Parlamento

No hay diferencia

No hay diferencia entre la Unión Europea y OEA, en colocarse al servicio de la Casa Blanca para desestabilizar al pueblo venezolano. Es público notorio y comunicacional que, la Unión Europea (UE). Participo y avalo el golpe de estado en contra de Evo Morales, quien había ganado la relección presidencial en Bolivia. Ahora niegan haberse sumado al golpe de Estado, que se ejecutó en 2019 contra el presidente Evo Morales. La Unión Europea respaldó el informe de la OEA, y ahora rechaza acusaciones sobre vinculación con el golpe contra Evo. En Bolivia las cosas se vienen aclarando y se pretende que los responsables paguen su participación en un hecho que es contrario a la democracia, por esta razón: el presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Andrónico Rodríguez, quien pidió se inicie una investigación sobre el papel de ciertas delegaciones diplomáticas durante los hechos golpistas. También es público notorio y comunicacional, que el Reino de España representa de manera protagónica a la Unión Europea en cuanto a las agresiones de los EE.UU. en contra del pueblo Venezolano.

Sin embargo, agencias internacionales recordaron que la Unión Europea respaldó el informe que presentó la Organización de Estados Americanos (OEA). En dicho documento se afirmó que se registró un fraude en los comicios que reeligieron a Evo Morales, como presidente y que, en la actualidad, este argumento quedó excluido tras una indagación judicial. El fraude señalado por OEA, nunca existió, la unión Europea y la OEA solo cumplieron, mandato de la Casa Blanca, la orden era desestabilizar el gobierno de Evo Morales a los fines de tomar el poder en Bolivia. El 27 de julio, del año 2020, el Fiscal General de Bolivia, Juan Lanchipa, mostró las conclusiones sobre un estudio del Grupo de Investigación Deep Tech Lab de Bisite, de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, en el cual se ratifica la insuficiencia en la comprobación de manipulación de datos.

No hay diferencia entre la Unión Europea y OEA, en colocarse al servicio de la Casa Blanca, para desestabilizar al pueblo venezolano. Las dudas de fraude en las votaciones de 2019 nacieron en torno al sistema de conteo rápido. La OEA, por su parte, se encargó de disponer de forma apresurada un informe en el cual resaltó el supuesto fraude, lo que dio paso a los sectores contrarios al gobierno de Evo Morales y a funcionarios militares a activar el golpe de Estado que terminó con el exilio del líder indígena, violencia y persecución que dejó heridos y muertos. De estos hechos señalados son responsable la OEA y la Unión Europea.

La OEA y la Unión Europea, ejecutaron el mandato del gobierno estadounidense, a los fines de liminar los gobiernos democráticos de Bolivia y de Venezuela El Parlamento Europeo aprobó una resolución común en la que se considera a Añez y sus excolaboradores "presos políticos" y se "denunciaron y condenaron su detención supuestamente arbitraria e ilegal". La resolución pide a las autoridades Bolivianas que los "liberen inmediatamente y retiren los cargos por motivos políticos contra ellos". También pide "un marco de justicia transparente e imparcial, sin presiones políticas", e insta a las autoridades a que "presten toda la asistencia médica necesaria para garantizar su bienestar". Nunca emitieron una opinión donde se indicara o señalara preocupación por la vida del Presidente Evo Morales, quien tuvo huir de Bolivia a México y después a Argentina.

Independientemente de las agresiones y bloqueo contra Venezuela por parte de los EE.UU, la Unión Europea, la OEA y la derecha terrorista venezolana, el País en su totalidad sigue defendiendo y construyendo el País de todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 594 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor