Frente a los tribunales del trabajo en Puerto Ordaz, donde lleva una demanda salarial

Jean Mendoza agradeció a todos los que le apoyaron para lograr su libertad

Jean Mendoza, obrero venezolano víctima de criminalización por su lucha laboral, agradece el apoyo de la clase obrara a nivel nacional e internacional

Jean Mendoza, obrero venezolano víctima de criminalización por su lucha laboral, agradece el apoyo de la clase obrara a nivel nacional e internacional

Credito: MS

El dirigente obrero Jean Mendoza agradeció hoy públicamente a quienes le apoyaron para recuperar su libertad, luego de que estuviese detenido esta semana por una denuncia penal de la gerencia de la empresa MASISA, para la cual trabaja. La transnacional, cuya sede matriz se encuentra en Chile y tiene producción en Venezuela, le acuso ante tribunales penales por presunta "instigación al odio" y por "simulación de hecho punible". Esta acusación se produjo contra Jean Mendoza, en respuesta a su desempeño como vocero de sus compañeros de trabajo, que vienen protestando por violaciones de derechos laborales y sindicales. 

A raíz de eso, la Fiscalía y el Tribunal ordenaron su detención, lo que desató una campaña regional, nacional e internacional de repudio a la medida y de solidaridad con el luchador obrero. En dicha campaña, motorizada por la organización de izquierda en la que milita, Marea Socialista y por una organización mundial de partidos socialistas revolucionarios, de carácter obrerista, llamada Liga Internacional Socialista (Lis), intervinieron en primera línea los trabajadores de MASISA solidarios con su vocero y delegado de prevención electo por la base. Igualmente hubo expresiones de solidaridad de trabajadores de otras enpresas de Guayana, incluídas las empresas básicas del Estado. Por otra parte, en el resto del país, y principalmente en Caracas, se movilizaron dirigentes y activistas sindicales que resisten a la represión y defienden los golpeados derechos laborales. Además de Marea Socialista, tuvo apoyo de organizaciones políticas de izquierda altamente críticas de las políticas del gobierno, y especialmente a lo que califican como políticas antiobreras y represivas contra la clase trabajadora, que incluyen la aplicación de la "Ley Contra el Odio" y la criminalización de la lucha laboral.

La sorprendente solidaridad internacionalista se manifestó tanto en América Latina, como en Europa Occidental y del Este, en paises del Medio Oriente y Asia, como Turquía y Líbano, Pakistán, e incluso hubo apoyos desde Estados Unidos y Australia, con mensajes en las redes sociales, carteles en concentraciones de calle y comenzaba una serie de visitas a embajadas de Venezuela en varios países: En Buenos Aires (Argentina), París (Francia), en Turquía... 

Jean Mendoza logró salir en libertad, pero se le impuso una medida de presentación periódica en tribunales, prohibición de salida del país y advertencias sobre el uso de las redes sociales y medios electrónicos.

Tres días después de haber sido liberado, Jean Mendoza acudió con sus compañeros de trabajo de MASISA al tribunal laboral en el que introdujeron el año pasado (2021) una demanda por incumplimiento de compromisos salariales y de la convención colectiva de trabajo. Allí se dirigió a los compañeros presentes e hizo un llamado a los trabajadores de Guayana y del  país para unificarse e ir a la lucha por las reivindicaciones salariales y contra la criminalización de la protesta laboral. 

Expresó las siguientes palabras:

¡Muy buenos días! Soy Jean Mendoza, soy trabajador de base de la transnacional chilena MASISA. Hoy me encuentro aquí en el Palacio de Justicia en Puerto Ordaz, dando, primeramente, las gracias a todos los compañeros que apoyaron mi libertad, en toda esta situación en la que he sido judicializado con elementos de “instigación al odio”. Le doy las gracias a todos los trabajadores que estuvieron en esta gran campaña para mi libertad.

En el mismo sentido, le doy las gracias a todos los compañeros trabajadores a nivel internacional, a los compañeros de la Liga Internacional Socialista, a los compañeros de Marea Socialista acá.

Todos han hecho una gran labor con esa campaña, que ha contribuido enormemente en la liberación de mi persona.

Igualmente, nosotros acá, los trabajadores de MASISA, también mostramos solidaridad contra todo tipo de represión a nivel mundial y sobre todo a nivel regional. Especialmente, con los compañeros de Sidor, que hoy están siendo jubilados de manera forzosa; con los compañeros del cemento, que también, igualmente, están peleando por el salario y por la libertad sindical.

Entonces compañeros, el llamado a todos los trabajadores, no solamente de Ciudad Guayana, de toda la región, sino del país: es el momento de unificarnos y de aclararnos bien para ir a la lucha, por nuestras reivindicaciones salariales, por evitar más criminalización de todos los trabajadores que estamos luchando por nuestros derechos.  

¡Muchas gracias!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3564 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter