Grito llanero

Las APC de Chávez

Toda la geografía patria se va llenando de banderas. Estados, municipios y parroquias proclaman un juramento patriota que, clamado por revolucionarios, planta la idea de liberación sin vuelta atrás. El grito es profundo porque de ese tamaño es el reto. Se trata de vencer, convencidos que la máxima de Víctor Hugo adquiere inusitada vigencia: “No hay nada más poderoso en el mundo, que una idea cuyo momento ha llegado”. Es el despliegue victorioso de las Brigadas de Agitación, Propaganda y Agitación (APC) del PSUV y la Revolución.

Las APC constituyen un esclarecido ejercicio de acumulación de fuerzas morales, políticas y materiales para librar el enfrentamiento cotidiano y sistemático que exige una sociedad adelantada que entiende a la verdad como derecho de los pueblos e identifica en los enemigos de ella a quienes pretenden someterlos. Son las APC un ejemplar artefacto político que articula y vertebra a las fuerzas populares que con la llegada de Chávez abandonaron la invisibilidad y constituyen un dinamo de ideas imposible de vencer por su descomunal poder creador.

Como en la gesta de Bolívar, las APC constituyen un ejército múltiple y diverso que converge en el fin estratégico de la independencia batallando desde todos los frentes de las ideas. Como tal, posee la inteligencia y creatividad para trabar combate ante una maquinaria mediática que, provista de gigantescas, sofisticadas y opulentas maquinarias comunicacionales, desarrolla operaciones para alienarnos y llevarnos al autodesprecio para que seamos presas fáciles de su oropel y fatuos valores.

Frente a la mentira y la calumnia se opondrá la verdad; frente a la ignorancia brillará el conocimiento; frente al odio se mantendrá invicto el amor.

Sin embargo, sabemos que no estamos sentados en ningún lecho de rosas. Porque aunque el ejército patriota es formidable, la evidencia demuestra que el aparato comunicacional imperialista ha colonizado las mentes de algunos connacionales para ganarlos al malinchismo concretando la horripilante paradoja de que tengamos pobres que, como Chávez lo advirtió, “votan contra sí mismos”.

Por eso, las APC de Chávez no se conformarán con sensibilizar con sus mensajes a los sujetos politizados y revolucionarios; trascendiendo las funciones del partido de organizar, movilizar y agitar, llegará a todos los sectores societarios para descuadernar la expresión mediática del odio, la mentira y la calumnia y golpeará, como la gran mano de Madera que nos canta Alí Primera, en todo momento y circunstancia, para vocear los indiscutibles y no todo el tiempo bien difundidos logros de nuestra Revolución.

Cumpliendo la orientación del camarada Ernesto Villegas, y fieles a la creatividad que caracteriza a nuestros pueblos, echaremos mano de todos los recursos disponibles desde lo artesanal y convertiremos cada espacio en zona liberada para la Revolución. Emplearemos, como hijos de Chávez el comunicador, la telúrica y poderosa herramienta del humor para mamarle gallo a la ridiculez disfrazada de sofisticación que alardea una frivolidad de plástico.

No nos enchinchorraremos a ver televisores plasma; en una cabina de radio o tv; o detrás de un computador; además del trabajo técnico necesario, nos arremangaremos las alpargatas y cogeremos barrio adentro, monte adentro, por pueblos y caseríos para encontrarnos cara a cara con nuestros hermanos; vernos en ellos, disfrutar su pureza patriota, ser felices en las cosas más sencillas, darle a la lengua con radio bemba y quizás, echar una lagrimita por Chávez, por Serra y por todos los idos.

No veremos a los hacedores culturales como una casta ni como una parcela inexpugnable. Persuadidos que la batalla es en el terreno de las ideas, convocaremos a los hombres y mujeres que piensan, critican y crean. Habrá poesía en nuestro accionar, teatro en nuestro discurrir, música para festejar y muchas exposiciones, foros y libros para intercambiar saberes. Sin excepción, todas nuestras expresiones culturales se darán cita en el encuentro de las APC que es el encuentro del pueblo en su liberación.

Somos el Chávez-Comunicador que toma las calles y todos los espacios de la inteligencia y la creatividad. Somos las APC de Chávez.

pegenie@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Pedro Gerardo Nieves

Autodidacta. Comunicador popular, coordinador de la Brigada de Agitación, Propaganda y Comunicación Florentino del PSUV Barinas, vocero de la Guerrilla Comunicacional Florentino, delegado de formación de la Escuela Nacional de Formación Socialista "Hugo Chávez" del PSUV.

 pegenie@hotmail.com

Visite el perfil de Pedro Gerardo Nieves para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Gerardo Nieves

Pedro Gerardo Nieves

Más artículos de este autor