La oposición entre ellos

La formación de autómatas y no de hombres es la regla de oro que caracteriza a los partidos de la Cuarta República, quedó bien claro para los que han vivido esos años de hábito, que son expresión pura del sistema capitalista, al desechar cualquier originalidad, vivir y pensar según patrones establecidos por los ingenieros del departamento de estado y del pentágono. Todos aspiran, todos critican, nadie innova, fuera de lo establecido, reina la filosofía de la ambición del poder, para las próximas elecciones de noviembre.

SUMATE RESTO y originó una carrera desbocada entre la oposición, empiezan a surgir los frijolitos, su fidelidad opositora es por condicionamiento no por necesidad política mi moral. Claro esta que en este caso se trata de un entretenimiento inofensivo propuesto por partidos políticos sin ética, pero si astutos a su clientela antes favorecida por quienes lideraron los gobiernos de antaño. Ellos saben que lo que venden hoy no les pertenece, ellos están engañados por la bandera de barras y estrellas indiferentes a esos juegos frívolos de esta oposición ajena a la voluntad del pueblo.

Juegos frívolos, es verdad. Pero ¿por qué estos juegos? Por el deseo vehemente, casi angustioso de alcanzar protagonismo y notoriedad a todo costa, la lucha intestinal que impone a los candidatos de la oposición que fabrica y venden los Estados Unidos, que buscan irracionalmente en el popular de las galaxias, por la gracia suprema de saberse solos en el Universo y, para escapar a su mísera condición de políticos de oposición, aplastados por tanta indiferencia. Inclusive de la indiferencia divina. No pueden aceptar que creyéndose los amos de las estrellas, hacen suya la irracionalidad del deseo, de la inmortalidad que soñaban tener a lo largo de la historia.

Son lechones de la misma camada, que involucionaron en el manejo administrativo exclusivista que los dejó miopes, mal intencionados, son nocivos para ellos mismos, no se diga para esa clase social que los parió prematuramente.

Cuando se posee tales herramientas y están a la disposición del sistema, es grande la tentación de emplearlas como lo hicieron para desacreditarse para siempre por la fuerza de la verdad. Esta oposición burguesa llena de un aura mediocre, es una oposición llena de fraudes perfectamente totalitaria y fascista, si por la necesidad del TLC o de sostener la libre empresa, vaya usted a saber. Y cuando, como se esta intentando ahora usando la inquisidora fuerza informática pagada por el imperio imponen sus ideas desestabilizadoras, a fuerza del cansancio y del aburrimiento de mas de lo mismo.

El día que deseen integrarse al sistema revolucionario, lo cual permite la táctica, los pasos numerados y cifrados de su evolución mental de cada uno de ellos, les permitirá SUMARSE con transparencia con las masas para un desarrollo endógeno, inclusive en tiempos de crisis histórica. Ningún totalitarismo será entonces concebible. Reinará el orden Revolucionario absoluto.

Quiéranlo o no, la rueda de la historia ha molido sobre esos partidos políticos representantes del capitalismo su descomunal prepotencia y monopolios, sus gentes quiéranlo o no deben reconocerse como producto de la historia que ya paso. Estos candidatos de hoy, de la oposición, representaron antes en el poder, la felonía, donde impusieron la opresión, deformante de la justicia, del oprobio, de la explotación, de la negación sistemática de la dignidad humana.

Hoy la nación venezolana superó la depredación y el abuso de estos fulanos, que hoy pretenden mentir con falsos valores y dobles discursos, postulándose para cargos que no podrán ejercer, ya que el saldo electoral esta en rojo, sus desvaríos, impuestos por sus lagunas mentales, pretenden ofrecer lo que nunca pudieron hacer por más de 80 años.

El pueblo Venezolano y la Revolución Bolivariana, por obra y gracia del amor a la libertad, por un puñado de hombres encabezados por Chávez, y apoyados por el pueblo en su totalidad, cumplieron con el mandato del padre de la patria Simón Bolívar, más la voluntad soberana de las masas ha logrado recuperar para siempre los valores patrios que se suponía estaban enterrados. De este modo el pueblo en el poder se transformó en la fórmula sagrada del humanismo socialista.

Amor por principio. Orden por base. Progreso por finalidad, nos recuerdan que la justicia, la equidad, el beneficio del hombre son formas naturales de vida, nos recuerdan que nacimos desnudos, libres para crecer y progresar con el socialismo como fin.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2080 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /oposicion/a55445.htmlCUS