Hipocresía global es aprovechada por EEUU

La gran mayoría mundial no puede aceptar que los estados Unidos deje de ser el padre putativo de la humanidad, se sienten seguros cuando el presidente de turno les dice que los respaldara, protegerá, por el bien de las libertades y la democracia.

Estos gobiernos, no solo de derecha, temen la creciente influencia de la izquierda en América Latina, Golfo Pérsico y Medio Oriente desde la aparición de Chávez y de la hermandad musulmana en la primavera árabe, la cofradía reemplazo de alguna manera a líderes como Arafat, Nascer, Saddam, Gadafi, Ahmadinejad, quienes practicaban el islamismo fundamentalista.

Por acá apareció una nueva camada de revolucionarios Chávez, Ortega, Evo, Correa, Rousseff, Lula, Néstor Kirchner su esposa Cristina, Don Pepe Mujica que sin ser parte de esa nueva camada por su edad, es un revolucionario que llego a la presidencia de su país después de una constante lucha social con cárcel incluida.

Los pueblos europeos, estadounidenses, latinoamericanos, en un alto porcentaje están influenciados por la cultura de EEUU, crecieron suponiendo que ese país es la tierra de las oportunidades, que ese sistema es el mejor así la pobreza, la desigualdad, la inequidad los ahogue, pocos son los convencidos que el capitalismo es el azote de la gente, otros piensan que como es la potencia más grande de la tierra, es inútil ir contra ellos.

Históricamente, los pueblos árabes y latinos les resulta difícil desprenderse de la cultura colonial, asunto bien aprovechado por los estadounidenses y europeos quienes con la ayuda de la Iglesia y los medios de comunicación defienden los intereses de EEUU, domesticaron a los pueblos, a la mayoría se les arrebato la rebeldía, el conocimiento, la educación por una de clases, siglos de miseria material y mental es bien aprovechada por la influencia de la cultura estadounidense con la complicidad de nuestros gobiernos que temen la radicalización revolucionaria en los cambios.

Es paradójico, porque a nadie le gusta la injerencia en nuestros asuntos, sin embargo, aceptamos con nuestra apatía e hipocresía la intromisión de EEUU, ellos buscan conservar el conformismo, el analfabetismo, la ignorancia porque con ellas compran su influencia política dentro de los países.

Esta geopolítica regional dibujada por Washington, nos enseña de qué lado están los que se consideran ganadores, los satélites como Israel, Colombia, por citar los de mayor influencia en estas regiones, se consideran ganadores por ser, sus gobiernos, lacayos de los EEUU, y esto es un grave problema para la integración de estas regiones, porque, estos países son los encargados de frenar cualquier intento de revertir estas políticas.

Por ejemplo, la primera guerra del Golfo en 1991 daño las relaciones entre la hermandad musulmana y los saudis cuando la cofradía reclamo al reino por haber autorizado la instalación de bases estadounidenses en su territorio.

En nuestra región, el plan Colombia afecto seriamente las relaciones con Venezuela y Ecuador, casi el mismo caso del Golfo y del Medio Oriente con Israel, es para lo que sirven los satélites de EEUU, se daña la integración con la intervención de EEUU.

Este país esta paranoico con todo lo que sepa a izquierda, no le importa que el comunismo ya no exista o que Osama Bin Laden esté muerto, siempre buscaran otros pretextos para dominar la tierra y esto les gusta a una gran mayoría de humanos que ven a los EEUU, a su mayor protector, les interesa un pepino que sea el mayor terrorista del planeta.

Para Washington, todos los terroristas emanan del islamismo, es el cuento con el que tranquilizaron a la humanidad para emprender su última cruzada que los llevo a la crisis económica y política de la cual no pueden salir entre otros motivos porque la derecha política está viviendo su mayor podredumbre moral y ética.

Sin embargo, hay otra hipocresía camuflada en la política internacional que hace mucho daño a las regiones y es, que los países mejor situados económicamente y políticamente con los EEUU temen perder su lugar en las regiones, temen las ambiciones regionales peligrosas para su influencia, es mejor para estos países lacayos sostener sus lugares en vez de los gobiernos democráticos.

Estos países protegidos por los EEUU, buscan mayor protagonismo político en las regiones, no les importa de ser el caso ir a una escaramuza militar hasta que la ONU intervenga, tarde claro está, peor si son países petroleros, entonces, entran a un escalafón de seguridad nacional, en ese listado están las amenazas de constar en la lista negra del terrorismo y narcotráfico controlada por el Departamento de Justicia y Estado, ellos deciden a quien la CIA somete a golpes, magnicidios, conspiraciones , atentados con predatores y toda una gama de guerra sucia contra los países que osan pensar diferente.

Porcentaje de la humanidad a favor de los EEUU, pocas veces se detienen a pensar que la política exterior de los EEUU acarrea profundos resentimientos por daños, ofensas sufridas personalmente o por sus antepasados y su pueblo así el odio se acrecienta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1452 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: