Escudo antimísiles es el primer golpe

Es altamente improbable que los Estados Unidos sostenga alguna vez una guerra prolongada de tipo convencional con Rusia, en la cual la superioridad tecnológica sea decisiva,

La parte perdedora utilizara las armas nucleares, mucho antes de concederle la victoria a su adversario. Así como están las cosas, una batalla aérea o terrestre un combate naval, en donde un cañón pueda disparar mas lejos y un avión volar mas rápido o un misil entrar por la ventana de un blanco, esta guerra convencional entre los EEUU y Rusia, ya no se dará, es muy tarde, son muchos años que estas dos naciones llevan armándose nuclearmente, para disuadirse mutuamente, y por dos ocasiones el mundo estuvo al borde de una guerra sin vencedores, La razón esta, en que los pequeños adelantos en los misiles nucleares, no marcan ninguna diferencia, por la cantidad de ese armamento disponible entre los dos países, aproximadamente 35 mil cohetes, sin contar con los de corto y medio alcance, diferencia que si la puede marcar el escudo antimisiles, que es la fuerza del primer golpe destinada a destruir los misiles de Rusia y su reacción, anulando en un primer ataque los cohetes rusos en los silos.

Pero lo que pasa es que Rusia, desde la época de la ex URSS, desarrollo sus misiles, un gran porcentaje de ellos para ser lanzados desde plataformas móviles, casi imposibles de rastrear, excepto cuando están cargando combustible, luego con los submarinos portadores de misiles nucleares, la estrategia cambio nuevamente al numero, la cantidad se volvió importante, destruyendo los tratados de no proliferación de estas armas. En respuesta al paraguas atómico, Rusia desarrollo el cohete TOPOL-M, con combustible solidó que puede ser almacenado cargado, su tecnología de trayectoria y vuelo a mas de 5 veces la velocidad del sonido lo hace prácticamente indetectable al escudo antimisiles, y por la gran cantidad de los misiles, resulta ineficaz destruir 3 mil y que los otros tres mil alcancen los blancos, por eso el acercamiento de los EEUU a las fronteras de Rusia.

Otra razón es que los norteamericanos están obligados ha proteger a 46 naciones de ataques externos por compromisos adquiridos, los 28 países de la organización del Atlántico Norte, Canadá, Israel, Japón, Sudáfrica, Pakistán, México, Brasil, Argentina, Arabia Saudita, Kuwait, y otros que posteriormente alcancen incidencia nuclear y que no estén inscritos en la lista del mal. Esto significaría combatir en dos guerras de tipo mayor simultáneamente, esta es la otra razón del escudo antimisiles, razón netamente económica entre el pentágono y la OTAN

La penúltima razón, es controlar el mundo, oponiéndose a los movimientos guerrilleros, hoy terroristas o a cualquier tipo de revolución de naciones hostiles, consideradas así por pensar diferente, y la ultima razón, es que toda la tecnología debe estar dentro de la frontera estadounidense por la importancia militar, por lo tanto cualquier tecnología propia o ajena, el control debe ser norteamericano.

Dentro del primer golpe o de cualquier proyecto militar de los EEUU, esta el aspecto económico. Los gastos de investigación, desarrollo y experimentación de nuevos armamentos, le permite a la aristocracia militar norteamericana generar cientos de miles de millones de dólares por año, en los actuales niveles de inversión implica controlar toda la tecnología y los científicos que la hacen posible, cada uno de estos mide su prestigio en el pentágono, por su habilidad para mejorar la asignación de cientos a miles de millones de millones de dólares, generando nuevos requerimientos, pensando en las armas del mañana que RUSIA y CHINA podrían fabricar, lo que a su vez crearía la necesidad de nuevos armamentos para el próximo año y luego para el próximo.

La doctrina militar imperial es simple:

“Si UD, puede pensar en una nueva manera de hacer daño, golpeando, quemando, desintegrando, envenenando, asfixiando, mutilando, o cualquier otra manera de asesinatos masivos, investíguelo, una vez que lo haya hecho, desarróllelo y luego despliéguelo, si nos sirve, UD es un patriota al servicio de la nación.”

Esta oración, porque parece una oración del mal, toma en cuenta dos fundamentos:

Una, la necesidad permanente de espiar, escudriñar la tecnología de otras naciones, sus avances, para que sea norteamericano por seguridad nacional.

Dos, sigue siendo el presupuesto económico, sus requerimientos mensuales, por la modernización de las armas existentes, ya que estas deben ser continuamente perfeccionadas, los aviones deben ser mas rápidos y con la ultima tecnología del año anterior, se deben combinar mas armas biológicas y químicas, para ver que sale.

En un mundo ambientalmente dañado, socialmente miserable, donde la juventud de toda la tierra quiere la paz y la solución a los problemas ambientales, los pueblos buscan nuevos sistemas políticos justos, el pentágono desarrolla su producto económico mas importante, las guerras, ellos la llaman progreso, un sustituto de la victoria.

En síntesis, el pentágono gasta miles de millones de dólares por año, en una serie de proyectos destinados a combatir los mas recientes modelos de armas inexistentes de Rusia, lo importante es tener la perspectiva de gastos militares, este es el lema del imperialismo militar estadounidense, de lo contrario como explicar, que la mayor parte del presupuesto de defensa de los EEUU este destinado a la investigación, desarrollo, y experimentación de nuevos armamentos.

Los militares manejan el pentágono, como la industria automotriz los consumidores, esta es la habilidad de Detroit, sede de las más grandes industrias del automóvil.” De que no es bueno ser visto en el modelo del año anterior” esto mismo pasa con los generales de las fuerzas armadas imperiales, venden un avión ultimo modelo, automáticamente ellos quieren uno mejor, a esto le llaman seguridad nacional.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4081 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: