¡Exprimen y exprimen, hasta la última gota de sangre a los países más pobres y desvalidos!

El capitalismo salvaje, sus chacales y la miseria humana (…)

“Cuando se acerca el momento de la destrucción se pierde el buen sentido…”

Esa apologética sentencia dice un mundo de verdades, y lo es más todavía cuando se le suman todas las iniquidades cometidas por avaros y codiciosos financistas del primer mundo, que más allá de robarle el pan a los más desprotegidos y débiles, atentan con vileza y saña contra lo más sagrado de la vida y contra la humanidad y la indigencia del tercer mundo, y que de hecho son seres que no tienen prácticamente nada. Es, por tanto, un mundo de chacales financieros que se valen de la miseria humana y de la ingenuidad de los pueblos para hacerse de dinero fácil, sin importar el dolor humano, la situación de indigencia o la infrahumana condición de empobrecidos pueblos.

Las mega corporaciones, creadas con el ex profeso fin de amasar dinero sin importar los daños que de ello se deriven –porque el fin justifica los medios— y sin que haya en sus propósitos una pequeña razón de humanidad, controlan gobiernos y países a nivel planetario y prefieren operar dentro de economías de enclave fuera de EEUU, por que a decir de los salarios (africanos o mano de obra esclava) les facilita una alta rentabilidad, evasión de impuestos, y ausencia o ningún marco regulatorio al ingreso y salida de sus capitales y ganancias.

Esa situación de la llamada "globalización" es la que produjo el milagro de los "tigres asiáticos", el "milagro chino", y otros "milagros" diversos de "expansión y concentración capitalista" en países con estructuras extremas de pobreza y desigualdad social como la India, sistema que también fue transferido a África y a América Latina, donde la explotación del hombre por el hombre y la concentración de riqueza en pocas manos es extrema, así como su contrapartida, la pobreza y la exclusión de las mayorías.

En otras palabras, los bancos y trasnacionales del Imperio sionista capitalista extraen sus ganancias depredando al mundo dependiente (robando mano de obra y recursos naturales) y luego los utilizan para generar un "segundo frente" de ganancias a través de la especulación financiera en EU y los países centrales del sistema capitalista. Apoyados estos por el poderío militar nuclearizado de los EU, cuyas fuerzas fueron creadas y fortalecidas a tal grado de omnipotencia, que más allá de fungir como los gendarmes del mundo, se comportan además como los más rapaces depredadores del mundo globalizado de hoy.

En otras palabras, los poderosos países que gobiernan el mundo financiero mundial se apoyan y están protegidos por el paraguas nuclear-militar del Estado imperial norteamericano (su gendarme mundial). Y, desde el festín de repartirse la torta, las trasnacionales sionistas capitalistas sustraen (roban) las riquezas y recursos naturales de los países dependientes, que luego transfieren y reciclan en forma de capital especulativo en el sistema financiero internacional con central operativa en Wall Street y la Reserva Federal de EEUU, que controla el maléfico dólar.

El punto fuerte de EU ya no es su economía totalmente quebrada (con un dólar convertido en chatarra) ni su seudo-diplomacia de imposiciones unilaterales, ni su militarismo fiero que ya no obtiene triunfos.

Su predominio incuestionable radica en el ámbito tecnológico con un gasto galopante en investigación y desarrollo de 3% de su PIB, pero que es insuficiente para ejercer un unilateralismo straussiano o un unilateralismo light (a lo James Baker III), amén que en menos de una década puede ser dejado atrás por sus competidores geoestratégicos, valga decir: China, Rusia e India...

Y a esto como corolario, le agregamos lo que nos dice Alfredo Jalife Rahme (La Jornada, Méjico): “El siglo estadounidense feneció for ever and ever. Se asienta el siglo euroasiático multipolar, que esperamos sea más civilizado”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1570 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: