su palabra en vida, en la tierra fue un intento por hermanar a los seres humanos, clamar por el cese de las guerras colonialistas, evitar que continúe el saqueo que impera desde hace más de quinientos (500) años en las tierras nuestroamericanas y africanas. “Las guerras no pueden seguir siendo el motor principal de la economía, ese es un modelo diabólico que debemos derrotar”. Dijo a sus pares en el Concejo Celestial. Expresó su agrado por la inclusión de la mujer en dicho Concejo, refiriéndose a Yemanyá, la diosa africana de las aguas como se le conoce en su deidad, así también expresó su alegría por la debida inclusión de Krishna como miembr@ de la diversidad sexual, a Jesús y Allah los exortó a incrementar esfuerzos por evitar la “guerra santa” que viene implantando el imperio norteamericano en el Medio Oriente, similar a las guerras civiles que pretenden en Nuestramérica, y a la guerra racial entre blancos y afrodecendientes que los imperiales vienen aupando en los propios Estados Unidos. “Es parte de un plan, un plan macabro cuya influencia diabólica vamos a derrotar”. Dijo.

En cuanto a los acontecimientos en la República Bolivariana de Venezuela, expresó “Mi amada Venezuela, mi amada patria la hija predilecta de Bolívar, con esa gran concentración en la avenida Bolívar dio otra muestra más de Amor a la causa humana, una muestra innegable de resistencia pacífica ante los feroces ataques, desmedidos de la derecha internacional con sus diabólicos lacayos, apátridas. Quienes cegados por el odio y la violencia inoculada desde los medios de comunicación, desde las redes virtuales de información, invocan la muerte, la desolación y el dolor contra un pueblo; que a pesar del hambre y todos los males que las fuerzas imperiales le intentan imponer a los pueblos del mundo y, con particular inhumanidad a nuestro bravo pueblo de Venezuela, este se mantiene firme, de pie, marchando en paz. Convencido de que otra vida, otro modelo es posible: el socialismo.” Insistió que, tal como lo dijo en la tierra, todas las desgracias que acontecen en los pueblos soberanos, libres de Nuestramérica son producto de la injerencia del viejo y del nuevo Colonialismo salvaje, que aún sigue pretendiendo el saqueo, la muerte y la destrucción como futuro.

Para finalizar, hizo un llamado especial a su hijo Nicolás Maduro y a todo nuestro pueblo a no dejarse caer en la provocación de la violencia. La guerra es la trampa, es lo que el enemigo pretende para intervenirnos. Es su vieja estrategia para apoderarse del destino de los pueblos libres. El pueblo que se concentró, esa marea roja que desbordó las calles el 19 de Abril, es la mejor muestra de que no estamos equivocados: “Nuestra victoria es siempre la Paz”. “Nicolás te envío un fuerte mensaje cargado de optimismo, de solidaridad, de esperanza”. Dijo. “Pensé que lo dirías en tu discurso, todo lo que hicimos para sacar al pueblo venezolano de las tinieblas, de las catacumbas donde lo tenían sumergido, y a donde lo quieren devolver, quedó escrito. Hicimos un enorme esfuerzo por dejar evidencia escrita, desde el Libro Azul, la Constitución Bolivariana, nacida de las entrañas del pueblo, hasta el Plan de la Patria, allí están nuestras fuerzas históricas concentradas, vivas, pero más allá, está el ejemplo que pudimos dar en vida”.

Continúo dirigiéndose a Nicolás y al pueblo todo: “Considero que lo más importante es el ejemplo que le hemos enviado al mundo desde 1998, cuando le ganamos las elecciones a la oligarquía rancia de Venezuela, un poco desde antes, desde Yare, cuando escribimos el libro Azul, nos propusimos transformar las viejas y carcomidas estructuras del Estado Nación que por mandato imperial, saqueaba y esclavizaba a nuestro pueblo. Recuerdo que nos propusimos un lapso de 20 años. Bueno, Nicolás, creo que lo logramos, con todos los errores, con todas las fallas, con todas las dificultades que aún faltan por superar, sin duda alguna, transformamos la realidad venezolana, y tal vez, la realidad de los pueblos humildes de nuestro continente que hoy aspiran la libertad, la paz y la vida como futuro”.

Enfatizó, “En el 2019 se cumplen esos 20 años de revolución en el gobierno. Y también recuerda Nicolás, recuerden todas y todos el Ciclo Bicentenario de la historia, son exactamente 200 años desde cuando en 1819, allá en Angostura, -hoy el Arco minero-, nuestro General en Jefe Simón Bolívar decretó la Tercera República. Considero, las y los Venezolanos, los nuestros, los revolucionarios, los Chavistas, pero los opositores también, esos que, lamentablemente, aún no creen en nosotros, esos engañados por una pequeña dirigencia tarifada desde Washington.

También a ellos tenemos que convocarlos. Primero, deben revisar la historia, entender de dónde venimos como Nación, son causas y causes viejos los que nos traen a éste ahora. Consideren todas y todos los Patriotas, los que en verdad aman la Patria Bolivariana, la Matria Grande, la coincidencia histórica del tiempo en el ciclo bicentenario de la Revolución Bolivariana, esa historia nos habla, nos reclama refundar la Patria y en nuestro proyecto que es el mismo: la Revolución, como ya lo dije, ya vamos a cumplir los 20 años de transformación que nos propusimos. Nicolás, convoca al pueblo todo, a las y los Patriotas, a la gente buena de todo el pueblo, que es la mayoría, a un Proceso Constituyente. Para que juntos como hermanos que son, hijas e hijos de éstas tierras sagradas, construyan sobre las bases Bolivarianas, Chavistas que hemos sembrado, la VI República, “la más poderosa Nación, no más que por su gran extensión y riquezas por su libertad y su gloria”. Como dijera nuestro padre, siempre amado Simón Bolívar. Es la hora, es la vía, tal vez el único camino para continuar la vida en Paz en concordia Nacional. Como lo señaló mi General Jacinto Pérez Arcay. Es una necesidad terminar de abolir el viejo Estado Burgués que se niega a morir, y edificar sobre las bases de las misiones, del amor de la solidaridad que hemos sembrado un Estado Comunal verdadero, acorde a los nuevos tiempos, capaz de confrontar los peligros del nuevo colonialismo y su tecnología que está y siempre estará al acecho de nuestros recursos, de nuestras riquezas. Es necesario prudente actualizar los poderes del Estado Nación para contrarrestar las ambiciones de las transnacionales. Considéralo como un llamado que desde el cielo les hago.

INDEPENDENCIA Y MATRIA SOCIALISTA

VENCEREMOS


creactivonomada@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 323 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a244543.htmlCd0NV CAC = , co = US