La obsesión gringa contra Venezuela

"Hay que dejar claro que nuestra política hacia Venezuela en el último año y medio ha sido un desastre absoluto y si no somos honestos sobre eso no podemos corregir nada"(Chris Murphy, Senador demócrata).

Prácticamente desde el año 2002 los "poderes fácticos" gringos están empecinados en revertir una y otra la decisión del pueblo venezolano.

Cada presidente que pasa por ese país (George W Bush, Barack Obama o ahora Donald Trump), tiene en su agenda el tema Venezuela.

Todos han tenido en la mira la revolución bolivariana y a sus dos presidentes: Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro Moros.

No perdonan que una nación, con importancia estratégica y que siempre estuvo bajo su dominio, se declare soberana e independiente.

Sin embargo, hay quienes piensan, desde su posición política o desde la ingenuidad, que en el fondo lo que buscan quienes mandan en Estados Unidos, son buenos propósitos porque quieren que Venezuela transite por el sendero de la democracia que ellos venden como modelo para el resto del mundo.

Y ante la rebelión, o "mala conducta", de los gobernantes venezolanos contra esos "nobles" propósitos, entonces comenzaron las "sanciones".

Es así como Venezuela fue declarada, mediante la Orden Ejecutiva; la Nº 13692, una "amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU", el 09/03/2015, por el presidente Barack Obama.

Desde entonces el presidente Donald Trump ha renovado, cada año, ese decreto y lo ha enderezado con otras "sanciones" mucho más crueles contra la economía, las finanzas y la sociedad venezolana, sin discriminación alguna.

Ahora, ni siquiera en el año donde el Covid19 no respeta ideologías, ha tenido compasión.

A continuación algunos referentes que evidencian la obsesión gringa contra Venezuela.

Lo que se busca

El Embajador ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, ha denunciado por las redes sociales "la propaganda de guerra" de EEUU contra nuestro país y ha afirmado que, con la excusa de defender la democracia, buscan eliminar físicamente al Presidente Maduro, invadir a Venezuela para destruir las fuerzas militares y políticas patriotas y convertirnos en una colonia.

Lo anterior tiene un sustento.

El Senador Demócrata Bob Menéndez en una audiencia, el 06/08/2020, del Comité de Relaciones Exteriores del Senado realizada con el actual encargado de negocios para la Oficina Externa de los Estados Unidos y futuro Embajador para Venezuela, James Story, le realizó la siguiente pregunta:

"Señor Story" (…). "El martes el representante especial Abrams confirmó que las guerrillas colombianas, otros actores criminales, ELN y facciones disidentes de las Farc, paramilitares, narcotraficantes, colectivos, están operando con impunidad en toda Venezuela. Mucho de eso parece ser un espacio sin gobierno. ¿Consideraría su evaluación que, en caso de una posible transición, se requeriría una misión de estabilización en Venezuela, similar a lo que hemos visto en Haití o Liberia?".

La respuesta de Story fue la siguiente:

"Trabajaré directamente con el Gobierno interino, así como con los Estados vecinos, la comunidad internacional, para idear el mejor mecanismo, no sé si será ese mecanismo u otro mecanismo mejor, que permita un Gobierno elegido democráticamente. Pero ciertamente es un problema. Es un significativo problema que afecta no solo dentro de la sociedad venezolana. Obviamente es un peligro para sus vecinos y para la máxima seguridad de los Estados Unidos".

Es decir, a trastienda se sigue considerando la opción militar.

Se sabe que el gobierno colombiano, como buen peón de EEUU, prestaría su territorio para una aventura de este tipo.

Para ello también se prestan agentes nacionales anunciando que viene una invasión militar a nuestro país, que según los anuncios serían de EEUU y Colombia

Campaña de máxima presión hacia Venezuela.

La obsesión contra Venezuela se ha venido intensificando en los últimos días y así parece que seguirá, al menos hasta las elecciones presidencia del 3 de noviembre.

Donald Trump en la carrera para su reelección está acudiendo a todas las argucias que le hicieron ganar en los Colegios Electorales en el año 2016. La ventaja de casi 10 puntos que le lleva Joe Biden parece ser irreversible, a menos que haya un suceso sobrevenido que haga cambiar esas tendencias.

Convencido entonces está Trump que el tema Venezuela le puede dar muchos réditos en votos.

Como hasta ahora el bloqueo no ha surtido los objetivos esperados, cualquier locura es posible en esa desesperación.

El 16/08/2020 el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, estuvo en República Dominicana con el propósito de certificar personalmente que el nuevo Gobierno del derechista Luis Abinader, se sumaría al coro que han constituido contra Venezuela, y lo logró.

Ese mismo, desde West Palm Beach, al norte de Miami, con miembros de la comunidad colombiana y venezolana, el asesor de Seguridad Nacional de Trump, Robert O’Brien, anunció una "campaña de máxima presión" contra Venezuela, bajo el argumento que el Gobierno de Nicolás Maduro ha "destruido el país y su economía y empobrecido a los venezolanos".

Comedia de errores

Mientras tanto otro senador, también demócrata, Chris Murphy, enumeró, en una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, celebrada el 04/08/2020, con la presencia del enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, el conjunto de errores cometido por la administración Trump en su obsesión de derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Veamos:

1. Las estrategias intervencionistas de Washington para desestabilizar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro en el último año y medio "ha sido un desastre absoluto".

2. "A principios de 2019, (…) la jugada ganadora estaba justo frente a nosotros: reunir a toda América Latina detrás de una transición o nuevas elecciones libres".

3. El Ejecutivo de Trump no ha sido capaz de neutralizar la supuesta influencia y respaldo que encuentra el Gobierno de Venezuela en otros países, como es el caso de Cuba y Rusia.

4. "Trump y sus halcones de América Latina" reconocieron "a Guaidó como el líder, pensando que impulsaría a los venezolanos (y líderes militares amigos de Maduro) al lado de Guaidó. De hecho, sucedió lo contrario".

5.Señaló que la decisión del gobierno de Trump "al poner a Elliot Abrams a cargo de Venezuela, y al actuar en gran medida solo, Trump ayudó a Maduro a reunir a los militares y gran parte del país contra Estados Unidos y arrojó a Guaidó como un peón estadounidense".

6. "En abril de 2019, intentamos organizar una especie de golpe, pero se convirtió en una debacle. Todos los que nos dijeron que irían con Guaidó se pusieron fríos y el plan fracasó pública y espectacularmente, haciendo que Estados Unidos se viera tonto y débil".

7. "Desde entonces, ha sido una comedia de errores. Por ejemplo, John Bolton (ex asesor de Seguridad Nacional) hundió las prometedoras conversaciones de transición dirigidas por Noruega en agosto de 2019 diciendo que ´¡se acabó el tiempo de las negociaciones!´ Luego, en marzo, Pompeo dio a conocer un plan de transición que es una copia al carbón del que matamos",

8. "Guaidó está boicoteando las próximas elecciones legislativas, ¿Entonces, qué? ¿Sigue reconociendo a Guaidó como el líder de la nación, incluso si no controla a los militares, el gobierno o incluso ni ocupa un cargo?".

9."Es un desastre total. Después de un año y medio, Maduro es más fuerte, la influencia estadounidense es más débil y no hay un camino viable para restaurar la democracia en Venezuela. Un estudio de caso en mala práctica de relaciones internacionales".

Conclusión

-Hasta ahora lo que queda claro es que todos los intentos o acciones emprendidas para derrocar al gobierno venezolano no han logrado el objetivo planteado por la administración Trump.

-Queda claro que demócratas y/o republicanos no congenian con el gobierno bolivariano y el resultado de las elecciones del 03/11/2020 no vislumbran cambios en esa ruta.

-El gobierno venezolano es el principal obstáculo para logra su verdadero objetivo: apoderarse de Venezuela por lo que ella significa, geoeconómica y geopolíticamente. Al respecto, recordemos lo dicho por el General Norman Schwarzkopf de EEUU, al mando de la coalición durante la Primera Guerra del Golfo (1990-1991), que habla por sí mismo: "Si todo Kuwait hubiese tenido zanahorias en lugar de petróleo, nunca me habrían enviado aquí".

-Están buscando o esperando la "oportunidad perfecta" (Casus Belli o en la jerga colombiana Falso Positivo), como ya ha sido práctica conocida en otras latitudes (Casos: Maine 1898, Lusitania 1915, Caso Pearl Harbor 1941, Golfo de Tonkin 1964, Granada 1983, 11/09/2001, Irak 2003 y Libia 2011). En el caso de Venezuela, por las declaraciones y acusaciones del actual presidente de EEUU y su equipo de gobierno, la "verdad irrebatible" estaría vinculado con la "seguridad de ese país", específicamente en el terreno del narcotráfico y/o terrorismo.

Para ello han puesto en funcionamiento una campaña mediática con su respectiva programación psicosocial que ejercen los medios mainstream para generar miedo y terror y preparar el terreno para el zarpazo.

-Por último, el factor tiempo parece operar a favor del gobierno venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1147 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor