(¡Vea usted pues! –todavía está allá en su país- y ya nos quiere joder la paciencia)

Alfombra roja a Larry Palmer: futuro inquisidor del imperio yanqui en Venezuela

Hermanos venezolanos y amigos de Venezuela nos sale penitencia y, no es un cardenal el que viene a imponerla ni nadie de la iglesia católica ni de la guerrilla colombiana ni gente ligada al chiquitín narco-paramilitar casi en la orfandad del poder. No, así como lo lee amigo lector, no es ninguno de ellos ni nada que se le parezca dentro de la inquisición pasada. No. Es la de un fulano que ha sido designado por alguien del imperio yanqui para venir a dirigir las relaciones diplomáticas entre dos países como embajador. Eso debería ser lo normal dentro de la convivencia a desarrollarse por convenios y normas internacionales en la ejecución de la diplomacia mundial.

Ahora bien, nosotros debemos ser un pueblo de bandidos que presenta en su estándar de vida “baja moral que presuntamente afrontan las fuerzas militares venezolanas y la intromisión de Cuba en nuestro país” –eso lo afirmó el “señor” Larry Palmer en el congreso de EEUU. Epa, amigo Palmer, usted está hablando del pasado y no del presente (¿yes?), porque antes si era así, cuando éste nuestro país: era el patio trasero de ustedes los yanquis y del capitalismo trasnacional y tenían sembradas de agregadurías militares todos los componentes de Las Fuerzas Armadas Nacionales y nuestros militares iban constantemente a su país a hacer cualquier cantidad de cursos –unos por los dólares y otros con otros intereses, incluidos el de plana y estado mayor en la Escuela de las Américas –razón por las cuales, manteniendo las ideas que allá les metieron en la cabeza ideas golpistas, ese fue el grupo de militares que se prestó para el golpe de estado en abril de 2002, siguiendo las lecciones y conseja de su plan gringo.

Antes la designación si era político, pues los militares tenían que patear bastante con entrevistas incluidas el Congreso Nacional y vergüenza da decirlo, pero muchos tenían que buscar al beodote Álvarez Paz para que les diera una manito en su ayuda como presidente de diputados y había un senador copeyano que era el que ascendía al que le viniera en ganas. Eso si era, amigo Palmer, orientación política. ¿Te fijas la diferencia?

“Tanto el Ejército como la Fuerza Aérea han sufrido problemas de mantenimiento de equipos, con consecuencias potencialmente serias para su capacidad de respuesta” –agregó Palmer. ¿Y que tiene que ver el posible embajador Larry Palmer con eso? ¿Eso le compete a su cargo, comandante presidente Chávez o a él?

Y otra vaina que dijo fue: “Pese a los problemas de moral y de equipos, sin embargo, la primacía de la lealtad política parece no ser cuestionada” ¿Y quién debe cuestionarla, tu Palmer, es función tuya? El tipo quiere otro golpe.

Y el muy intruso, opinó, para decir que Venezuela: “tiene la obligación de investigar a fondo las acusaciones de Colombia ante la OEA”. ¿Es Larry Palmer un embajador o juez mundial? Acá sale una de dos, o se va con la misma premura de la llegada sin plácet o hay halarlo inmediatamente a cancillería para darle un buen regaño y gritado para que mejor entienda nuestra política interna de no injerencia.

Y para finalizar soltó la mejor perla que rebuscó en la Cubagua de sus sesos; cuando expresó: “preocupación por la influencia de la Habana en las fuerzas militares venezolanas” que además vaticinó “aumentará tomando en cuenta los vínculos militares entre Cuba y Venezuela”. Pareciera que Palmer le leyó el pensamiento al presidente Chávez y a Raúl Castro –supongo que sí por lo afirmado.

Estos gringos no tienen perdón de dios, o son brutos o rolos de sinvergüenzas que no se ven en el espejo de sus confrontaciones a nivel mundial, donde cada día están más embarrados de problemas que no tienen para donde agarrar que no sea para el mismo infierno.

¡Por favor, Larry Palmer! Venga pronto con su talega de dólares que acá la oposición lo está esperando con los brazos abiertos y con los bolsillos afuera y a nosotros tendrá que contarnos una no de vaqueros que nos fastidia, sino una de verdad, pues parece ser que usted y MEO el del El nacional son los grandes defensores de la democracia venezolana. Por eso y mucho más lo espera alfombra roja.



estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2015 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a105370.htmlCd0NV CAC = Y co = US