El 19 de Abril de 1810 en la Revolución Bolivariana



A 206 años del 19 de Abril de 1810 y en un país que adelanta un proceso de cambios, ver el significado del acontecimiento que tuvo lugar en esa fecha: la Proclamación de la Independencia demanda complementar lo conocido con otros elementos proporcionados por la visión que impulsa la Revolución Bolivariana.

El conocimiento y significado enseñados y aprendidos de la Proclamación de la Independencia hasta este momento, adolece de algunas limitaciones por:
" Falta de una investigación profunda, que haya hurgado de manera más detenida desde todos los ángulos y dimensiones el contexto en el cual se produjo ese hecho.
" Estar basados en testimonios o análisis realizados por actores que defendieron una posición acorde a sus intereses personales, de clase.
" En algunas ocasiones estar acomodados a la visión de quien financia la publicación.
" Estar condicionados por el temor a discrepar con las concepciones dominantes.

En resumen, fue producto de lo que se denomina la historia oficial: la que no disgusta a gobiernos, inocua, neutra, que no propicia cambios, porque cumple con la ley esencial de quienes manejan el poder: reproducir el sistema imperante.

Revisar con otros lentes

Para encontrar esos otros elementos que permitan alcanzar un significado más completo de la Proclamación de la Independencia, del proceso revolucionario emancipatorio y los hechos que los sucedieron, se hace necesario leer, releer y leer entrelíneas, en sus fuentes originales, la correspondencia, los decretos, proclamas y otros documentos de Simón Bolívar, Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, Antonio José de Sucre y los demás protagonistas de esos hechos.

En el estudio de esos escritos, se puede encontrar la demostración de que trescientos años después de la llegada de los españoles a América, en Venezuela y el resto del continente además de la existencia una sociedad estratificada (con diferentes tipos de ricos: peninsulares y mantuanos criollos. Pobres: esclavos e indios, y una capa intermedia compuesta de pardos, mestizos y peninsulares -canarios-, estos últimos aunque ricos considerados inferiores por desempeñar labores manuales), también había una la lucha por el poder político, por el derecho de gobernarse a sí mismos, por considerar tener méritos suficientes, influidos especialmente por las ideas de los pensadores franceses, que se impusieron en la Revolución Francesa y de la clase emergente y ganadora con esa revolución: la burguesía, con la cual muchos de los miembros de las elites de esa época se identificaban; así como otros elementos que formaban parte de ese contexto que no se mencionan.

En las numerosas obras de la historia oficial se elude reconocer, especialmente, la gran incidencia que tenían en el devenir de los acontecimientos en esa época, igual que en la actualidad, las potencias dominantes y la lucha por sus intereses, España, Inglaterra, Países Bajos, Francia.

Mucho se ha repetido en estos días, a raíz de la celebración de los doscientos años de la bandera nacional, izada por primera vez por el Generalísimo Francisco de Miranda en el bergantín Leander, que para obtener recursos para su expedición debió hipotecar su magnifica biblioteca. Eso explica, que aún cuando Inglaterra y España siempre han sido rivales, la ayuda directa de Inglaterra a los americanos que buscaban la Independencia de la Corona española no fue otorgada. La razón: Napoleón amenazaba a Inglaterra y dominaba el comercio europeo. Mantener buenas relaciones con España en ese momento constituía para los ingleses un asunto de sobrevivencia.

Independencia ¿para qué?

Las enseñanzas históricas acerca de la lucha de la Independencia se han limitado a señalar que existían dos bandos: monárquicos, españoles peninsulares que defendían los intereses de la Corona e independentistas que aspiraban a liberarse de la tutela española.

Sin embargo, lo que esas lecciones no develan es que dentro de los independentistas existían diferentes corrientes. No se enseña claramente que un grupo que se sumó a la lucha emancipatoria lo hizo en la búsqueda de satisfacer sus propios intereses políticos y económicos y otro cuya visión de ser independientes significaba formar un gobierno que velara por los derechos de todos.

A este último pertenecieron Miranda, Rodríguez y Simón Bolívar, para quien la Independencia debería ser para formar: "El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política." (Discurso de Angostura)

Completar la Independencia

Al revisar la realidad de nuestro país y del resto del continente a 206 años de la Proclamación de la Independencia de Venezuela, se puede constatar, sin necesidad de ahondar demasiado, que el sueño de Independencia de nuestros libertadores es aún tarea pendiente. La revolución emancipatoria logró la liberación de la Corona española, pero las sociedades siguen estando estratificadas, existiendo igual que ayer, diferencias entre ricos y pobres, y así se disimule, el descendiente del indio o de africano es segregado por algunos sectores. Asimismo, es innegable la incidencia que tienen los intereses de las potencias dominantes en las decisiones que adoptan los gobiernos. Baste, para muestra un botón, la imposición del Área de Libre Comercia para las Américas (ALCA) que ha intentado Estados Unidos en el continente.

La influencia ejercida por las grandes potencias en los asuntos internos en nuestros países es lo que lleva al Presidente Chávez, líder de la Revolución Bolivariana que se adelanta en Venezuela, inspirada en los ideales bolivarianos y dispuesta a completar la obra de nuestros libertadores a decir en Mar del Plata y en otras ocasiones "Llegó la hora de la segunda Independencia, necesitamos a hombres y mujeres unidos. Independencia decía Martí, Independencia decimos (hoy) en este III Congreso de los Pueblos. Llegó la hora de la segunda Independencia de los pueblos de la América. Ha llegado la hora".

Esa segunda Independencia comienza a cristalizarse en Venezuela con la Ley de los Consejos Comunales, (pulse aquí) cuya conformación "tiene en su objetivo primordial el empoderamiento del pueblo: que sea él, mediante la organización y contraloría quien tome las decisiones que impacten de manera beneficiosa a toda la comunidad." (Impreso N° 65, Aló Presidente N° 250, Ocumare del Tuy, estado Miranda). El nacimiento del verdadero poder popular, justamente el 19 de Abril, es un reconocimiento al significado de mayor envergadura que cobra en este proceso de cambios la Proclamación de la Independencia.
* * * * * * *

Este y otros temas pueden ser consultados en la sección Análisis de http://www.gobiernoenlinea.ve

Agradecemos el apoyo en la difusión de este Análisis, cuyo contenido puede usarse libremente por cualquier medio, citando la fuente. Si desea formular alguna observación o manifestar su voluntad de no seguir recibiendo este Boletín, por favor escríbanos a:

Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI) Prensa Electrónica

gprensa@gobierno.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 22623 veces.



gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a21203.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO