Se requiere con urgencia empresarios socialistas tecnológicos

Estamos en una circunstancia de anticipar el futuro de la revolución y armados con ese conocimiento tomar medidas a fin de continuar con el proceso hacia el socialismo, porque, en realidad, nos estamos quedando estancados con respecto a la cultura y a la ciencia y tecnología.

Por supuesto hay quienes están llenos de soluciones proféticas y esto hasta cierto punto es comprensible por sus buenas intenciones, sin embargo, solo logran en el pueblo un escepticismo grave, reacción natural de la gente por los esfuerzos de los defensores del todo marcha bien, quienes con más celo que realidad elaboran la lista de los logros de la revolución, lamentablemente, con eso, no podemos anticipar el futuro socialista y tecnológico para Venezuela.

Requerimos profesionales en negocios, académicos, gente del gobierno, espías tecnológicos y universidades para encarar la situación presente del país trasladándola a un futuro industrial pesado con la mejor tecnología de punta posible; hay que sumar gente empresaria, visionaria, a los economistas y abogados, quienes con sus trazos del pasado y del presente formen una fraternidad académica hacia el futuro socialista con un gobierno que nos traiga tecnología de la mejor para transformar nuestras universidades en centros de investigación capaces de mejorar y ajustar esa tecnología a nuestras necesidades a más de tener un punto de partida para desarrollar nuestro conocimiento y creatividad empujando la ciencia y la tecnología como lo hicieron las naciones más desarrolladas antes, durante y después de la segunda guerra mundial.

En la mayoría de países de la tierra tenemos embajadas y consulados dormidos con respecto a la ciencia y tecnología, despertémosles con un impulso revolucionario con elementos económicos y humanos para adquirir tecnología y preparación nuevos y diferentes para proveernos de material industrial y científico para ser analizado y mejorado en nuestros laboratorios y así poder apartarnos de las predicciones y empezar a caminar con la mujer y hombre nuevos hacia la transición.

El miedo a realizar planeaciones muy anticipadas por parte del gobierno, universidades, es continuar oscureciendo el futuro del bolivarianismo. A pesar de todo lo que se diga la economía política debe proyectar otro futuro para la revolución dejándonos de predecir o adivinar a mediano plazo que también es una realidad practica y es una materia importante, pero, como es algo que hacemos y continuaremos haciendo, hagámoslo correctamente hacia la industrialización del país dedicando los mejores esfuerzos a esa tarea.

Si no nos apartamos de esa generalización amplia y equivocada de que el futuro es impredecible deberíamos admitir que nuestra revolución es fácilmente predecible y altamente impredecible.

Es verdad que existe una conexión entre el pasado y el presente, en la misma naturaleza se ha descubierto mucho en biología química, física y energía, sin embargo, hay otras que están por descubrirse y otras que la ciencia no comprende aun; para nosotros los revolucionarios todo está relacionado, razón suficiente para mejorar el futuro del proceso afectando el presente con determinación política.

Política que ayude a los descubrimientos tecnológicos que necesitamos para que sume las tendencias económicas que ayuden de mejor manera a los cambios sociales con creatividad variable capaz de impulsar la cultura y salir de la ignorancia, característica general del subdesarrollo.

Es la manera más significativa para transformar nuestra realidad tecnológica, nuestra pobreza y desigualdad por el atraso colectivo y poder decir que estamos en una verdadera revolución que transforma todo y crea una realidad distinta para el desenvolvimiento del nuevo hombre y mujer capaz de enfrentar de mejor manera la guerra sicológica que busca destruir la moral revolucionaria.

De una vez por todas debemos lograr que la ciencia también se ocupe de los problemas sociales con la política económica ofreciendo como resultado no solo negocios sino docenas de industrias nuevas en campos como la electrónica, instrumentos de precisión, Aero espacio, nanotecnología, biología, física nuclear, comunicación digital, cambios climáticos, nuestro socialismo requiere que nuestros consejos comunales y ciudades socialistas dispongan de complejos industriales de alta tecnología.

Con eso surgirán empresarios y empresarias, científicos y científicas que aporten innovación, creatividad desde la política económica del gobierno para construir un capital dispuesto a ayudar internacionalmente y con deseos de tener su compañía con una inversión mixta de recursos y seguir multiplicando el conocimiento, la investigación y la tecnología.

Contamos con satélites que nos proporcionan una dimensión adicional para observar los factores que inciden en el tiempo pero con la electrónica, las computadoras y las comunicaciones se pueden coordinar modelos matemáticos complejos, factores sociales, económicos y de defensa del país para integrar la salud, la educación, así, estaremos anticipando los cambios tecnológicos y ayudando a las ciencias políticas del proceso para salir del típico amen que nos caracteriza.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1485 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: