Plan Colombia versión 2.0

La elección del colombiano Tomás Duque, comprometido con los escuadrones de la muerte y el narcotráfico, como presidente de Colombia anuncia la segunda vuelta del desacreditado "Plan Colombia" del Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia, CIA. El Plan Colombia promovió el asesinato sistemático de campesinos, activistas laborales y pobladores indígenas cometido por unidades paramilitares de la derecha colombiana denominadas Auto Defensas Unidas de Colombia, AUC y los Doce Apóstoles, ambas vinculadas con el presidente Álvaro Uribe y el cartel de la droga de Medellín.

La reciente elección de Duque, aprendiz de Uribe, amenaza con descarrilar tanto el acuerdo de paz firmado entre el presidente saliente Juan Manuel Santos y la izquierdista Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Colombia, FARC y las actuales negociaciones de paz entre el gobierno y el izquierdista Ejército Nacional de Liberación, ELN. Duque derrotó al ex alcalde de la ciudad de Bogotá y dirigente del izquierdista movimiento M-19 el ex guerrillero Gustavo Petro, sobre la base de renegar muchas de las estipulaciones del acuerdo de paz elaboradas entre el presidente saliente, Juan Manuel Santos y las FARC. Duque quiere procesar a los miembros de las FARC que fueron amnistiados en virtud del acuerdo de paz pero que Duque y sus aliados paramilitares consideran criminales. Santos recibió el premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para elaborar un acuerdo de paz con las FARC.

Uribe, que actualmente mantiene un curul en el senado de Colombia y que fue vetado para postularse otra vez para la presidencia, se espera que gobierne Colombia como un titiritero jalando los hilos de Duque. Uribe está empantanado en escándalos políticos que emanan por recurrir cuando era presidente a la vigente corrupción financiera, la cual emana de la creciente producción de cocaína de Colombia.

Duque desarrolló numerosos contactos con elementos de la derecha republicana mientras trabajaba para el Banco Interamericano de Desarrollo, BID y asistiendo a la Georgetown University y a la American University en Washington DC. Duque de 41 años de edad pasó tanto tiempo viviendo en Washington como en Colombia. La victoria presidencial de Duque en Colombia incluyó el apoyo a su campaña aportado por la Farrow Colombia, empresa manipuladora de redes sociales asociada a la misma empresa que participó en la sorpresiva victoria electoral de Trump, la Cambridge Analytica. Una gran parte del apoyo a Duque vino de la creciente población de cristianos evangélicos en Colombia quienes están vinculados con organizaciones evangélicas parientes en Estados Unidos.

Por otra parte, la clase obrera católica romana tiende a favorecer a Petro y obtuvo el 42 por ciento de los votos contra 54 por ciento de Duque.

Duque planea reinstaurar una versión remozada del "Plan Colombia" programa que verá un aumento en el número de operaciones entre contratistas militares privados de Estados Unidos y unidades paramilitares colombianas. El Plan Colombia original puso a Colombia y a Estados Unidos a rociar los campos de cultivos de la hoja de coca pertenecientes a los campesinos colombianos pobres mientras que los amigos ricos de Uribe y Duque de los carteles de la droga cultivaban la coca y la refinaban para obtener cocaína pura sin la interferencia de parte de Bogotá o de los contratistas militares patrocinados por la Agencia Central de Inteligencia, CIA.

Por otra parte, Duque es un admirador del filósofo italiano Nicolás Maquiavelo (Niccoló Machiavelli) y escribió un libro titulado "Maquiavelo en Colombia". La fascinación de Duque por Maquiavelo es compartida también por Donald Trump. Ambos líderes totalitarios sin duda alguna estarán de acuerdo en que Colombia sea utilizada como base de operaciones desde la cual lanzar operativos diseñados para derrocar a los gobiernos socialistas de Venezuela y Nicaragua, todo lo cual incrementará la migración hacia el norte de aquellos que buscan asilo político en Estados Unidos. Duque ayudó a redactar la lista de acusaciones contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya firmada por 76 senadores colombianos y 50 congresistas de Chile. Todos ellos afiliados a partidos políticos de la derecha.

La simpatía por las políticas planteadas por Maquiavelo en que "el fin justifica los medios" no es la única cosa que une a Duque con Trump. Uribe, mentor de Duque, es miembro de club de Trump de los multimillonarios, denominado Mar-a-Lago ubicado en Palm Beach, Florida. Se informa que Uribe ingresó al club junto con Andrés Pastrana, presidente de Colombia anterior a Uribe con el objeto de tener acceso a Trump teniendo en cuenta sus propios intereses, lo cual incluye el tráfico de estupefacientes y lavado de dinero. El padre de Duque, Iván Duque Escobar, sirvió como Director del Registro Nacional de Estado Civil durante el gobierno de Pastrana. Los estrechos vínculos entre figuras del Partido Conservador de Colombia como Uribe, Pastrana y Duque han convertido a Colombia en una oligarquía liderada por ciertas familias que lucran con el tráfico ilegal de estupefacientes.

La Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA sigla en inglés) de Estados Unidos informó que Uribe estaba comprometido en actividades de narcotráfico en Estados Unidos y que era cercano al cartel de Medellín que una vez fue dirigido por el difunto Pablo Escobar.

En el año 1991 un informe de la DIA titulado CONFIDENTIAL NOFORN (No para Extranjeros) WNINTEL (Advertencia: Fuente de Inteligencia y Métodos Revelados) decía lo siguiente: "Alvaro Uribe Vélez, político colombiano y senador es adicto a colaborar con el cartel de Medellín en altos niveles de gobierno. Uribe estuvo comprometido en negocios que incluían tráfico de estupefacientes en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia por sus vínculos con traficantes de estupefacientes. Uribe ha colaborado con el cartel de Medellín y es amigo personal de Pablo Escobar Gaviria. Ha participado en campañas políticas de Escobar para alcanzar el cargo de asistente parlamentario de Jorge Ortega. Uribe ha sido uno de los políticos del senado que ha atacado toda forma de tratado de extradición."

El tratado de extradición a que hace referencia en informe fue con Estados Unidos que logró que varios jefes narcotraficantes colombianos fueran extraditados para ser procesados en Estados Unidos acusados de contrabando de estupefacientes.

Cuando Hugo Chávez era presidente de Venezuela acusó a Uribe de actuar por cuenta de la chovinista política exterior de Estados Unidos hacia América Latina.

Hablando ante la Asamblea General de Naciones Unidas el año 2009 Hugo Chávez tildó a Uribe de "embustero compulsivo" agregando que Uribe inició una carrera armamentista en América Latina al acoger siete bases militares norteamericanas en Colombia y bombardear a Ecuador un año antes. A consecuencia del ataque de Colombia contra Ecuador, Quito expulsó al embajador colombiano y cortó las relaciones diplomáticas con el gobierno de Uribe al tiempo que desplazaba tropas ecuatorianas hacia la frontera colombiana.

El ataque colombiano contra Ecuador lo lanzaron cuando Chávez estaba tratando de negociar la liberación de más rehenes retenidos por las FARC. En respuesta, Chávez cerró la embajada de Venezuela en Bogotá y expulsó al embajador colombiano en respuesta a la violación colombiana de la soberanía de Ecuador.

De acuerdo con el Plan Colombia Versión 2,0 de Duque se podrá esperar nuevas operaciones militares contra países vecinos como Venezuela, Panamá y Ecuador. También podría producirse una nueva participación de la inteligencia israelí en el Plan Colombia.

Dentro de Plan Colombia original una empresa de seguridad israelí vinculada al programa Transformación General de la Seguridad Global (Global CST) del Mossad, participó en operaciones de vigilancia realizadas por la "Operación Salto Estratégico" ordenadas por el gobierno de Uribe y el presidente panameño Ricardo Martinelli. Un adepto del hotel escaparate y torre de condominio de Trump en Ciudad de Panamá. Martinelli se encuentra ahora procesado en Panamá acusado de interferencias telefónicas ilegales y corrupción financiera luego de ser extraditado por Estados Unidos.

Durante la operación "Salto Estratégico" un funcionario de la CST, Shai Killman fue atrapado haciendo copias de documentación clasificada del Ministerio de la Defensa de Colombia y fue deportado a Israel. Funcionarios del CST en Perú fueron también sorprendidos en posesión de documentación clasificada de la contra insurgencia en Perú.

Luego que las argucias israelíes en Colombia fueron denunciadas, el gobierno colombiano cambió la denominación de la operación como "Plan de Consolidación Nacional, PCN" el cual no tenía participación israelí. Con Duque en el poder en Bogotá, y Uribe que es extremadamente pro israelí jalará los hilos para que indudablemente las operaciones de inteligencia israelí vuelvan a Colombia con un fuerte apoyo de parte del gobierno de Trump y de sus varios agentes influyentes incrustados en la Casa Blanca y los Departamentos de Estado, Justicia y Defensa.

 

*Traducción desde el inglés por Strategic Culture Foundation Sergio R. Anacona

 

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1984 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: