Kerry nos volteó la tortilla

Así culminó esta última semana con esta noticia que dejó impactados a muchos y a más de uno llorando a moco tendido...

Y eso ocurrió en segundos, cuando nadie lo esperaba. Pocos minutos antes, la OEA había hecho aguas. El plan maquiavélico de Almagro de obtener el consenso de su Consejo Permanente para aplicarle a nuestro país la Carta Democrática, salía derrotado, debido a que eso significaba una absoluta insensatez que violentaba la propia Carta, pues la finalidad de la misma no es otra que impedir la rotura del hilo constitucional de sus países miembros y lo que se pretendía con ese plan, era todo lo contrario, apuntalar a la oposición venezolana para que los esfuerzos que viene haciendo para sacar del poder al Presidente Maduro, tal y como lo prometió Ramos Allup el día en que asumió la presidencia de la AN, el día 5 de enero de este año, dieran su fruto.

Era impensable que tal propuesta tuviera éxito, de manera que más allá de que en el proceso de la votación los EE UU le dieron su apoyo, una vez que quienes la adversaban obtuvieron la mayoría en el Consejo, se produjo lo inesperado, el representante del imperio de inmediato solicitó una reunión bilateral con nuestra canciller Delcy Rodríguez, la cual se desarrolló en un clima de respeto y cordialidad, la cual demostró, con el acuerdo entre ambos de iniciar de inmediato conversaciones para restablecer las relaciones diplomáticas, lo más pronto posible, que el gobierno de Obama se deslindaba, al menos, por ahora, de la gente de la MUD.

Pero lo que hoy queremos destacar, con el objetivo de que no pase por debajo de la mesa y para que ello se divulgue, tanto como sea posible, es que, efectivamente, ese cambio de política gringa respecto de Venezuela no solamente provocó escozor y demasiada molestia por los lados de la oposición venezolana, lo cual no es nada complicado demostrarlo, si leemos la noticia de lo ocurrido que nos transmitió al día siguiente de lo sucedido el diario El Nacional (*), el cual decidió hacerlo utilizando para ello, nada menos que el espacio que tiene reservado para su diaria nota editorial.

Pero, sin más comentarios, leamos las incidencias de ese encuentro histórico que nos hizo conocer ese medio, hoy convertido en un pasquín de la mayor vergüenza, cuyas repercusiones internacionales debieron haber sido recogidas en las primeras páginas de los medios de comunicación más importantes del globo:

"Sorpresas en la OEA"

Ya la política en América no es lo que era antes, una cuestión seria y antipática, pero en todo caso predecible. Pero hoy los términos en boga no son distinguibles al vuelo y mucho menos salen de las páginas de un sesudo libro escrito por un veterano profesor que, antes de retirarse, decide colocar las cosas en su sitio.

Quienes se asombraron con la aproximación entre el gobierno de Barack Obama y la dictadura de los hermanos Castro en Cuba, un hecho que sólo era algo lejano y que, en el mejor de los casos, no iba a estar a punto en este año, pues se han quedado con los crespos (o los Castros) hechos, ya que no solo se reanudaron las relaciones diplomáticas sino que Obama dejó a la mitad del mundo con la boca abierta al viajar a Cuba y dejarse ver como si fuera un turista más que va a la playa de Varadero.

Desde luego no fue tan fácil y ni tan frívolo porque lo que estaba sobre el tapete no era un fin de semana feliz sino el final de una era trágica y violenta, que había convertido a las llanuras y las montañas de América Latina en campos de batalla que aún hoy, cuando estamos en su declive guerrero inevitable, no deja de sembrar muertos en Colombia, sin ir muy lejos. No estamos ante las cenizas apagadas de una batalla que ha durado demasiado, ni ante la rendición de las guerrillas envejecidas, ni mucho menos ante el funeral del militarismo derechista y corrupto que hoy campea en Venezuela regando sangre y sembrando hambre donde antes hubo abundancia y futuros por doquier.

Pero como si la historia y la política en esta parte del mundo siguieran asentadas sobre una falla tectónica, donde siempre surge un fenómeno inesperado que estalla en forma de incertidumbre, ayer nos enteramos de una reunión que no estaba en la agenda de nuestras modestas mentes y mucho menos en las de los analistas que van apuntando los quiebres y avances de los acontecimientos propios de la política internacional y de los secretos que viajan en los relucientes maletines de los diplomáticos.

De acuerdo con lo trasmitido ayer por las agencias internacionales de noticias, Estados Unidos y Venezuela "dialogaron sobre la convocatoria de un referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro". Vaya notición, no porque el tema no esté girando como un "dron" estadounidense en Irak o Afganistán sobre nuestras cabezas, sino por la naturaleza de los participantes en el encuentro. Nada menos que el secretario de Estado, el canoso y larguirucho John Kerry, veteranísimo en el arte de desatar cualquier nudo gordiano, y la canciller de Nicolás Maduro, experta en rebuznar y de paso insultar a cualquier ser u objeto que esté a su lado, ya sea un gato, un árbol o un semáforo en Nueva York.

Lo cierto es que algo sucedió camino al foro porque Kerry no salió del encuentro con cara de regañado sino que, para sorpresa de todos, anunció que Washington "no estaba buscando sancionar a Maduro" y que tampoco pediría "la suspensión de Venezuela de la OEA porque no creemos que sea una medida constructiva". ¡Ay!"

A la gente de la MUD debió haberle caído ese cambio de política estadounidense en sus relaciones con nuestro país, como un balde agua helada y aún debe estar sufriendo lo que jamás se lo imaginó, comiéndose los dedos, si acaso no van ya por las muñecas o -quizás- más arriba…!!!

De nuestra parte, es demasiado importante que nos manejemos con mucha cautela y con los ojos bien abiertos si es que nuestro Gobierno Bolivariano decide reanudar, una vez más, sus relaciones con los Estados Unidos, pues no debemos olvidar el consejo del Ché: "...no se puede confiar en el Imperialismo, pero, ni tantico así..."

(*) Edición del pasado 15 de junio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1564 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a229653.htmlCd0NV CAC = Y co = US