La economía de calle

El pueblo es sabio y ahora más que la revolución ha despertado su conciencia política que yacía adormecida, aletargada por el poder burgués a quien no le interesaba que este pueblo se diera cuenta quién perpetuaba las injusticias, al mantenerlo ignorante, analfabeta funcional y apático al acontecer político y económico del país. Era el slogan empresarial de ´Déjame hacerlo por Ud.” no piense, no actúe, quédese tranquilito que nosotros velaremos por Ud. No entendíamos por qué el país se estaba volviendo añicos si ellos eran los expertos, los que sabían cuáles eran nuestros problemas y los únicos capacitados para resolverlos.
Con la revolución se cayeron los velos y el pueblo comprendió que aquellos cuarta republicanos, eran unos mentirosos estafadores, vendidos al dios dinero representado en las oligarquías criollas y del imperio del norte, que nos tenían engañados y nos llevaban al matadero con los ojos vendados.
Ahora esa misma oligarquía con sus lacayos y cipayos, con su poder económico y mediático están tratando de convencer al pueblo que ellos son sus salvadores y que para salir de la crisis actual debe haber un cambio del poder político.
A qué viene todo esto?
A raíz de la crisis alimentaria y de otras carencias del aseo personal que afectan la calidad de vida de la persona, el gobierno ha insistido en el control estricto de los precios de los artículos de primera necesidad con el argumento de que no podemos dar soluciones que tengan la marca del capitalismo porque eso sería un entreguismo, una claudicación de las ideas socialistas, pero con estas medidas del control de precios lo que está en juego es la transición hacia el socialismo. Actualmente toda la superestructura social y económica y hasta política es capitalista y lo que es peor un capitalismo neocolonial periférico. Lo que la revolución tiene es el poder político burgués, es decir tenemos el poder político, pero manejado al estilo burgués y los enemigos de esta revolución están trabajando para que ese poder regrese a sus manos para seguir ejecutando y afianzando el modelo impuesto por sus amos: el capitalismo neocolonial periférico.
De donde sale que el control de precios en un mercado marcadamente capitalista es una medida socialista? Sin meterme en las profundidades teóricas económicas y/o filosóficas, he estado auscultando la opinión del pueblo, vemos que los resultados de esta medida ha traído más malestar que bienestar; por lo que no puede ser socialista una medida que traiga más malestar que bienestar al pueblo.

Por supuesto que el gobierno tiene una buena razón sobre el control de precios, cree que controlando los precios de los productos de primera necesidad, éstos serán más asequibles al poder adquisitivo de las mayorías. Aparte lo que pueda hacer el gobierno para hacer llegar alimentos subsidiados a través de la red mercal y pdeval, pero la gran mayoría del volumen de alimentos llega a través de los miles de abastos distribuidos por toda la geografía del país y he aquí donde comienza nuestra historia en uno de esos infinitos abastos.
Señora 1, (dirigiéndose al dueño del abasto):Señor hay harina?
Dueño de abasto: No, señora, no tenemos.
Señora 1:Arroz , azúcar y queso..?
Dueño de abasto: Nada de eso.
Señora 1: Pero bueno, si la semana pasada usted vendía todas esas cosas y ahora qué, no se consigue?
Dueño de abasto: Y cómo quiere que vendamos?, ayer vino la guardia y nos dio una lista de precios a que teníamos que vender esos productos so pena de multas o de ir preso; nosotros no tenemos la culpa, los que nos venden arriba son los que fijan los precios , lo lleva o lo deja, no podemos hacer nada. Por ejemplo el queso nos lo venden a 75 bolos el kilo y aquí lo vendemos a 80 bolos, apenas le ganamos 5 bolos y la guardia quiere que vendamos a 40 bolos el kilo.
Señora 2: Y porqué no exigen factura? Y se la muestran a la guardia para que vean a cómo están comprando?
Dueño de abasto: Claro que la exigimos, pero nos facturan a precio regulado y cómo vamos a mostrar esa falsedad para que nos hundamos nosotros?
Señora 3 Ay,mijita esto está peor, ayer fui al supermercado porque me dijeron que apareció la harina y que estaban vendiendo dos por persona, bueno me fui de mañanita y me encontré con tamaña cola que daba la vuelta a la esquina, bueno, como a las 9 de la mañana comenzó la cola a caminar lentamente, después de pasar dos horas en la cola pude entrar , iba con la intención de comprar otras cosas pero la gente iba como desesperada a buscar los productos regulados ; bueno apenas pude lograr tomar dos paquetes de harina y dos de arroz, no había ni azúcar ni margarina ni aceite ni leche, bueno pare usted de contar y para colmo las colas para pagar estaban larguísimas con decirte que pasé más de una hora para llegar al cajero y todo por lograr cuatro paqueticos, no, mijita lo que soy yo, no vuelvo más al supermercado.
Señora 1: Y ustedes no han ido a mercal?, pues de allá vengo, después de las largas colas que se hacen, me aguanté porque creí que iba encontrar lo que iba a buscar y no, imagínate que apenas había arroz , sardinas y caraotas. Me compré dos arroz porque de los otros tengo en demasía. No sé qué va a pasar, donde vamos a conseguir la comida que necesitamos, yo venía confiada que aquí iba a encontrar la harina, el azúcar, queso, leche y resulta que tampoco hay. ¡Dios Mío!
Dueño de abasto: Bueno, van a tener que quedarse esperando porque lo que soy yo, no compro mientras la guardia no le meta la mano a los de arriba, no sé qué van hacer para obligarlos a vender a precio regulado. Si las cosas se ponen más feas voy tener que cerrar el abasto.
Señora 2: Creo que la única solución es irnos p’Maicao, mi comadre fue y compró de todo, claro más caro pero se consigue, el papel tualé que aquí no aparece ni el olor, allá se consigue como arroz picado, no sé cómo hacen los contrabandistas para llevarse todo eso p’Colombia.
Señora 3: Pero como va ser, si tienen a toda la guardia comprada. Tú no te acuerdas de Rubén? Que vivía con su mamá en el ranchito que queda allá en aquel cerrito? Bueno, ese se metió a la guardia y no pasó mucho tiempo cuando apareció con tremendo carro y al poco tiempo se llevó a su mamá a vivir en tremenda casa que compró, ese está metido en la corrupción.
Señora 1: No diga esas cosas, mijita. A lo mejor se la compró con algún crédito no ve que ellos tienen buen sueldo?.
Señora 3: Ahhh, no conociera yo el pájaro por su cagada, con decirte que tiene una querida y también le puso tremenda casa y bien equipada.
Señora 4: (Acercándose al abasto) Señor, tiene pollo?
Dueño de abasto. (Entre sí: esta si la pegó). No señora hace tiempo que no lo vendo.
Señora 4: Qué difícil encontrar un pollito, dios mío, es más fácil bajar un zamuro volando de una pedrada que conseguir un pollo.
Señora 1: Yo tengo un amigo que trabaja en el matadero y a veces me hace el favor me trae de los que a él le permiten comprar. Me contó que los mataderos no están despachando para los supermercados o para las distribuidoras de pollos o que despachan cantidades muy limitadas porque los obligan a vender a precios regulados,ahora están vendiendo a distribuidores independientes que no tienen legalizado el negocio y que estos se encargan de vender el pollo a nivel de hogares de bien a mayor precio.
Señora 4:Imagínate, lo que nos queda es comer pollo “ahogado” y ni eso, porque la vecina iba a una granja que tenemos cerca y no está en producción porque el alimento concentrado está muy caro y escaso.
Señora 2: Debe haber una solución, para mí el gobierno tiene buenas intenciones,está tratando de solucionar el problema, combatiendo el contrabando, a los bachaqueros y hasta los que están acaparando los alimentos, pero hasta la fecha no se le ve el queso a la tostada.
Señora 1: Bueno eso podrá ser muy cierto, pero como combatir tanta mafia y tanto corrupto, pero mire, pongan cuidado lo que les voy a decir y voy a poner un ejemplo: Si el gobierno vende este plátano en un bolívar pero en Maicao se vende a 10 Bs, yo soy capaz de dejármelo de comer para llevarlo a Maicao y venderlo allá. Es una cuestión de oportunidad, por eso es que los contrabandistas y los bachaqueros son difíciles de eliminar del mercado, pues ellos consiguen grandes ganancias que no se los da otros oficios, por muchos controles que ponga el gobierno ellos inventan otras tantas maneras de evadirlos.
Dueño de abasto: Eso quiere decir que el gobierno es culpable, porque castiga al más pendejo, como nosotros los dueños de abastos y no lo hace con las grandes mafias.
Señora 2: Bueno, no es que yo quiera defender al gobierno así como así, pero ya lo dijo esta señora, es difícil combatir esas mafias que además pueden tener padrinos en el gobierno, son intocables. El Presidente podrá tener muy buenas intenciones con el pueblo, lo quiere proteger, pero a veces la medicina es peor que la enfermedad. Yo creo que la solución no está en amenazar a comerciantes decentes, como este señor, que lo que hace es ganarse el pan de cada día
Dueño de abasto: Estoy de acuerdo con usted señora, uno no aumenta los precios porque quiere, no queremos encarecer las cosas porque los perjudicados al final somos nosotros que vivimos de nuestra clientela.
Señora 1: (Dirigiéndose al dueño de abasto) Mire señor, usted tiene que solucionarnos esto, cómprele la mercancía a esos mafiosos al precio que pidan y aquí nosotras se la compramos, eso sí, para que se cubra las espaldas, usted la encaleta y la vende solo a los clientes conocidos.
Dueño de abasto: Bueno si usted lo dice y los demás están de acuerdo, yo les traigo la mercancía, pero después no vayan a denunciarme que estoy vendiendo caro porque aquí el que queda envainado soy yo.
Señora 2: No se preocupe señor, ahora mismo vamos a pasar la información a todo el vecindario, para que sepan cómo es la cosa, eso sí, solo nos vende a los conocidos del barrio y tenga la seguridad que no le va a pasar nada.

Esta historia continuó con otros chismes de lo que ocurre cotidianamente en el barrio.
Las mujeres se fueron alegres y confiadas con la solución propuesta. Por su parte el dueño de abasto emitió un profundo respiro con la solución presentada por las mujeres ya que podía seguir vendiendo sus productos caros con la anuencia de sus clientes.
Salvemos la revolución. Chávez vive La lucha sigue.
acaraque@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1528 veces.



Angel Casanova


Visite el perfil de Ángel Casanova para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a168827.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO