El chantaje de la oposición fascista

La oposición política, entrampada como en el 2005, dirigidos por la soberbia y mentalidad negativa de Henry Ramos Allup se dejaron conducir a una derrota moral por no asistir a un proceso electoral constitucionalmente establecido, pensando que con esa acción iban a derrotar al Comandante Eterno Hugo Chávez y lo único que consiguieron fue quedar sin representación parlamentaria; además de que propinaron un desánimo a sus parciales políticos, en esa oportunidad el chantaje no les funcionó.

Luego acudieron a las elecciones en el 2010 y allí obtuvieron una modesta representación de diputados, porque el pueblo opositor los obligó a que participaran, porque este pueblo es democrático y cuando no es mal aconsejado participa en todos los procesos electorales como alternativa para buscar solucionar los problemas que aquejan a los venezolanos, porque de eso nunca se estará exento, debido a que es de humanos pasar por diferentes vicisitudes que pueden ser solventadas entre todos. Esta fue una tierra libertada con el concurso de muchos compatriotas que entendieron que con la unidad se logran los objetivos que se plantean para darle bienestar a todos, sin exclusión, ya que en Venezuela todos eran y son necesarios para buscar un destino mejor.

En el 2015 la oposición política obtuvo una rotunda victoria, utilizando  todo tipo de estratagemas de la politiquería, lograron convencer a opositores y a un sector de los parciales del PSUV y del Polo Patriótico, los que no fueron a votar por diversas razones, en esas elecciones sacaron 112 escaños contra 55 diputaciones de las fuerzas revolucionarias. Todos sus partidarios vieron esperanzados que podían tomar el poder ante unas declaraciones emitidas por Ramos Allup, durante su asunción como Presidente de la Asamblea Nacional, electo bajo las banderas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuando dijo "que ... en un lapso de seis meses ofreceríamos un método para cambiar el gobierno ...", o sea, sacar del poder al Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros por cualquier vía.

Toda la política que han desarrollado los líderes opositores ha sido siempre amparados o bajo las alas del imperialismo yankee, de la Agencia de Inteligencia Americana (siglas en inglés CIA) y del Departamento de Estado de Estados Unidos, porque estos tienen un objetivo que cumplir, es decir apoderarse de las riquezas de Venezuela, por ello preparan todos los planes de desestabilización que afecten la paz de la república, eso con la mira en una posible intervención armada. Verbigracia, hoy día países de la región latinoamericana y del caribe con el ejercito del Comando Sur de United State American (USA) realizan maniobras militares en los alrededores de Venezuela, esto como una manera de amedrentar a la patria de Bolívar, en otras palabras el ejercicio de la Doctrina Monroe puesta en evidencia para dar lecciones de su dominación en este continente americano.

Magistralmente el presidente Maduro, conociendo de todo lo que son capaces los opositores, los fue llamando para que se sentaran a direccionar políticas para buscar tener un estado fuerte, en lo político, lo económico, lo social entre otros aspectos, sin embargo pudo más la envidia, la intriga y la imposición de los norteamericanos de querer tener un gobierno títere que les permita entrar a gobernar indirectamente, como lo hicieron en el pasado, en la IV Republica, tal como quedó reflejado cuando la Misión Militar de Estados Unidos tuvo que dejar las oficinas del Ministerio de la Defensa, en donde influían a sus anchas, hasta que el Comandante Eterno Chávez los echó de fuerte Tiuna. El 1ro. de mayo de 2017, Maduro les dio la penúltima oportunidad y no aceptaron.

Ahora bien, los “escuálidos” no consideran necesario asistir al proceso eleccionario para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el 30 de julio de 2017, que tratan de negar por todos los medios posibles, porque siguen entrampados, y tratan de chantajear para que no se cumpla con los Art. 347. 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Al no  presentar sus candidatos, pretenden engañar a  los norteamericanos, sus empleadores, a los que desaforadamente los apoyan en la Organización de Estados Americanos, en la Unión Europea y a todos los demás aliados que tienen en el mundo. Con esa actitud quieren empañar el proceso más limpio que se pueden dar los pueblos, que consiste en llamar a congregarse en una Asamblea Constituyente para dirimir los problemas más transcendentales que pueda tenerse en un país. No aceptan esa vía.

Los gringos saben que sus pupilos no van a elecciones por lo siguiente: A) No participan porque han quedado disminuidos por no cumplir con la palabra al sentenciar que en seis meses a partir de enero de 2016, sacaban al presidente Maduro de Miraflores y no cumplieron; B) Que su inversión de cantidades de divisas en los lideres de la oposición no sirvieron para tumbar al gobierno y porque no les cumplieron; C) No asisten a las elecciones porque lo más seguro es que no iban a tener una votación cercana a la del 6 de diciembre de 2015; D) Ante esa disyuntiva, no participan en la ANC porque tienen que esconder ante el mundo y sus electores que no son capaces de derrotar a la Revolución Bolivariana,  lo cual en pocos días se develará, demostrando lo negativo que han sido para el pueblo de mentalidad capitalista que cifró sus esperanzas en esa oposición de derecha, que ha devenido en golpistas, terroristas y fascistas.

En fin, no pueden seguir engañando a los pueblos del mundo y sus partidarios, porque es evidente la violencia que desatan en los reductos que tienen como zonas de guarimbas en el país, el Estado Miranda, específicamente el Municipio Chacao y el Estado Lara, espacios muy pequeños comparados con la gran extensión del territorio nacional, en consecuencia las acciones que desarrollan los opositores “escuálidos” tienen como destino su propia derrota, porque el pueblo venezolano no tiene entre su idiosincrasia el terrorismo, sin embargo si sabe responder cuando es necesario a las injusticias y en estos momentos se está afectando a la mayoría de los venezolanos que quieren paz y necesidad de seguir trabajando para mejorar las condiciones de empleo productivo y seguridad social, al tener ingresos que les permitan desarrollar a plenitud sus vidas.

omarhdez78@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1010 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: