Mi Presidente, malísima idea

Como de costumbre escuché el Alo el domingo pasdo. De las muchas cosas interesantes que dijo mi querido Presidente, quiero referirme concretamente a dos de ellas: una por mala y otra por buena.

La mala pero malísima idea de dar tierras de Aragua a las comunas de Caracas fue un balde de agua helada y sucia para los habitantes de estos lares. No lo digo por interés propio porque soy absoluta y totalmene citadina y no se distinguir un limón de una rosa y además soy caraqueña habitante de Aragua desde hace 38 años. Pero palpo de cerca el sentir de la gente. Los aragueños aspiran, y no por falta de solidaridad, que las tierras fértiles y maravillosas de Aragua sean justamente distribuidas entre sus campesinos organizados en comunas, como de seguro así lo quieren los guariqueños y los zulianos y todos los demás.

El hecho de que la familia Bolívar viviera, como todas las familias oligarcas de la época, en Caracas de sus tierras y esclavos en Aragua, no significa que a las comunas de Caracas se les deba dar tierras aquí. En Caracas hay todavía tierra para sembrar, si es que ellos quisieran hacerlo, los campesinos siembran hasta en un pote de leche, y los que no lo somos, no porque seamos malos sino porque "todos los palos del monte tienen su separación, unos sirven para leña y otros para hacer carbón" no sembramos ni que tengamos mucho donde hacerlo.

Tenemos que organizarnos y dejar de andar al boleo, los habitantes de Caracas si quieren volver al campo que lo hagan en donde sobra la tierra y falta la gente, Amazonas, Guayana, Amacuro, etc. Allí hacen falta y si les gusta el campo, con la ayuda suya estoy segura que serán bendecidos. Y no crea mi Comandante que es falta de solidaridad, los venezolanos somos muy solidarios, a pesar de la guerra que a tal sentimiento le tiene la televisión y sus derivados. Lo hemos demostrado. Es sentido común, el menos común de todos los sentidos, y yo se lo expreso con la honestidad y sinceridad con que lo he hecho siempre. Distribuya la tiera de Aragua entres los campesinos de Aragua por supuesto no en forma individual pues no queremos crear nuevos terratenientes, no los deje solos, necesitan soporte de todas clases, Juan Carlos Loyo hasta ahora me parece un excelente muchacho, no lo sobrecargue de funciones y tareas, dejelo en lo suyo, ya tiene bastante con ser presidente del INTI y Ministro de Agricultura. A los Caracaqueños, que en su gran mayoría no quieren ni oir hablar del campo, hay que abrirles otros quehaceres, que hay muchos y que hacen mucha falta.

La otra idea que expresó y que me parecio excelente, fue mandar la los Ministros, y yo hubiera agregado a los gobernadores, alcaldes, diputados, presidentes de Institutos Autónomos, etc. a patear calle y a oir cara a cara, frente a frente a su pueblo. Pero le sugiero que haga que tal deseo pase del dicho al hecho, y una idea para ello, sería que todas las mañanas a las 5:30 a.m. llame a tres de sus Ministros y a tres de sus gobernadores, y les pregunté ¿donde estás?, a lo que ellos con toda seguridad le van a responder, "en mi casa", y Ud. "qué haces allí, para donde vas hoy?" Su Ministro y su gobernador le inventarán un lugar y Ud. con su inteligencia verificará que eso sea cierto, además instruirá a sus gobernadores para que hagan lo mismo con sus alcaldes.

Antes, por supuesto Ud. los reune a todos y les imparte por ejemplo estas instrucciones: Van a coordinar con el gobernador y Alcalde de un municipio la visita al lugar, con reuniones con los consejos comunales, con la población en general, visitando los hospitales, los CDI, los módulos de Barrio Adentro, las Escuelas, los Mercales y Pdevales (si es que los hay y si no los hay que los abran de inmediato), las cárceles, los bomberos, la policía, la Inspectoría del Trabajo y en fin todos los sitios que puedan en 16 horas de trabajo y a la mañana siguiente a trabajar desde las 5:00 a m en sus Despachos solucionando los problemas que la gente les planteo y coordinando con los Ministros del Ramo aquellos problemas que directamente no pueden ellos solucionar, y también trabajando en sus propios asuntos. Esas visitas a los diferentes municipios, deben hacerse mínimo dos veces por semana y los sábados y rindiéndole a Ud. cuenta una vez al mes de todo lo que han solucionado.
A la Ministra de Salud por favor la manda para que esté en CAgua a las seis de la tarde visitando la Segundera, Corinsa, Prados de la Encrucijada para que los Zancudos se la lleven en peso como a nosotros.

¿Sabe porqué le doy ese consejo?, porque lo que Ud. les dice le entra por un oido y les sale por el otro, así que le toca a Ud. dirigirlos, controlarlos, supervisarlos y tenerles la cabulla bien cortica. Ud. como militar está acostrumbarado a que da una orden y se la obedecen (los soldados), pero en la vida civil esto no funcina así, hay que estar encima y a Ud. le toca, por ejemplo hay que acabar el tren para mediados del 2012 y si Ud. no se monta en eso ni en 20 años lo van a terminar.

Bueno, yo me imagino que Ud. lee mis letrujas, crealo si lo hiciera lo ayudarian y perdone mi inmodestia.

Como siempre con Ud. rodilla en tierra pero con la cabeza en alto mi Comandante,

Nota: Lo del tren me interesa egoisticamente porque tengo 67 años y como siga así de lento no lo voy a poder usar.

veoch@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2400 veces.



Victoria Elena Otero


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: