Correo que Lorenzo Mendoza envió a todos sus empleados el 12 de abril de 2002

29/05/10.- Eran las 3 y 8 minutos de la tarde del jueves 12 de abril de 2002. El presidente Hugo Chávez estaba preso por los militares que, junto a élites económicas, políticas y mediáticas del país, lo habían derrocado de su cargo. A esa hora, Lorenzo Mendoza Giménez, presidente ejecutivo de Empresas Polar, envió un correo electrónico a los trabajadores de ese grupo económico para pronunciarse sobre los hechos que venían desarrollándose.


“En el transcurso de las históricas jornadas de los últimos días, Empresas Polar ha actuado en línea con la estrategia definida por el movimiento empresarial organizado, del cual formamos parte”, indicó Mendoza en su correo electrónico, copia del cual fue llevada hasta la redacción de Ciudad CCS por un grupo de ex trabajadores de Polar.


La cúpula empresarial del país, agrupada en Fedecámaras, había sido clave en la generación de las condiciones propicias para el golpe, conjuntamente con sus aliados de la CTV, los medios de comunicación privados, la jerarquía de la Iglesia Católica y la gerencia neoliberal de Pdvsa.


Para ese preciso instante, en el Palacio de Miraflores despachaba ya, por vía de hecho, el presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga, quien estaba a punto de juramentarse como cabeza del gobierno de facto y, de seguidas, disolver todos los poderes públicos.
“Es por todo ello que en Empresas Polar saludamos con beneplácito el advenimiento de un gobierno de transición que siente las bases para recuperar la institucionalidad perdida y que promueva el reencuentro y el entendimiento de tods los venezolanos”, prosigue Mendoza en su correo, al que tituló “Hacia una nueva Venezuela”.


En su introducción, Mendoza se refiere a los hechos sucedidos en el centro de Caracas el día anterior y secunda la tesis, propalada por el antichavismo y los medios de comunicación privados, según la cual la marcha opositora del 11 de abril de 2002 fue “reprimida salvajemente” .


“Pero a pesar de la injustificable tragedia que nos enluta, la inolvidable jornada civil del jueves 11, que enaltece la conducta y el valor ciudadano de nuestra población, puso en marcha poderosas fuerzas de cambio que, en definitiva, dieron al traste con la insostenible situación política, económica y sobre todo social, que progresivamente venía erosionando el ánimo nacional y minando las normas básicas de gobernabilidad que sirven de sustento a toda sociedad organizada”, señala el mensaje de Lorenzo Mendoza.



(*)Moderador del Grupo InformacionVerazVenezolana

perezgarraluis@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11819 veces.



Luis Perez(*)


Visite el perfil de Luis Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: