Snowden. Entre caretas, posiciones y decisiones

Vuelve el contexto político social criollo a ser el ojo del huracán en una discusión que a muchos convendría seguir hasta el infinito tiempo, para que toda la autoridad nacional deje de ocuparse de enfrentar todos los problemas que aquejan a nuestra nación y buscar sabias soluciones que hagan feliz al venezolano común o menos favorecido. Esta vez un fulano norteamericano que según, a decidido poner al descubierto ante el mundo un plan operativo del imperio norteamericano, donde espían hasta el perro. Para salvaguardar su seguridad nacional (parece que ven enemigos hasta en sus anteojos) y así estar al tanto de todo movimiento mundial, incluso hasta de los bachaqueros cuando se comunican donde están vendiendo alimentos regulados.

Pero lo que mas llama la atención son las reacciones de algunos, y que entendidos en materia diplomática e internacional, donde banalizan lo acontecido con el presidente de Bolivia, pero se encríspan cuándo piensan en la reacción de USA por el asilo ofrecido por Venezuela, desvalorando el derecho humano internacional. El agravio a Bolivia no es casual, ni equivocación, mucho menos ingenuidad.

Todo se concatena se esperaba una reacción de parte de Latinoamérica, se verifica con quien cuenta el imperio en la zona y en Europa y así actuar en consecuencia (deberíamos saber que así trabajan los gringos). Es dantesco ver como se le jala bolas al imperio diciendo que es mucha bulla para una mamarrachada de Evo y me repugna mas ver, cuando quien lo dice es un venezolano. Sin duda sigue la esclavitud, aunque se vista de D’ior y maneje un Mustang, no tengo otra calificación para quien rodilla en tierra no crea en este país como patria libre, pero sueñan con un marine pisándoles el cuello con la bota llena de excremento y así poder delatar a sus hermanos.

Se esta probando la unidad latinoamericana, se quiere operar desde las bases militares en nuestro sur, por ello se busca una justificación, se ofende, se demuestra que tienen sometido a el viejo continente, se desafía, se amenaza y se acciona de la forma mas vil contra el pueblo de esta parte de América. Por eso es que si nos importa,-y no como vociferan los cuervos antinacionales que no es nuestro problema- . Porque nos importa la paz mundial, porque creemos en la justicia, porque somos hijos de Dios y porque sabemos que el demonio vive en el norte desarrollado.

Porque sentimos dignidad, porque nos gusta la libertad. Aunque debemos ser muy cautos, cuidado y este caso no es más que una creación fantástica del propio imperio para provocar un torbellino guerrerista donde este involucrado medio mundo. Al imperio le agrada el olor a sangre humana y eso busca. En América Latina debemos replantearnos esas relaciones extra continentales, es hora de sonar las campanas, de cobrar el respeto que nos deben, de olvidarse de reuniones amenas con quien no da latigazos y agravios (no a la cumbre iberoamericana), hay que demostrar que todo cambio para nosotros. Ya tenemos bastante con esa gente que nos vende y traiciona y aun si permanece en estos lares chupando beneficios y lucro, para después despotricar de Venezuela ante los distintos medios de comunicación e incluso pedir invasión para lograr éxitos en sus planes personales en perjuicio de su propia nación.

Sin duda el caso Snowden hizo caer caretas, en Europa, USA, Latino América y hasta en Venezuela, ya que descubrimos que muchos diplomáticos desconocen el derecho internacional, ¿donde aprenderían?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1411 veces.



Pedro Barrera


Visite el perfil de Pedro Barrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Barrera

Pedro Barrera

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a169852.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO