A los escuálidos

Este texto lo redacté y lo distribuí en forma de volate hace ya algunos meses. Pero en vista de que en lo esencial conserva todavía plena vigencia, he creído conveniente darlo a conocer de nuevo, esta vez a través de Aporrea.

Se necesita ser bien sifrino, ser un verdadero y obtuso cerebro de pollo para preferir la dictadura a la democracia, la tiranía a la libertad y los privilegios de los poderosos a la justicia social.

A los infelices escuálidos, que se creen socios de los gringos, para que sepan bien lo que es una dictadura, se les debería suprimir desde ya todos sus derechos. Empezando por los sociales, como el derecho a la salud y la educación y terminando por el de votar.

Los imbéciles fascistas de cerebro al revés, no tienen derecho a joderle la vida ni el futuro a los demás. Que se jodan ellos, si quieren. Que pierdan sus beneficios laborales, sus trabajos, sus pensiones y jubilaciones, sus empresas, etc., pero que no se lo hagan perder a los demás

Tips: Uno de esos militarotes, que lo que tienen de patanes y de ordinarios (Carratú Molina, creo que se llama) en una entrevista que le hiciera un canal de televisión –que hasta asco da mencionarlo-, trató de ridiculizar los restos simbólicos de Manuelita Sánz.

-¡Qué es eso de simbólico?, le dijo al entrevistador. Y a renglón seguido, agregó: “qué simbólicos pueden ser esos trapos y esa arena que contiene ese cofre”.

El muy simplón ignora que los símbolos tienen a veces mucha más fuerza y poder que los mismos hechos reales que representan. Por ejemplo, ¿por qué este chafarote de cabeza cuadrada se cuadraba cuando vestía el uniforme militar al escuchar el himno nacional? Si analizamos la cuestión con la misma lógica simplista de este palurdo, el himno nacional no pasaría de ser una simple canción con letra muy emotiva, pero según Carratú, una simple canción. Lo mismo pasa con la bandera. ¿Por qué este safio se cuadraba ante la bandera que según él no pasaría de ser un simple trapo?

Pero, además, la hostia con la que comulgan los católicos ¿es en realidad el cuerpo de cristo? En verdad os digo que no. Y sin embargo, quienes comulgan creen que ese pedazo de pan ácimo es el cuerpo de cristo. Lo mismo pasa con la sangre que, como se sabe, no es otra cosa que vino. Pero no un vino cualquiera, porque el que se empujan los obispos y cardenales procede de los ricos viñedos de Borgoña y Burdeos. .

Ya no les basta a los asesinos del idioma decir “yo me recuerdo”, “recuérdate”, “recuérdense”. El verbo recordar no es pronominal; es decir, que no necesita de las partículas pronominales me, te, se, para expresar lo que con él se quiere decir. Pero, además, también figuran en este interminable catálogo de bestialidades: “han habido”, “habemos”, “hubieron”, “aperturar”, accesar”, “listado” “un curul”, sumatoria y, como ya dije, una larga lista de disparates más”. Ahora nos vienen, para seguir pateando el idioma, con la alba. ¡Diablos! ¿Por qué estos periodistas nos vienen ahora con eso de “la alba”, Sencillamente porque ignoran que alba es un sustantivo de los llamados neutros. Es decir, que por sí mismos no tienen género; que el género se los da el artículo. De allí que se pueda decir indistintamente “el mar” o “la mar”, “el calor o la calor”, etc. Pero en el caso de “la alba” existe el inconveniente del horrendo sonido cacofónico que produce la unión de la vocal “a” del artículo “la” con la primera letra del sustantivo que también es una “a”, pero tónica. De manera que para evitar el desagradable sonido cacofónico que produce la repetición de la misma vocal, se debe utilizar el artículo masculino el, y decir el Alba.

Pero, además, estos señores, que quieren presumir de muy originales y sabihondos ¿por qué en lugar de decir la agua, la hambre, etc., dicen el agua, el hambre , etc.? Esto lo preguntamos porqué si se pudiera decir la alba, también se pudiera decir la agua, la hada madrina, la hacha, la hambre que azota al Africa etc.

Señores de VTV y de otros medios televisivos, recuerden que la función de los medios, tanto escritos como electrónicos, es educar y no atentar contra el idioma.

Nota: Me acaba de informar una persona de muy alta calificación técnica, que Corpoelec, por el servicio que le presta a sus suscritores, recauda un monto equivalente a la mitad de sus costos operacionales, .es decir, apenas el 52 por ciento de los mismos. Me informa además el experto, cuyo nombre me reservo, pues no tengo su autorización para mencionarlo, que ese tremendo déficit de un 48 por ciento con el que opera la empresa, se debe fundamentalmente a la firma de un contrato colectivo tan elevado, que la misma no está ni remotamente en capacidad de satisfacer.. Y yo me pregunto, ¿pero bueno, cómo es posible que una cosa así ocurra; que se ignoren reglas y principios tan elementales de una buena administración que recomiendan o estipulan que los gastos no deben exceder nunca a los ingresos, y menos en nuestro país donde las tarifas eléctricas han estado congeladas desde el 2003?. ¿De dónde se están obteniendo los recursos para enjugar ese tremendo déficit?. Si es a base de créditos adicionales, pues se llegará al momento en que la nación no podrá con las deudas, por cuanto los trabajadores, que no son ningunos revolucionarios ni patriotas, que no ven más allá de los estrechos límites de sus mezquinos intereses -por lo menos la inmensa mayoría-, tan pronto expire la vigencia del contrato estarán presionando para la firma de uno nuevo con mayores y sustanciales aumentos de sueldos y salarios.

No se conforman con las elevadas remuneraciones que ya han obtenido, y que los han convertido en los trabajadores mejor pagados de Venezuela y sus alrededores. Y si no lo creen, permítame caro lector que le informe lo siguiente, lo cual sirve para explicar la alarmante situación por la que está atravesando la empresa eléctrica en estos momentos. En esta empresa hay obreros que devengan a la semana un salario básico de nueve mil Bs.9.000,oo) bolívares fuertes. Pero además de eso, el trabajo realizado durante el turno de la noche se las pagan a razón de 61,25 la hora.; lo que permite que un obrero, que cumpla un horario nocturno puede devengar a la semana un ingreso adicional de 470 mil bolívares fuertes. Y esto en los días y las noches ordinarios, porque si nos referimos a los domingos, entonces las horas extras nocturnas se la pagan a razón de 215 bolívares fuertes, Por lo que un trabajador raso, sin ninguna preparación especial, puede obtener un ingreso adicional.715.000 bolívares fuertes a la semana. La situación de la empresa, debido a estos altos salarios, es tan crítica, como pudimos ver cuando hablamos de los costos, que ha tenido que suprimir el seguro HCM.

Ahora ¿por qué esto? Pues porque el estado ha delegado en los mismos trabajadores, a través del llamado Control Obrero, la función de establecer la política salarial de la empresa, y los trabajadores, que se caracterizan por carecer del más elemental sentido de responsabilidad, se despachan y se dan el vuelto. Los ponen como al zamuro a cuidar carne y como el zamuro se come la carne, ni bolsas que fueran.

Esto es el resultado del dogmatismo. De tratar de construir un modelo político basándose en recetas extraídas de lecturas mal digeridas. De actuar en este sentido conforme a lo que haya dicho o hecho algún personaje de relevancia internacional. Y como Carlos Marx y Federico Engels hablaron de que la clase obrera es la vanguardia de la revolución, pues santa palabra, hay que darles a los trabajadores y obreros todo de lo que se antojen, así se ponga en riesgo la estabilidad económica del país. No se tomó en cuenta el contexto social, económico y político en el que los fundadores del marxismo plantearon esta tesis. Cuando ellos plantearon esta teería, el trabajador alemán formaba parte del sector más explotado de la sociedad alemana, incluso, más que los campesinos. Hoy en Venezuela esa situación ha cambiado radicalmente, porque en nuestro país no son ya los trabajadores de la ciudad, que en algunos casos integran una verdadera aristocracia obrera, los más explotado sino el campesino..

Yo no sé cómo esta situación, que puede generar gravísimos problemas, y entre ellos el fantasma de la devaluación, se podría resolver. Pero de que hay que hacerlo, hay que hacerlo, porque en estos momentos existen situaciones que conspiran contra los altos precios del petróleo. Esto lo decimos, porque si los Estados Unidos llegara a apoderarse del petróleo de Libia, la OPEP se disolvería y los precios del crudo caerían en barrena.


alfredoschmilinsky@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2161 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a119745.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO