Cuándo, por qué y para qué volverá Chávez

“Hay dos maneras de vivir tu vida --reputaba Albert Einstein, célebre físico socialista alemán: una como si nada fuese un milagro, la otra, como si todo en ella lo es” Y es lo que ha referido también, con otras palabras acciones, y en diferentes contextos, el camarada y comandante revolucionario venezolano Hugo Chávez.

El secreto para Chávez, y para todo genuino cristiano, humanista o socialista, es que quien tiene un gran porqué para vivir puede enfrentarse a todos los "cómos"… como creía Nietzsche. Por ello tengo la absoluta certeza de que Hugo Chávez se reestablecerá pronto e íntegramente de su afección de salud.

Chávez ha demostrado ser un hombre firme, tenaz, resiliente. Un ser diligente, apasionado y a la vez cultivador de un alma ferviente y amorosa. Ha dado pruebas de ser un cuerpo de ideas y de ideales. De bríos y de acción. Y ha dado infinitas muestras de ser un enamorado de la vida. Del compromiso. De los lances que enlazan con el servicio al prójimo. Un ser tan sublimemente inspirado por su pueblo como inspirador de este.

El personaje Chávez nos recuerda aquel pasaje de Confucio, célebre sabio espiritual chino. El Maestro, en una de sus meditaciones refería: “--¿Me preguntas por qué compro arroz y flores?: Compro arroz para vivir. Y flores para tener algo por lo que vivir.”

Chávez ha ofrendado el arroz del día a día de millones. Pero al mismo tiempo, también, esas flores exóticas que son en contextos coloniales/ neo-coloniales las flores de la soberanía, la dignidad y la utopía. Y no solo de trabajadores, parados y desplazados venezolanos sino también de los proletarios latinoamericanos y los que hormiguean también en “el Norte”.

“Amar y sufrir es, a la larga, la única forma de vivir con plenitud y dignidad” recordaba el escritor español Gregorio Marañón. El saber del amar y el saber del sufrir han hecho de Chávez un ser no sólo más pleno, sino un estadista más sabio y digno de mandar/ obedeciendo.

Es decir, obedecer desde un nuevo y más hondo y sabio modo de dar dignidad y mando a este humilde aunque bravío e intuitivo pueblo nuestro, durante infinitos siglos ferozmente burlado, apaleado, oprimido y alienado.

Por ello nuestro Comandante sanará.

La vida llama a la vida.

El Pueblo una vez más le dará la más alta luz viva de milagro a su líder.

Chávez se levantará, como Lázaro, para ser testimonio de un milagro.

Y para impulsar el milagro de que un pueblo asuma colectiva, democrática, crítica e inspiradamente el protagonismo su propia liberación y reencuentro.

El cuándo volverá Chávez, salvo, sano y más inspirado, será el hoy más iluminado de nuestros pueblos.



delgadoluiss@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1955 veces.



Luis Delgado Arria


Visite el perfil de Luis Delgado Arria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: