Los animales superiores: un invento de los humanos

Para concebir el cerebro tal como ahora transcurrieron unos cincuenta millones de años, es decir, muchos fueron los cambios de apariencia acontecidos para llegar a lo que hoy se conoce con el término "gente". Millones de años tuvieron que transitar para que aquellas bestezuelas que pululaban en los primeros tiempos sobre la Tierra se graduaran de "homo". Vocablo este utilizado para identificar tanto a los hombres arcaicos como a las mujeres primitivas. Aquellos tuvieron que peregrinar desde el "homo apharensis", seguir hacia el "homo erectus", hasta llegar, hace 195.000 años al "homo sapiens", para que la ciencia actual considerara que aquellos seres extraños, de apariencia simiesca, comenzaran a ser calificados como "homínidos", es decir unos primates bípedos.

Por fortuna los cambios no llegaron hasta allí. Con la aparición de los homínidos, pasado millones de años, surgen los seres humanos y con su advenimiento, producto de diversas mutaciones, empieza el gran peligro para la Tierra. Con la metamorfosis hacia el homo erectus, según profusos estudios, los científicos concluyeron que en aquellos seres exóticos se desarrolló el aparato fonador y junto a este aflora la maravilla del lenguaje y su gran aliada, la idea. Esto ocurrió entre 1,9 millones de años y a 70 mil de presente siglo. Para completar nuestra graduación de "homo sapiens", es decir de "hombre sabio", faltaba algo más: el lenguaje escrito. Este floreció hace siete mil años. Tal como se lee, transcurrieron miles y miles de años para pasar del lenguaje oral al escrito, mejor dicho, del lenguaje verbal a la palabra impresa. Posteriormente emerge lo que se conoce como la difusión de las ideas.

Con la surgimiento del lenguaje escrito comienza la Historia (antes fue la prehistoria). Es decir, los sin oficio como este doctor en ignorancia, aquellos que no tenían nada que hacer comienzan a narrar y a escribir lo acontecido, según como ellos lo percibían, o según, como le ordenaba su jefe que lo escribiera. Aquellos seres descubrieron que el lenguaje oral y escrito servía para todo, como por ejemplo para insultar, mentir, difamar, manipular, adular, mandar, chismear entre otras conductas. Así mismo, los humanos advirtieron que la palabra también podía emplearse para presumir y para autohalagarse. Es a partir de este párrafo donde comienza mi historia.

La evolución no ha parado, entendiendo con esta la acción vinculada a un cambio de estado o, todos los procesos que resultan de una mutación de genes, de aspecto o de forma, incluyendo la modificación de conductas. Como se lee, en esta la definición no se contempla si el fruto de dicha evolución es algo bueno o malo, dado que la naturaleza, en su proceso evolutivo, no discierne entre lo bueno o lo malo, lo misericordioso o lo inclemente, lo piadoso o lo cruel, lo superior o lo inferior. Simplemente, tal trasformación obedece a inopinados cambios por razones muy complejas, muy lejos de cuestiones morales y mucho menos religiosas.

La gente, dada a auto halagarse, inventó, y así lo escriben y lo explican los libros, que los humanos dentro una escala imaginada por ellos son "animales superiores" y como consecuencia, las otras bestias que nadan, vuelan, caminan en cuatro patas, se arrastran y a los bichos subterráneos los llamaron "animales inferiores". No sé cuál fue el criterio que motivó a los humanos para considerarse superiores y a las otras especies, inferiores. Existen evidencias científicas que muchos seres que mis semejantes consideran pertenecientes a la última escala han dado pruebas fehacientes de su presencia en el planeta desde hace millones de años, muchos antes que aparecieran los primeros primates en este globo errabundo, por ejemplo las cucarachas y las tortugas. Si esto es cierto, alguna prueba de inteligencia debe tener aquellas creaturas que lograron convivir sin destruirse entre sí y consiguieron coexistir con otras especies después de la gran explosión.

No entiendo la razón del por qué los humanos se autodenominan "animales superiores". Un ser superior no inventa diversas religiones para separar a los humanos entre si y luego exterminarse entre ellos; tampoco un animal superior concibe dividir a la humanidad en nacionalidades y a continuación considerar que, por tener el color de la piel diferente a la de otro o por hablar otro idioma, lo convierte en superior y por tal razón, emprende una cacería para convertir a un semejante en su esclavo. Qué ser superior es aquel que inventa la tortura planificada para castigar a su prójimo como lo hicieron los inquisidores de la religión católica, los de las religiones cristianas y todavía hoy en el siglo XXI, los gobernantes norteamericanos aceptan y aplican la tortura como algo "legal" para doblegar al encarcelado con el fin de salvar "la democracia y la libertad" del globo.

No considero animales superiores a los individuos que construyen armas para acabar con el prójimo y muchos menos, los que inventan y fabrican artilugios de destrucción masiva como las bombas nucleares, las armas químicas, armas bilógicas, drones y todo un sistema armamentista cuya única finalidad es enriquecer a un grupo para acabar con los seres humanos.

Son los animales superiores los que están acabando con el planeta. Ya han desaparecido cientos de especies de animales inferiores producto de nefastas prácticas de la "gente principal". Nunca he leído que la Tierra está en peligro porque los chimpancés están envenenando las aguas de los ríos para impedir que los humanos los resguarden en los zoológicos; tampoco los guardacostas han descubierto un complot de ballenas para destruir todas las embarcaciones que navegan por los mares del planeta, en venganza por la caza despiadada de sus congéneres. Son los animales superiores los que ponen en práctica procedimientos de exterminio masivo con única finalidad de enriquecerse colocando en peligro la existencia de la humanidad.

Pero dentro de los animales superiores hay otros más superiores, estos son los políticos y los capitalistas. No cabe duda, esta alianza fatídica es la que tiene el mundo al borde del caos, sin contar los hechos pasados que han dejado una huella indeleble de lo que son capaces los políticos y los capitalistas para defender los intereses mercantiles. Referirme a las guerras para robar las riquezas de otro países, la contaminación ambiental, el efecto invernadero, la invasión a otros países para mantener la hegemonía de un modelo político, la creación de lúgubres instituciones como la OTAN, el FMI, la ONU, las ONG, la OMC, la USAID, la CIA…entre otras, que no son más que nefastas corporaciones para doblegar países y continentes enteros, es algo más de los mismo. Ahora los animales superiores, de forma cínica, financian, entrenan y dotan de armas a verdaderas bandas criminales para atacar, atemorizar y soliviantar a los pueblos de otras naciones contra sus gobiernos progresistas, con la única finalidad de apoderarse de las riquezas de otras naciones. Lo vimos en Colombia donde la burguesía neogranadina armó, entrenó y financió las autodefensas unidas (grupos paramilitares) para hostigar y asesinar a campesinos para roblarle sus tierras; lo estamos viviendo actualmente con los asesinos del estado islámico, financiados, entrenados y armados por EEUU y la OTAN para acabar con los gobiernos de Libia, Irak y actualmente con el de Siria; imposible olvidar los verdugos del Mosad quienes con la práctica de los asesinatos selectivos y el genocidio eliminan poco a poco al pueblo palestino. Estos son los animales superiores que disponen de una buena parte del planeta.

En Venezuela los animales superiores gobernaron por más de cuarenta años y como consecuencia se evidenciaron prácticas de extermino como fue la tortura, los desaparecidos, los opositores lanzados desde helicópteros y las masacres convertidas en frecuentes y aciagas prácticas. Hoy la MUD, herederos de AD y COPEY, junto a los hijos de viejos empresarios con intenciones de participar la política, están poniendo en evidencia su calidad de animales superiores. Estas catervas apátridas, costeadas por corporaciones extranjeras, sin ningún sonrojo se asocian con los más funestos grupos paramilitares, verdaderas mafias criminales, para asesinar de la manera más cruenta a miembros de la sociedad que se oponen a sus infamias. Y pensar que estos políticos nefastos aspiran representar a sectores de venezolanos en la Asamblea Nacional.

En mis tiempos libres, que es lo que me sobra, me ocupo de aprender el lenguaje mímico de las cucarachas basado en el movimiento de sus patas, de sus ojos y de sus antenas. En un momento de mi abulia continuada uno de esos bichos, después de mirarme durante largo tiempo, en forma socarrona me advirtió: "según los humanos, somos animales inferiores ubicados en lo último de la escala inventada por ustedes, pero ten la seguridad que después de la próxima debacle nuclear seremos nosotros los únicos que seguiremos caminado sobre la faz de la Tierra. Lo lamento por los estúpidos animales superiores, de ellos nada quedará".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4631 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212579.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO