En Brasil, Guaidó abandona tono en relación a la posibilidad de intervención en Venezuela

La posición viene después que el Grupo de Lima de rechazara la acción militar; el opositor buscó apoyo para el tema tras la frustrada ayuda humanitaria.

La posición viene después que el Grupo de Lima de rechazara la acción militar; el opositor buscó apoyo para el tema tras la frustrada ayuda humanitaria.

Credito: Brasil de Fato

28 Feb. 2019 - Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela, estuvo junto al presidente brasileño Jair Bolsonaro el jueves en Brasilia. Después del rápido pronunciamiento de ambos en el Palacio del Planalto, en el que se centraron en la reafirmación de críticas al gobierno de Nicolás Maduro, el venezolano respondió a preguntas de periodistas. En la rueda de prensa, Guaidó esquivó de mencionar una intervención militar extranjera en territorio venezolano.

A pesar de que Bolsonaro, que llamó a Guaidó de "hermano", prometió "no ahorrar esfuerzos" para auxiliar al líder opositor, tanto el Grupo de Lima como el propio gobierno brasileño -principalmente por la influencia de los ministros militares- rechazan la posibilidad de acción militar. Al menos en este momento, el Planalto rechaza incluso el uso del territorio brasileño como base de apoyo para movimientos militares promovidos por otros países.

Preguntado directamente si la opción militar extranjera permanecía entre las alternativas que defiende, Guaidó dio una respuesta evasiva, admitiendo la importancia de la asfixia económica para su estrategia.

"Hoy Venezuela tiene una dictadura. Hace años estamos construyendo una resistencia pacífica. La sustitución de este modelo incluye todas las capacidades que no generan costos sociales y crean la gobernabilidad. En este sentido, estamos convencidos de que tenemos que tener todo para conseguir esos elementos. Hay un gran consenso a favor de la democracia. [Las restricciones económicas] son determinantes", afirmó.

La conversación entre Guaidó y Bolsonaro se produjo tras el fracaso político de los convoyes de ayuda humanitaria que intentaron entrar a la fuerza en Venezuela el último fin de semana, cuando había la expectativa de que hubiera deserciones en el seno del alto mando de las Fuerzas Armadas Bolivarianas.

La agenda del opositor de Maduro en Brasil contó con una reunión con embajadores de la Unión Europea y, tras el encuentro con el presidente brasileño, encuentro con parlamentarios en el Senado.

Guaidó llegó a Brasil en un avión de la Fuerza Aérea colombiana. A pesar de la visita de carácter personal, Guaidó recibió del Planalto tratamiento de jefe de Estado, lo que incluyó la escolta de batidores, la seguridad de agentes de la Policía Federal y dos vehículos de la corporación, además de la estancia en un hotel de lujo en la capital brasileño. La escolta incluyó el cierre temporal de algunas vías, como presenciado por el reportaje.

Brasil de hecho cuestionó al Ministerio de Relaciones Exteriores el costo de la visita para el gobierno brasileño. Hasta el momento, la asesoría de comunicación del Itamarty no respondió a la demanda del reportaje.

Guaidó debe salir de Brasil el viernes (1) hacia Paraguay. De acuerdo con él, sus planes son volver a Venezuela el lunes (4), pero aún no se sabe por qué vías. Una semana después de autodeclararse presidente, el Supremo Tribunal de Justicia de Venezuela le prohibió dejar el país y congeló sus cuentas, a partir de un proceso de investigación por usurpar las funciones del presidente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12016 veces.


La fuente original de este documento es:
Brasil de Fato (https://www.brasildefato.com.br/2019/02/28/no-brasil-guaido-abranda-tom-em-relacao-a-possibilidade-de-intervencao-na-venezuela/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/n338942.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO