Proyecto introducido en la Asamblea Nacional

Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión

PROYECTO DE LEY SOBRE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EN RADIO Y TELEVISIÓN

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

ARTÍCULO 1. OBJETO

Esta Ley tiene por objeto desarrollar las normas y principios contenidos en la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, en la Ley Orgánica de Educación, en la Ley Orgánica de Salud y en la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, para garantizar que a través de los servicios de divulgación se contribuya al desarrollo social, cultural y económico de la sociedad venezolana y, en particular, al desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes, a los fines de lograr el necesario equilibrio entre los deberes, derechos e intereses de las personas, de los prestadores de servicios de divulgación y sus relacionados.

ARTÍCULO 2. ÁMBITO DE APLICACIÓN OBJETIVA

Las disposiciones de la presente Ley se aplican a toda imagen o sonido cuya recepción tenga lugar dentro del territorio de la República Bolivariana de Venezuela, y que sea difundido a través de los siguientes servicios de divulgación públicos o privados en Venezuela:

1. Servicios de Divulgación Audiovisual: televisión abierta UHF, televisión abierta VHF, televisión abierta comunitaria de servicio público sin fines de lucro y de difusión por suscripción.

2. Servicios de Divulgación Sonora: radiodifusión sonora en amplitud modulada (AM), radiodifusión sonora en frecuencia modulada (FM), radiodifusión sonora por onda corta, radiodifusión sonora comunitaria de servicio público sin fines de lucro y de difusión por suscripción.

Los servicios de difusión por suscripción se ajustarán a las previsiones de esta Ley, de conformidad con lo establecido en la Sección Segunda del Capitulo VII del Título III.

Los reglamentos que desarrollen esta Ley pueden reconocer de manera específica otras modalidades que pudieran surgir como medio de telecomunicación audiovisual que se encuadren en el ámbito de esta Ley.

ARTÍCULO 3. INTERÉS PÚBLICO

La difusión de contenidos a través de los servicios de divulgación se regula por razones de interés público, en virtud de su trascendencia e impacto en materia social, cultural, política, económica y de seguridad nacional.

ARTÍCULO 4. ORDEN PÚBLICO Y COMPETENCIA

Las disposiciones de esta Ley son de orden público. Todo acto contrario a ellas es nulo y no producirá efecto alguno.

La materia a que se refiere esta Ley es de la competencia exclusiva del Poder Público Nacional.

ARTÍCULO 5. OBJETIVOS GENERALES

Los objetivos generales de esta Ley son:

1. Garantizar que las familias y las personas en general cuenten con los mecanismos jurídicos que les permitan desarrollar en forma adecuada el rol y la responsabilidad social que les corresponde como audiencia, en colaboración con los prestadores de servicios de divulgación y con el Estado.

2. Garantizar el respeto a la libertad de expresión e información, sin censura, dentro de los límites propios de un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia y con las responsabilidades que acarrea el ejercicio de dicha libertad, conforme a la Constitución, los tratados internacionales ratificados por la República en materia de derechos humanos y la ley.

3. Garantizar el efectivo ejercicio y respeto de los derechos humanos, en particular, los que conciernen a la protección del honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación y al acceso a una información oportuna, veraz e imparcial, sin censura.

4. Garantizar la difusión de información y materiales dirigidos a los niños, niñas y adolescentes que sean de interés social y cultural, encaminados al desarrollo progresivo y pleno de su personalidad, aptitudes y capacidad mental y física, el respeto a los derechos humanos, a sus padres, a su identidad cultural, a la de las civilizaciones distintas a las suyas, a asumir una vida responsable en libertad, y a formar de manera adecuada conciencia de comprensión humana y social, paz, tolerancia, igualdad de los sexos y amistad entre los pueblos, grupos étnicos, y personas de origen indígena y, en general, que contribuyan a la formación de la conciencia social de los niños, niñas, adolescentes y sus familias.

5. Garantizar la difusión de producciones nacionales y producciones nacionales independientes, y fomentar el desarrollo de la industria audiovisual nacional.

6. Garantizar el equilibrio entre los deberes, derechos e intereses de las personas, de los prestadores de servicios de divulgación y sus relacionados.

7. Garantizar la difusión de los valores de la cultura venezolana en todos sus ámbitos y expresiones.

8. Garantizar las facilidades para que las personas con discapacidad auditiva puedan disfrutar en mayor grado de la difusión de contenidos.

9. Promover la participación activa y protagónica de la ciudadanía para hacer valer sus derechos y contribuir al logro de los objetivos consagrados en la presente Ley.

ARTÍCULO 6. PROHIBICIÓN DE CENSURA Y EXIGIBILIDAD DE RESPONSABILIDADES ULTERIORES

Se prohíbe establecer censura, sin perjuicio del deber del Estado de establecer las responsabilidades ulteriores derivadas del ejercicio de las libertades de expresión y de información, de conformidad con la Constitución y la ley, a los fines de garantizar:

1. El respeto al derecho al honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad, reputación y los demás derechos humanos.

2. La protección de la seguridad nacional, el orden público, la salud y la moral pública; y

3. La protección integral de los niños, niñas y adolescentes.

ARTÍCULO 7. PRINCIPIO DE INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN A FAVOR

Las personas en su condición de usuarios de los servicios de divulgación se consideran débiles jurídicos, en consecuencia:

1. Cuando exista dos o más disposiciones o leyes que regulen una misma situación, se aplicará aquella que más favorezca a los usuarios de los servicios de divulgación.

2. Cuando sobre una misma norma existan dos o mas interpretaciones posibles, se acogerá la interpretación que más favorezca a los usuarios de los servicios de divulgación.

PARÁGRAFO ÚNICO: Además de lo enunciado en este artículo, en la interpretación y aplicación de la presente Ley es de obligatoria observancia los principios consagrados en esta materia en los tratados internacionales suscritos y ratificados por la República Bolivariana de Venezuela, la Constitución y la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente.

ARTÍCULO 8. DEFINICIONES

A los fines de la presente Ley, se establecen las siguientes definiciones:

1. ANUNCIANTE: persona natural o jurídica, pública o privada, que contrata por cuenta propia o través de un tercero con un prestador de un servicio de divulgación, espacios en la programación para la difusión de publicidad o propaganda.

2. AUDIENCIA: público potencialmente receptor de los contenidos difundidos a través de los servicios de divulgación.

3. CONTENIDO: toda imagen o sonido de los programas, promociones, publicidad o propaganda que se difunde a través de los servicios de divulgación previstos en esta Ley.

4. DISCRIMINACIÓN BASADA EN EL GÉNERO: cualquier tratamiento desigual fundado en el género de las personas, que tenga como intención u objeto anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad de sus derechos y libertades, entre ellas:

a) Las alusiones negativas o degradantes sobre el papel y naturaleza de las mujeres o de los hombres dentro de la sociedad.

b) Mostrar como natural o normal la violencia y las agresiones en las relaciones personales entre ambos géneros.

c) Presentar estereotipos de los roles de género basados en desigualdad intelectual o emocional entre ambos sexos, que implique para cualquiera de ellos un supuesto impedimento para el desempeño de ocupaciones, funciones y responsabilidades en diferentes circunstancias, dentro del hogar o en la sociedad en general.

d) Denigrar de la pluralidad de las estructuras familiares, especialmente acerca de matrimonios entre personas de razas diferentes, padres y madres solteras, uniones estables de hecho, hijos e hijas provenientes de diferentes matrimonios y uniones, matrimonios o uniones sin hijos o hijas, personas con hijos o hijas adoptados, así como de las circunstancias resultantes de divorcios y separaciones.

5. ELEMENTO CLASIFICADO: contenidos de sexo, lenguaje, salud y violencia cuya difusión se regula en esta Ley.

6. EMISOR: persona natural que, en virtud de una relación laboral o contractual, comunica contenidos difundidos a través de un servicio de divulgación, mediante la utilización de su voz o imagen. Se excluye de la presente definición a las personas en cuanto a su desempeño como actores, modelos, invitados y público participante.

7. ENFOQUE DE GÉNERO: tratamiento de los sexos masculino y femenino.

8. ESPACIO: segmentos de tiempo de transmisión que el prestador de servicios de divulgación comercializa para difundir la publicidad, las promociones o los programas de terceros.

9. INFOCOMERCIAL: aquella publicidad o propaganda que excede de quince (15) minutos consecutivos.

10. PRESTADOR DEL SERVICIO DE DIVULGACIÓN: persona natural o jurídica pública o privada que presta cualquiera de los servicios de divulgación contemplados en el artículo 2 de esta Ley, dentro de la República Bolivariana de Venezuela.

11. PRODUCCIÓN NACIONAL: aquellos programas, publicidad o propagandas en cuya creación, dirección, producción y post-producción se pueda evidenciar la presencia de capital, locaciones, valores de la cultura venezolana, autores, directores, personal artístico y personal técnico venezolano. La determinación de los elementos concurrentes necesarios para certificar una producción como nacional será establecida por el Instituto Nacional de Radio y Televisión a través de las normas técnicas correspondientes.

12. PRODUCCIÓN NACIONAL INDEPENDIENTE: aquellos programas de producción nacional cuya creación, realización y post-producción haya sido realizada por un Productor Nacional Independiente.

13. PRODUCTOR NACIONAL INDEPENDIENTE: toda persona natural de nacionalidad y domicilio venezolano o persona jurídica privada de domicilio venezolano, dedicado a la realización de producciones nacionales, que cumpla con los requisitos previstos en la presente Ley.

14. PROGRAMA: unidad conceptual difundida a través de un servicio de divulgación y cuyo objetivo es informar, comunicar ideas u opiniones, educar o entretener.

15. PROMOCIÓN: unidad conceptual difundida a través de un servicio de divulgación, cuyo objetivo es anunciar y promover los programas o infocomerciales a ser difundidos por el mismo prestador del servicio de divulgación, así como la identificación de éste o sus mensajes institucionales.

16. PROPAGANDA: unidad conceptual difundida a través de un servicio de divulgación, cuyo objetivo es promover de forma directa o indirecta ideas, pensamientos, conceptos, ideologías o doctrinas, o promover la imagen institucional del anunciante que propaga este tipo de contenidos.

17. PUBLICIDAD: unidad conceptual difundida a través de un servicio de divulgación, cuyo objetivo es promover de forma directa o indirecta la provisión o suministro de bienes o servicios, a título oneroso o gratuito, o promover la imagen institucional del anunciante que ofrece los mismos.

18. PUBLICIDAD POR EMPLAZAMIENTO: es aquella publicidad que permite identificar directa o indirectamente productos o servicios de determinada marca, utilizados o mencionados durante programas, en situaciones donde no se está realizando expresamente una publicidad o propaganda. Se excluye de esta definición las situaciones donde la identificación de una marca o producto sea evidentemente casual.

19. RELACIONADOS: los anunciantes y los emisores.

TÍTULO II

DE LOS DEBERES Y DERECHOS

CAPÍTULO I

De los deberes y derechos de las personas

ARTÍCULO 9. DEBERES DE LAS PERSONAS

En materia de la difusión de contenidos a través de los servicios de divulgación, toda persona tiene el deber de:

1. Denunciar ante las autoridades competentes los presuntos incumplimientos a los tratados internacionales en materia de derechos humanos ratificados por la República, a la presente Ley, sus reglamentos y demás normativa que regule la difusión de contenidos a través de los servicios de divulgación.

2. Velar por que los niños, niñas y adolescentes que se encuentren bajo su patria potestad, representación o responsabilidad, no estén expuestos a contenidos inadecuados para su edad, desarrollo integral y salud física y mental. Asimismo, velar por que reciban una adecuada educación crítica hacia los contenidos difundidos.

3. Velar por que los servicios de divulgación comunitarios de servicio público de su comunidad y aquellos que sean controlados por personas jurídicas públicas, se ajusten a las normas especiales derivadas de la Constitución, la presente Ley y demás normativa aplicable.

4. Participar activamente en las consultas promovidas por las autoridades competentes, en función a sus intereses.

5. Los demás que se deriven de la Constitución, las leyes, los reglamentos y demás normas aplicables.

ARTÍCULO 10. DERECHOS DE LAS PERSONAS

En materia de la difusión de contenidos a través de los servicios de divulgación, se les reconocen a las personas el goce y ejercicios irrenunciables, indivisibles e interdependientes de los siguientes derechos humanos:

1. Exigir la vigencia plena y efectiva de sus derechos y garantías establecidas en la Constitución, en la presente Ley y demás normativa aplicable.

2. Que la comunicación sea libre y plural de conformidad a lo previsto a la Constitución y la ley.

3. Recibir contenidos edificantes y adecuados para su desarrollo integral.

4. La protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación, así como el respeto a la libertad de expresión.

5. Elaborar propuestas y participar activamente en las consultas promovidas por las autoridades competentes.

6. Asociarse libremente en comités de usuarios de radio y televisión para la defensa de sus derechos e intereses establecidos en la Constitución, las leyes y demás normativa aplicable.

7. Ejercer el derecho de réplica y rectificación por informaciones inexactas o agraviantes que afecten directamente sus derechos e intereses, según lo establecido en la Constitución y las leyes.

8. Recibir sin censura información oportuna, veraz e imparcial.

9. Obtener de los prestadores de servicios de divulgación, previamente a su difusión, los anuncios referentes a los programas y a los infocomerciales, en los términos que establece esta Ley y sus reglamentos.

10. Que sus peticiones y denuncias sean recibidas, tramitadas y respondidas oportunamente por los órganos competentes, según lo establecido en esta Ley, sus reglamentos y demás normativa aplicable.

11. Que sus reclamos sean recibidos y respondidos oportunamente por los prestadores de servicios de divulgación, según lo establecido en esta Ley, sus reglamentos y demás normativa aplicable.

12. Realizar investigaciones, estudios, encuestas y sondeos de opinión acerca de las preferencias, opiniones, impactos e implicaciones de los mismos.

13. Recibir educación crítica para aprender a buscar, seleccionar y recibir contenidos adecuados para su desarrollo integral.

14. Que los servicios de divulgación incorporen subtítulos, traducción a la lengua de señas venezolanas, así como otras medidas necesarias para garantizar el derecho a la integración para las personas con discapacidad auditiva.

15. Los demás que se deriven de la Constitución, las leyes, los reglamentos y demás normativa aplicable.

PARAGRAFO ÚNICO: Los derechos reconocidos en el presente artículo serán protegidos cuando se amenace o viole los derechos e intereses legítimos, personales y directos de las personas, así como cuando se trate de derechos e intereses colectivos o difusos, de conformidad con el artículo 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

CAPÍTULO II

De los deberes y derechos de los prestadores de servicios de divulgación

ARTÍCULO 11. DEBERES DE LOS PRESTADORES DE SERVICIOS DE DIVULGACIÓN

Sin perjuicio del rol orientador y participativo que corresponde a la familia en una sociedad democrática, todos aquellos que presten los servicios de divulgación tienen el deber de:

1. Respetar los derechos y garantías de toda persona derivados de la Constitución, las leyes, los reglamentos y demás normativa aplicable y, en particular, el derecho que toda persona tiene a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación.

2. Colaborar en el desarrollo social, cultural y económico de la sociedad venezolana y, en especial, al desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes, de acuerdo con los principios y objetivos consagrados en la Constitución y en las leyes.

3. Cumplir con las disposiciones de la presente Ley.

4. Fomentar los valores de la cultura venezolana en todos sus ámbitos y expresiones.

5. Incorporar subtítulos y traducción a la lengua de señas venezolanas, así como otras medidas necesarias para garantizar el derecho a la integración para las personas con discapacidad auditiva, de conformidad a lo establecido en la Constitución y la ley.

6. Realizar los anuncios a la audiencia sobre sus programas e inforcomerciales, de manera oportuna y conforme a las disposiciones de la presente Ley y sus reglamentos, a fin de brindar orientación, particularmente a los padres, madres, representantes y responsables de niños, niñas y adolescentes, en la selección de los programas.

7. Entregar al Instituto Nacional de Radio y Televisión los informes sobre la difusión de los programas especialmente dirigidos a niños, niñas y adolescentes, según se establezca por norma técnica.

8. Entregar al Instituto Nacional de Radio y Televisión los informes sobre la difusión de los programas, publicidad y propaganda de producción nacional, según se establezca por norma técnica.

9. Entregar al Instituto Nacional de Radio y Televisión los informes sobre la difusión de los programas de producción nacional independiente, según se establezca por norma técnica.

10. Cumplir las decisiones que, de conformidad con esta Ley, sus reglamentos y demás normativa, dicten los Tribunales de Protección del Niño y del Adolescente, el Instituto Nacional de Radio y Televisión, y demás autoridades competentes.

11. Colaborar con los funcionarios de los órganos a los que se refiere el numeral anterior para el mejor cumplimiento de sus funciones.

12. Cumplir con las obligaciones derivadas de las citaciones, convocatorias y requerimientos de información que se les hagan de conformidad con esta Ley.

13. Conservar a disposición del Instituto Nacional de Radio y Televisión, toda la información que éste pueda requerir, de conformidad con esta Ley, sus reglamentos y demás normativa, para el ejercicio de sus competencias.

14. Respetar y garantizar el derecho de réplica y rectificación, de conformidad con lo previsto en la Constitución y la ley.

15. Recibir y responder oportunamente los reclamos que les sean presentados, en un plazo que no puede exceder de treinta días (30), según lo establecido en esta Ley y sus reglamentos.

16. Pagar oportunamente los tributos legalmente establecidos.

17. Los demás que se deriven de la Constitución, las leyes, los reglamentos y normativa aplicable.

ARTÍCULO 12. DERECHOS DE LOS PRESTADORES DE SERVICIOS DE DIVULGACIÓN

Todos aquellos que presten servicios de divulgación tienen derecho a:

1. Exigir la vigencia plena y efectiva de sus derechos y garantías establecidas en la Constitución, en la presente Ley y demás normas aplicables.

2. Difundir contenidos sin censura, dentro de los límites establecidos en la Constitución, los tratados internacionales en materia de derechos humanos ratificados por la República y la ley.

3. Estructurar libre y responsablemente su programación, seleccionando los programas, promociones, publicidad y propaganda a ser difundidos, sin más restricciones u obligaciones que las establecidas en la Constitución y la ley.

4. Elaborar propuestas y participar activamente en las consultas promovidas por las autoridades competentes.

5. Que sus peticiones y denuncias sean recibidas, tramitadas y respondidas oportunamente por los órganos competentes, según lo establecido en la ley, reglamentos y demás normas aplicables.

6. Los demás que se deriven de la Constitución, las leyes, los reglamentos y demás normas aplicables.

CAPÍTULO III

De los deberes y derechos de los relacionados

ARTÍCULO 13. DEBERES DE LOS RELACIONADOS

Los relacionados con la difusión de contenidos a través de los servicios de divulgación tienen el deber de:

1. Respetar los derechos y garantías de toda persona derivados de la Constitución, las leyes, los reglamentos y demás normativa aplicable y, en particular, el derecho de toda persona a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación.

2. Colaborar en desarrollo social, cultural y económico de la sociedad venezolana y, en especial, al desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes, de acuerdo con los principios y objetivos consagrados en la Constitución y en las leyes.

3. Fomentar los valores de la cultura venezolana en todos sus ámbitos y expresiones.

4. Cumplir con las disposiciones de la presente Ley.

5. Cumplir las decisiones que, de conformidad con esta Ley, sus reglamentos y demás normativa, dicten los Tribunales de Protección del Niño y del Adolescente, el Instituto Nacional de Radio y Televisión y demás autoridades competentes.

6. Colaborar con los funcionarios de los órganos a los que se refiere el numeral anterior para el mejor cumplimiento de sus funciones.

7. Cumplir con las obligaciones derivadas de las citaciones, convocatorias y requerimientos de información que se les hagan de conformidad con esta Ley.

8. Respetar y garantizar el derecho de réplica y rectificación, de conformidad con lo previsto en la Constitución y la ley.

9. Los demás que se deriven de la Constitución, las leyes, los reglamentos y normativa aplicable.

ARTÍCULO 14. DERECHOS DE LOS RELACIONADOS

Los relacionados con la difusión de contenidos a través de los servicios de divulgación tienen derecho a:

1. Exigir la vigencia plena y efectiva de sus derechos y garantías establecidas en la Constitución, en la presente Ley y demás normativa aplicable.

2. Expresar sus mensajes, ideas y opiniones a través de los servicios de divulgación, sin censura, dentro de los límites establecidos en la Constitución, los tratados internacionales en materia de derechos humanos ratificados por la República y la ley.

3. Elaborar propuestas y participar activamente en las consultas promovidas por las autoridades competentes.

4. Que sus peticiones y denuncias sean recibidas, tramitadas y respondidas oportunamente por los órganos competentes, según lo establecido en la ley, reglamentos y demás normativa aplicable.

5. Los demás que se deriven de la Constitución, las leyes, los reglamentos y normativa aplicable.

TITULO III

DE LA REGULACIÓN DE LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN AUDIOVISUAL Y SONORA

CAPÍTULO I

De las Definiciones

SECCIÓN PRIMERA. De los Elementos Clasificados difundidos a través de los servicios de divulgación

ARTÍCULO 15. ELEMENTOS SEXUALES EN LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN AUDIOVISUAL

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos sexuales en los servicios de divulgación audiovisual:

1. Elementos Sexuales Educativos:

a) Desnudez necesaria para la divulgación de información y conocimientos, especialmente dirigidos a la formación integral de niños, niñas y adolescentes en materia de salud, sexualidad, maternidad, paternidad, promoción de la lactancia materna y la enseñanza de expresiones artísticas.

b) Desarrollo temático expresado verbalmente, necesario para la divulgación de información y conocimientos, especialmente dirigidos a la formación integral de niños, niñas y adolescentes, en materia de salud, sexualidad, maternidad, paternidad y promoción de la lactancia materna.

2. Elementos Sexuales Moderados:

a) Manifestaciones o aproximaciones de carácter erótico que no incluyan actos o prácticas sexuales explícitas.

b) Mensajes sexuales implícitos sin finalidad educativa.

c) Desarrollo temático expresado verbalmente, necesario para la divulgación de información y conocimientos, dirigidos a la formación integral de las personas en general, en materia de salud, sexualidad, maternidad, paternidad y promoción de la lactancia materna.

3. Elementos Sexuales Fuertes:

a) Actos o prácticas sexuales reales o dramatizados en los cuales no se muestren los órganos genitales.

b) Mensajes sexuales explícitos.

c) Desnudez.

d) Hechos punibles dramatizados que impliquen conductas sexuales, tales como la violación, los actos lascivos, la explotación sexual, el abuso sexual, el acoso sexual y el incesto.

Los supuestos previstos en este numeral sólo son considerados como Elementos Sexuales Fuertes en la medida en que no se subsuman en los supuestos previstos en el numeral 4 de este artículo.

4. Elementos Sexuales Pornográficos:

a) Actos o prácticas sexuales reales o dramatizados en los cuales se muestren los órganos genitales de las personas.

b) Actos o prácticas sexuales reales o dramatizados en los cuales se amenace o viole el derecho a la vida, la salud y la integridad personal, o se menoscabe la dignidad humana.

c) Hechos punibles reales que impliquen conductas sexuales tales como la violación, los actos lascivos, la explotación sexual, el abuso sexual, el acoso sexual y el incesto.

ARTÍCULO 16. ELEMENTOS SEXUALES EN LOS CONTENIDOS DIFUNDIDOS A TRAVÉS DE LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN SONORA

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos sexuales en los servicios de divulgación sonora:

1. Elementos Sexuales Educativos: desarrollo temático expresado verbalmente, necesario para la divulgación de información y conocimientos, especialmente dirigidos a la formación integral de niños, niñas y adolescentes, en materia de salud, sexualidad, maternidad, paternidad y promoción de la lactancia materna.

2. Elementos Sexuales Moderados:

a) Desarrollo temático expresado verbalmente, necesario para la divulgación de información y conocimientos, dirigidos a la formación integral de las personas en general, en materia de salud, sexualidad, maternidad, paternidad y promoción de la lactancia materna.

b) Mensajes sexuales implícitos sin finalidad educativa.

3. Elementos Sexuales Fuertes: descripciones gráficas, sonidos, frases o alusiones acerca de:

a) Actos o prácticas sexuales reales o dramatizados sin la descripción o alusión a los órganos genitales.

b) Mensajes sexuales explícitos.

c) Hechos punibles dramatizados que impliquen conductas sexuales, tales como la violación, los actos lascivos, la explotación sexual, el abuso sexual, el acoso sexual y el incesto.

Los supuestos previstos en este numeral sólo son considerados como Elementos Sexuales Fuertes en la medida en que no se subsuman en los supuestos previstos en el numeral 4 de este artículo.

4. Elementos Sexuales Pornográficos: descripciones gráficas, sonidos, frases o alusiones acerca de:

a) Actos o prácticas sexuales reales o dramatizados en los cuales se describan o aludan a los órganos genitales.

b) Actos o prácticas sexuales reales o dramatizados en los cuales se amenace o viole el derecho a la vida, la salud y la integridad personal de las personas, o se menoscabe la dignidad humana.

c) Hechos punibles reales que impliquen conductas sexuales tales como la violación, los actos lascivos, la explotación sexual, el abuso sexual, el acoso sexual y el incesto.

ARTÍCULO 17. ELEMENTOS DE LENGUAJE EN LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN AUDIOVISUAL

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos de lenguaje en los servicios de divulgación audiovisual:

1. Elementos de lenguaje groseros: signos, símbolos, expresiones corporales, imágenes, sonidos, voces y frases de uso social corriente que, sin ser elementos de lenguaje obscenos, tengan un carácter soez.

2. Elementos de lenguaje obscenos: signos, símbolos, expresiones corporales, imágenes, sonidos, voces y frases que describan, representen o aludan a:

a) Órganos sexuales, sin finalidad educativa.

b) Imprecaciones.

c) Manifestaciones escatológicas.

ARTÍCULO 18. ELEMENTOS DE LENGUAJE EN LOS CONTENIDOS DIFUNDIDOS A TRAVÉS DE LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN SONORA

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos de lenguaje en los servicios de divulgación sonora:

1. Elementos de lenguaje groseros: descripciones gráficas, sonidos, frases o alusiones de uso social corriente que, sin ser elementos de lenguaje obscenos, tengan un carácter soez.

2. Elementos de lenguaje obscenos: sonidos, voces y frases que describan, representen o aludan a:

a) Órganos sexuales sin finalidad educativa.

b) Imprecaciones.

c) Manifestaciones escatológicas.

ARTÍCULO 19. DE LOS ELEMENTOS DE SALUD EN LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN AUDIOVISUAL

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos de salud en los servicios de divulgación audiovisual:

1. Elementos de prevención en salud: toda imagen o sonido utilizado para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, especialmente dirigidos a la formación integral de niños, niñas y adolescentes, en materia de prevención y erradicación del consumo de alcohol, tabaco, sustancias estupefacientes y psicotrópicas, así como de la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, y de otras conductas adictivas.

2. Elementos de prevención en salud moderados: toda imagen o sonido utilizado para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, dirigidos a la formación integral de las personas en general, en materia de prevención y erradicación del consumo de alcohol, tabaco, sustancias estupefacientes y psicotrópicas, así como de la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, y de otras conductas adictivas.

3. Elementos nocivos a la salud moderados: toda imagen o sonido en los programas y promociones que:

a) Se refiera directa o indirectamente al consumo moderado de alcohol o tabaco, sin que se expresen explícitamente sus efectos nocivos para la salud o se pretenda erradicar las conductas adictivas que producen.

b) Se refiera directa o indirectamente al consumo excesivo de bebidas alcohólicas o de tabaco, en los cuales se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

c) Se refiera directa o indirectamente a la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, en los cuales se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

d) Se refiera directa o indirectamente al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, en los cuales se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

4. Elementos nocivos a la salud fuertes: toda imagen o sonido en los programas y promociones que:

a) Se refiera directa o indirectamente al consumo excesivo de bebidas alcohólicas o tabaco en los cuales no se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

b) Se refiera directa o indirectamente a la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, en los cuales no se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

c) Asocia de forma directa o indirecta el consumo de bebidas alcohólicas o tabaco con ventajas en la posición económica, en la condición social o en el ejercicio de la sexualidad.

d) Asocia de forma directa o indirecta la práctica compulsiva de juegos de envite y azar con ventajas en la posición económica, en la condición social o en el ejercicio de la sexualidad.

e) Asocia de forma directa o indirecta al consumo de bebidas alcohólicas o tabaco con una mejora en el rendimiento físico o psicológico.

f) Directa o indirectamente presentan en forma negativa la sobriedad o la abstinencia de bebidas alcohólicas y tabaco.

g) Se refiera directa o indirectamente al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, en los cuales no se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

h) Asocia de forma directa o indirecta al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas con ventajas en la posición económica, en la condición social o en el ejercicio de la sexualidad.

i) Asocia de forma directa o indirecta al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas con una mejora en el rendimiento físico o psicológico.

j) Directa o indirectamente presentan en forma negativa la abstinencia de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

ARTÍCULO 20. DE LOS ELEMENTOS DE SALUD EN LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN SONORA

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos de salud en los servicios de divulgación sonora:

1. Elementos de prevención en salud: desarrollo temático expresado verbalmente para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, especialmente dirigidos a la formación integral de niños, niñas y adolescentes, en materia de prevención y erradicación del consumo de alcohol, tabaco, sustancias estupefacientes y psicotrópicas, así como de la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, y de otras conductas adictivas.

2. Elementos de prevención en salud moderados: desarrollo temático expresado verbalmente para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, dirigidos a la formación integral de las personas en general, en materia de prevención y erradicación del consumo de alcohol, tabaco, sustancias estupefacientes y psicotrópicas, así como de la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, y de otras conductas adictivas.

3. Elementos nocivos a la salud moderados: todo sonido en los programas y promociones que:

a) Se refiera directa o indirectamente al consumo moderado de alcohol o tabaco, sin que se expresen explícitamente sus efectos nocivos para la salud o se pretenda erradicar las conductas adictivas que producen.

b) Se refiera directa o indirectamente al consumo excesivo de bebidas alcohólicas o de tabaco, en los cuales se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

c) Se refiera directa o indirectamente a la práctica compulsiva de juegos de envite y azar, en los cuales se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

d) Se refiera directa o indirectamente al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, en los cuales se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

4. Elementos nocivos a la salud fuertes: todo sonido en los programas y promociones que:

a) Se refiera directa o indirectamente al consumo excesivo de bebidas alcohólicas o tabaco en los cuales no se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

b) Se refiera directa o indirectamente a la práctica compulsiva de juegos de envite y azar en los cuales no se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

c) Asocia de forma directa o indirecta el consumo de bebidas alcohólicas o tabaco con ventajas en la posición económica, en la condición social o en el ejercicio de la sexualidad.

d) Asocia de forma directa o indirecta la práctica compulsiva de juegos de envite y azar con ventajas en la posición económica, en la condición social o en el ejercicio de la sexualidad.

e) Asocia de forma directa o indirecta al consumo de bebidas alcohólicas o tabaco con una mejora en el rendimiento físico o psicológico.

f) Directa o indirectamente presentan en forma negativa la sobriedad o la abstinencia de bebidas alcohólicas o tabaco.

g) Se refiera directa o indirectamente al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, en los cuales no se expresa explícitamente sus efectos nocivos para la salud.

h) Asocia de forma directa o indirecta al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas con ventajas en la posición económica, en la condición social o en el ejercicio de la sexualidad.

i) Asocia de forma directa o indirecta al consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas con una mejora en el rendimiento físico o psicológico.

j) Directa o indirectamente presentan en forma negativa la abstinencia de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

ARTÍCULO 21. ELEMENTOS DE VIOLENCIA EN LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN AUDIOVISUAL

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos de violencia en los servicios de divulgación audiovisual:

1. Elementos de prevención contra la violencia: desarrollo temático expresado verbalmente para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, especialmente dirigido a la formación integral de niños, niñas y adolescentes, en materia de prevención y erradicación de la violencia.

2. Elementos de prevención contra violencia moderados: desarrollo temático expresado verbalmente para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, dirigido a la formación integral de las personas en general en materia de prevención y erradicación de la violencia.

3. Elementos de violencia fuertes son aquellos contenidos:

a) Que presenten violencia física, psicológica, sexual o verbal, ejercida individual o colectivamente contra una o más personas, objetos o animales.

b) Que presenten violencia física, psicológica, sexual o verbal entre las personas que integran una familia, contra niños, niñas y adolescentes o contra la mujer.

c) Que presenten las consecuencias y efectos de ejercer violencia física, psicológica, sexual o verbal, ejercida individual o colectivamente contra una o más personas, objetos o animales.

d) En los cuales la violencia sea el tema central o un recurso de impacto reiterado.

e) Que presenten, promuevan, apologicen o inciten al suicidio o a lesionar su integridad personal o salud.

ARTÍCULO 22. ELEMENTOS DE VIOLENCIA EN LOS CONTENIDOS DIFUNDIDOS A TRAVÉS DE LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN SONORA

A los efectos de esta Ley, se definen los siguientes elementos de violencia en los servicios de divulgación sonora:

1. Elementos de prevención contra la violencia: desarrollo temático expresado verbalmente para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, especialmente dirigido a la formación integral de niños, niñas y adolescentes, en materia de prevención y erradicación de la violencia.

2. Elementos de prevención contra la violencia moderados: desarrollo temático expresado verbalmente para la divulgación de información y conocimientos educativos o científicos, dirigido a la formación integral de las personas en general, en materia de prevención y erradicación de la violencia.

3. Elementos de violencia fuertes son aquellos sonidos, voces y frases que, aludan, representen o describan:

a) Violencia física, psicológica, sexual o verbal, ejercida individual o colectivamente contra una o más personas, objetos o animales.

b) Violencia física, psicológica, sexual o verbal entre las personas que integran una familia, contra niños, niñas y adolescentes o contra la mujer.

c) Las consecuencias y efectos de ejercer violencia física, psicológica, sexual o verbal, ejercida individual o colectivamente contra una o más personas, objetos o animales.

d) Promoción, apología o incitación al suicidio o a lesionar su integridad personal o salud.

SECCIÓN SEGUNDA

De los Horarios para la difusión a través de los servicios de divulgación

ARTÍCULO 23. TIPOS DE HORARIOS

Para efectos de la aplicación de la presente Ley y sus reglamentos se establecen y definen los siguientes tipos de horarios:

1. Horario Protegido: es aquel durante el cual se difunden programas, promociones, publicidad y propaganda que pueden ser presenciados por niños, niñas y adolescentes sin supervisión de sus madres, padres, representantes o responsables.

2. Horario Supervisado: es aquel durante el cual se difunden programas, promociones, publicidad y propaganda que se recomienda sean presenciados por niños, niños y adolescentes bajo la orientación de sus madres, padres, representantes o responsables.

3. Horario Adulto: es aquel durante el cual se permite la difusión de programas, promociones, publicidad y propaganda aptos exclusivamente para personas adultas, mayores de dieciocho (18) años de edad, que no deben ser presenciados por niños, niñas y adolescentes.

ARTÍCULO 24. BLOQUES DE HORARIO EN LOS SERVICIOS DE DIVULGACIÓN

Se establecen para los servicios de divulgación los siguientes bloques de horario según su tipo:

1. Horario Protegido: desde las seis antemeridiano (6:00 a.m.) hasta las ocho postmeridiano (8:00 p.m.).

2. Horario Supervisado: desde las cinco ante meridiano (5:00 a.m.) hasta las seis antemeridiano (6:00 a.m.), y desde las ocho postmeridiano (8:00 p.m.) hasta las once postmeridiano (11:00 p.m.).

3. Horario Adulto: Desde las once postmeridiano (11:00 p.m.) hasta las cinco antemeridiano (5:00 a.m.) del día siguiente.

SECCIÓN TERCERA

De los Tipos de Programas difundidos a través de los servicios de divulgación

ARTÍCULO 25. PROGRAMAS EDUCATIVOS

A los fines de dar cumplimiento a lo establecido en el numeral 6 del artículo 11 de esta Ley, se debe anunciar un programa como de tipo educativo, cuando:

1. Contribuyan a enriquecer el conocimiento acerca de las artes, las ciencias, los oficios, las profesiones, las tecnologías y demás manifestaciones del conocimiento humano.

2. Procuren el pleno desarrollo de la personalidad y el logro de un ser humano sano, culto, crítico y apto para convivir en una sociedad democrática, justa y libre basada en las familias y en la valorización del trabajo; capaz de participar activa, consciente y solidariamente en los procesos de transformación social, consustanciado con los derechos humanos, los valores de la identidad nacional y con la comprensión, la tolerancia, la convivencia y las actitudes que favorezcan el fortalecimiento de la paz entre las naciones y los vínculos de integración y solidaridad latinoamericana y del Caribe.

3. Contribuyan a la formación y capacitación de los equipos humanos necesarios para el desarrollo del país y la promoción de los esfuerzos creadores del pueblo venezolano hacia el logro de su desarrollo integral, autónomo e independiente.

4. Fomenten una conciencia ciudadana para el desarrollo sustentable, la conservación, la defensa y el mejoramiento del ambiente y de la calidad de vida.

ARTÍCULO 26. PROGRAMAS PERIODÍSTICOS

A los fines de dar cumplimiento a lo establecido en el numeral 6 del artículo 11 de esta Ley, se debe anunciar un programa como de tipo periodístico, cuando:

1. Difunda conocimientos sobre los acontecimientos de la actualidad local, nacional e internacional de manera imparcial, veraz y oportuna, en cuyo caso debe anunciarse como programa de tipo periodístico informativo.

2. Difunda ideas, pensamientos, opiniones, juicios de valor o criterios acerca de los acontecimientos de la actualidad local, nacional e internacional, en cuyo caso debe anunciarse como programa de tipo periodístico de opinión.

En el caso que en un mismo programa periodístico se combine lo enunciado en los numerales del presente artículo, debe anunciarse como programa de tipo periodístico de información y opinión.

ARTÍCULO 27. PROGRAMAS DE ENTRETENIMIENTO

A los fines de dar cumplimiento a lo establecido en numeral 6 del artículo 11 de esta Ley, se debe anunciar un programa como de tipo de entretenimiento cuando su objetivo es la recreación y el esparcimiento, y no pueda ser clasificado como de tipo periodístico o educativo, o como promoción, publicidad o propaganda de conformidad con esta Ley.

CAPÍTULO II

De las disposiciones sobre la difusión a través de los servicios de divulgación

ARTÍCULO 28. IDIOMA

Los contenidos deben difundirse en idioma castellano, con las siguientes excepciones:

1. Cuando estén dirigidos a los pueblos indígenas venezolanos, pueden ser difundidos en idiomas indígenas.

2. Cuando estén dirigidos a personas con discapacidad auditiva, pueden ser difundidos en lengua de señas venezolana.

3. Cuando estén en idiomas extranjeros y se utilice la traducción simultánea al castellano.

4. Cuando se trate de obras musicales y similares.

5. Cuando se trate de programas educativos que tengan por objeto la enseñanza de un idioma.

6. Cuando se trate de términos de uso universal que no admitan traducción, por su carácter técnico, científico, artístico, entre otros.

7. Cuando se mencione marcas comerciales.

8. En cualquier otro caso que sea autorizado por el Instituto Nacional de Radio y Televisión.

ARTÍCULO 29. IDENTIFICACIÓN

Los prestadores de servicios de divulgación deben identificarse durante la difusión de su programación en los siguientes términos:

1. Anunciando la frecuencia y el nombre comercial de la estación, por lo menos cada treinta (30) minutos, en el caso de los prestadores de servicios de divulgación sonora.

2. Colocando el logotipo que los identifica en el ángulo superior izquierdo de la pantalla, debiendo mantenerse durante la totalidad del tiempo de difusión de los programas y las promociones, en el caso de los prestadores de servicios de divulgación audiovisual. Los prestadores de servicios de divulgación audiovisual por suscripción, sólo deben cumplir esta disposición en el canal informativo.

ARTÍCULO 30. HIMNO NACIONAL

Los prestadores de servicios de divulgación deben difundir el Himno Nacional al comienzo y cierre de su programación diaria, en caso de tener una programación sin interrupción durante las veinticuatro (24) horas del día, deben difundir el Himno Nacional a las doce postmeridiano (12:00 p.m.) y a las doce meridiano (12:00 m). Asimismo, deben hacer mención de los autores de la letra y música del Himno Nacional.

ARTÍCULO 31. DERECHOS DE AUTOR Y LOS DERECHOS CONEXOS.

Todos los contenidos difundidos deben tener la autorización expresa de los titulares de los derechos de autor y de los derechos conexos.

Las disposiciones previstas en la presente Ley no afectan en modo alguno la protección del derecho de autor y los derechos conexos, por lo que lo dispuesto en esta Ley no podrá interpretarse en menoscabo de la protección que determina la legislación del derecho de autor y de los derechos conexos a éste.

ARTÍCULO 32. DIFUSIÓN EN VIVO Y DIRECTO

En la difusión en vivo y directo los prestadores de servicios de divulgación deben garantizar el cumplimiento de lo previsto en esta Ley y son responsables de los contenidos difundidos. En los casos en que la difusión en vivo y directo infrinja lo establecido en esta Ley, se les eximirá de las sanciones previstas en el Título VI de la misma, cuando los prestadores de los servicios de divulgación prueben en el procedimiento administrativo sancionatorio correspondiente, que actuaron en forma diligente para evitar tal infracción o su continuación.

ARTÍCULO 33. FUENTES Y FECHAS

En los programas periodísticos debe identificarse:

1. Las fuentes informativas, salvo cuando se trata de fuentes confidenciales vivas.

2. Las fuentes documentales.

3. Con una señal visual o sonora, la fecha y hora original de grabación cuando se trate de registros audiovisuales o sonoros que no sean difundidos en vivo y directo, o en su defecto, si se desconoce dicha fecha y hora, el señalamiento de que se trata de un material de archivo.

ARTÍCULO 34.