Test para medir capacidad de asombro en Venezuela

¿Te sorprenden los ataques con granadas a sedes policiales?

¿Te sorprenden las colas en los Supermercados, abastos y bodegas?

¿Te sorprende la violación de los procedimientos constitucionales para designar poderes públicos?

¿Te sorprende que un fiscal confiese que violó los derechos humanos de un detenido porque lo presionaron sus jefes con botarlo del trabajo?

¿Te sorprende que aparezca gente descuartizada casi que semanalmente en contenedores de basura?

¿Te sorprende cuando te llega agua por tubería dos días seguidos?

¿Te sorprende que pase un día sin que te corten la luz?

¿Te sorprende oír que van más de 121 policías asesinados solamente en la gran caracas?

¿Te sorprende que un par de zapatos cueste lo mismo que un carro hace dos años?

¿Te sorprende que un presidente diga en transmisión de radio y tv en tono amenazante que ganará como sea y si pierde gobernará con los militares?

Existirá un test para medir la capacidad de asombro de los venezolanos hoy en día?, ¿Los profesionales en la materia de salud mental estarán estudiando la falta de reacción de toda una sociedad ante esta marejada de males que nos azota día tras día?

Quisiera que me expliquen si es posible que el miedo que ha sembrado esta camarilla que controla las instituciones y mal administra la nación nos termine transformando en un ser insensible que ya no se sorprenda por nada de lo que ocurre en el país, por muy alarmante que sea y tienda a asumir todo lo malo como un hecho normal o disparador de su creatividad para transformarlo casi inmediatamente en un chiste malo, acompañado por las risas "cómplices" de otros, haciendo que esta conducta burlona sea como una especie de bálsamo anestésico para evitar el análisis serio de la situación y convirtiéndonos victimas de nuestras propias burlas…

Es tan paradójica la situación en Venezuela sobre nuestra capacidad de asombro que la gente va al cine y sale sorprendida por los efectos especiales de las películas de Hollywood sobre súper héroes y no de cómo un individuo apodado El Picure lleva años delinquiendo con mas asesinatos espeluznantes y actos criminales que un asesino en serie, siga en la calle y no haya manera de atraparlo, tanto así que lo más cerca que estuvo ese Malandro de recibir su merecido fue cuando se cayó a tiros con otro Malandro llamado El Juvenal.

O díganme ustedes de verdad, ¿no es merecedor de amplio estudio que la mayoría de un pueblo se sorprenda hoy más cuando consigue y logra comprar un pollo que al sentir como sus derechos son disminuidos, opacados, arrebatados y violados descaradamente por quienes nos gobiernan según su conveniencia y que se den el tupé de pretender hacerse el gracioso con expresiones que solo demuestran su vileza como: "Hacer cola es sabroso", "comeremos piedras fritas", "los hospitales están pepitos y abastecidos" pero que al oírlo todo termina en un chalequeo, en una burla y sin acción concreta de reclamo ante tamaña ofensa a nuestra inteligencia, a nuestra dignidad?.

La MUD, sus principales dirigentes no escapan de este "MAL" o esta patológica ausencia de capacidad para sorprenderse y reaccionar con lo que vivimos en el país y se nota en sus tímidas expresiones para referirse a los hechos, a su falta de valentía para llamar las cosas como son de forma contundente, sus declaraciones siempre terminan en chanzas poco originales que solo resaltan lo obvio sin profundizar y menos aun proponen nada concreto para salir de esto. Son tan frías sus opiniones que con razón muchos piensan que son parte de la misma tramoya, del mismo montaje y los llaman colaboracionistas…

Y como yo si me sorprendo a diario de las barbaridades que dice Maduro, de las que dicen sus ministros, como yo si me sorprendo de la matazón en medio de la cual andamos trataré de llamar las cosas como son: Para mí en Venezuela no hay democracia… para mí esto no es una democracia, me siento indefenso en un territorio donde las instituciones que deberían ser garantes de ella son ejemplo de corrupción, inmoralidad e ineficiencia. Siento temor, siento que soy víctima de una extorsión masiva por parte de quienes hoy ejercen el poder con indignidad violencia y malandraje, siento tristeza porque no solo destrozaron el presente de todos sino que arruinan el futuro de mis hijos y nietos…

Es hora de despertar… de mostrarnos irreverentes, de mostrarles que no tenemos fibra de esclavos, que nos cansamos del chantaje violento… es hora de contestar con argumentos y arrebatarles el poder por los medios que nos garantiza la constitución…

El 6 de diciembre saldré a exigirle a la dirigencia por quien vote que sea coherente, que reaccione de forma contundente, que si le damos el voto no es para que se lo dejen robar siendo víctima de chantaje. si hay algo se diga, se denuncie y se actúe.

El 6 de diciembre saldré a votar pero también saldré a custodiar mi voto, a estar vigilante y denunciar cuanta marramuncia vea… el 6 de diciembre saldré a Votar y a defender mi voto, defender mi libertad de escoger futuro y no mas mediocridad, corrupción ni atraso…

 

Pablotx77@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4155 veces.



Pablo Jiménez Guaricuco


Visite el perfil de Pablo Jiménez Guaricuco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social