¿Cuántos más deberá construir?

Bush lo dice: ¡Con mis muros no te metas!

El gobierno de la extinta República Democrática Alemana (RDA) ordenó el día 13 de agosto de 1961, la construcción de una pared de concreto con una longitud de aproximadamente 166 kilómetros de largo, el llamado “Muro de Berlín”. En su momento, los lideres de la RDA justificaron la acción, que ahora será inútil repetir, porque durante 28 años fue sometido a un bombardeo mediático que jamás ha cesado, todavía hasta hoy. 

Como resultado de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, el territorio alemán fue dividido en cuatro sectores y atribuidos a las potencias vencedoras: Estados Unidos, Inglaterra, Francia y la Unión Soviética. Los tres primeros países permitieron en ese territorio la creación de la República Federal Alemana (RFA), cuya capital sería Bonn; mientras que en el territorio adjudicado a la Unión Soviética fue creada la RDA, cuya capital sería Berlín. Esta ciudad, situada en el corazón de la RDA había sido dividida a su vez en idénticas condiciones a las potencias vencedoras, de modo tal que dentro de la propia república apenas constituida, se formó una quinta columna que saboteaba constantemente al gobierno de la RDA con todos los argumentos, que, luego de nuestra propia experiencia aquí en Venezuela podremos, aunque sea medianamente atisbar, o simplemente tratar de imaginarnos lo que entonces sucedió. 

Durante esos años los militantes de la causa revolucionaria nos tuvimos que calar todas las críticas que sobre la RDA llovieron por la osadía de atentar contra la libertad, etc., etc. Los camaradas de la RDA fueron acusados de todo, empezando por ser criminales, que dividían familias, que atentaban contra los derechos humanos, las garantías democráticas y pare de contar. 

No pasó mucho tiempo para que viera con asombro cómo han surgido otros muros, pero estos con la característica de ser absolutamente “democráticos”, pues están siendo construidos o apoyados por los Estados Unidos. El primero, en la frontera con México, con una extensión de más de mil kilómetros, para evitar que siga entrando la chusma “latina” a los EE.UU. Este muro cuenta con el apoyo de la derecha vendepatria y traidora de México, encabezada por los cachorros Vicente Fox y Felipe Calderón. El territorio que Bush quiere proteger es precisamente aquel que le fue mutilado a México, en uno de los actos más aberrantes de la historia. 

Si esto no fuera suficiente, los lacayos del Imperio construyen en Israel el llamado “Muro de la Vergüenza” para separar a israelíes y palestinos, con la característica que este muro tiene una longitud tres veces mayor que el muro de Berlín, dos veces más alto, con torres de vigilancia construidas cada 300 metros, sensores electrónicos, alambradas y zanjas de hasta 2 metros de profundidad. El costo será de aproximadamente 6.000 millones de dólares. Los planes son continuar la construcción para convertirlo 15 veces más grande que el Muro de Berlín. ¿Se imaginan de dónde provienen los fondos para la construcción de esta maravillosa obra de ingeniería? 

Otro muro está siendo construido en Bagdad para separar dizque a los sunnitas y los chiítas, cuando la verdad es que el ejército invasor está propiciando la política de “divide y vencerás”, provocando a los hermanos musulmanes y así lograr que se maten unos contra otros. La “idea” es de separar inicialmente 10 de los barrios de Bagdad, y para acceder a cada uno de ellos, los habitantes tendrán que portar una carta de identidad especial, con las consiguientes molestias, abusos y perjuicios de todo tipo que estas medidas acarrean. Es decir, que los gringos pretenden convertir a la ciudad de Bagdad en una enorme cárcel para sus propios habitantes. 

Hay otro muro olvidado. Es el que Marruecos, apoyado por los EE.UU., ha construido en el antiguo territorio llamado Sahara Español, y que hoy reivindica, después de 30 años de lucha la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Este muro es 60 veces más largo que el Muro de Berlín y está minado a todo lo largo de su recorrido. 

¿Cuántos muros más serán necesarios para que el Imperio pueda tener control sobre los territorios que pretende dominar a su antojo? Me imagino que los próximos a construirse estarán en Afganistán y en Somalia, donde se está librando una guerra escondida y silenciada por la gran prensa.  

¡Ah, la Historia! tú lo cuentas y nadie aprende! Todos los muros que se han construido siempre han resultado de costos escandalosos y a la larga se han revelado insuficientes y vulnerables, empezando por el más grande jamás construido, la Gran Muralla China, con una extensión de más de 6.000 kilómetros, construida para contener a los enemigos del Imperio, especialmente a los mongoles y éstos no solo la penetraron sino que se aposentaron en China durante siglos. ¿Y la llamada Línea Maginot, formada por una serie de fortificaciones con las cuales los franceses pretendían detener a los alemanes? Estos simplemente la eludieron, la bordearon y cual torrente se desplazaron por las llanuras de Bélgica, penetrando hasta el corazón de Francia, ocupando a París. 

No digan después que no estaban advertidos. Una vez más, los muros fracasarán! Se los prometo. 

Internet: www.lapaginademontilla.blogspot.com

Correo:   omar_montilla@cantv.net 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4697 veces.



Omar Montilla


Visite el perfil de Omar Montilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: