¡Con la chusma no discuto!

Hace algún tiempo vi un interesante documental, creo que de la BBC, sobre la polémica que ha surgido en Gran Bretaña acerca de la caza al zorro, esa bárbara, cruel y anticuada costumbre de perseguir un pequeño animalito montándose arriba de un enorme caballo y para colmo haciéndose preceder por una jauría de perro enloquecidos y, cuando, acorralado al pobre animalito cansado, se lo hace despedazar por los perros. Vernácula costumbre que practica la nobleza y la oligarquía británica, grupúsculo de ciudadanos privilegiados que la reivindica por las mismas razones por las cuales algunos venezolanos hacendados y ganaderos lo hacen con los toros coleados.

Pero lo que quiero traer a colación en este caso no es la defensa de los animales, sino la prepotencia y la arrogancia de las clases dominantes. En efecto el documentalista, de manera profesional, entrevistó tanto a un grupo de manifestantes que se había reunido para protestar contra esta barbárica costumbre, como a una encopetada dama que se estaba alistando para participar a la casería.

Me quedé estupefacta y boquiabierta cuando al preguntarle el periodista que harían los seguidores de este “deporte” si este llegara a ser ilegalizado, ella apertrechada ya para la faena y montada en su gigantesco caballo de purísima sangre, de forma altiva y prepotente contestó “Pues lo seguiremos practicando”.

La forma grosera, altanera y la total falta de humildad de las clases dominantes al tratar quienes consideran “inferiores” son realmente increíbles y ayer se puso de manifiesto quien es quien en Venezuela durante el episodio de los estudiantes en la Asamblea Nacional.

Faltaba solamente que los muchachos sifrinos, quienes fueron a la Asamblea Nacional, supuestamente habiendo pedido un derecho de palabra, al percatarse que allí los esperaban unos estudiantes, como ellos, pero bolivarianos, dijeran: “Nosotros con la chusma no discutimos”. De hecho eso fue lo que trasmitieron de forma clarisima con su comportamiento.

Llama poderosamente la atención que los medios de comunicación de la oposición ayer en la tarde, tardaron unas cuantas horas para reagruparse, reaccionar y para poder finalmente “inventar” una teoría de aquellas suyas estilo Jalisco “Que si no la ganan, la empatan” y trasformar una derrota más en un triunfo como de costumbre, cuales baratos prestidigitadores de circo.

Comenzaron por el craso error táctico de hacer intervenir de primero, quien también terminó siendo el último, a un estudiante de la universidad privada más elitesca y más cara de toda Venezuela, la Universidad Metropolitana de Caracas.

Suponíamos que Douglas Barrios, hubiese sido un estudiante tipo Yale o tipo Harvard y de los mejores, ya que la derecha lo había escogido como portavoz. De la derecha sí, pero con algo de liderazgo, de capacidad de razonamiento, con el don de la oratoria. Pero no, nada de eso: sólo se limitó a leer una “chuleta prefabricada”. Hasta George W.Bush, quien se graduó en Yale con un promedio bajo, logra repetir un discurso aprendido de memoria, fingiendo que lo está improvisando, pero Douglas no fue capaz ni de eso. Nadie del super profesional equipo de asesoría de imagen de la agencia ARS Publicidad, lo ayudó a que se aprendiera el discurso ni le explicó que leer un texto aburre a las audiencias y da la impresión de falta de inteligencia y liderazgo.
La verdad es que los compatriotas escuálidos ya se han puesto totalmente surrealistas.

Habría que hacerles saber a los padres de Douglas que existe un programa del Estado venezolano, totalmente gratuito, la Misión Robinson, que justamente sirve para aprender a leer y que para eso no hace falta gastarse 10 millones de bolívares al año en matrícula en una universidad super costosa. Dicho sea de paso es una raya también para la Universidad Metropolitana.

Los compatriotas de la oposición siempre se sienten agredidos e insultados, pero ellos no insultan ni ofenden cuando se ponen franelas rojas y después las usan para hacer un estúpido show sabiendo lo que para nosotros significa este color, este símbolo y se burlan con aires de superioridad de algo que a nosotros nos identifica.
Eso no es una ofensa para ellos ¿Cuál es el mensaje indirecto que nos quieren enviar? ¿Qué somos todos unos estúpidos porque nos ponemos las franelas rojas? ¿Qué nos mandan a uniformar como unos borregos?
En cambio ellos si son inteligentes y no les gusta uniformase; simplemente todos andan vestidos con la misma ropa cara de las mismas idénticas marcas, con los mismos lentes de Sol obviamente caros también y en las marchas todos toman Gatorade, pronunciado a lo Pedro Penzini Fleury “Getoreyyy”.
Ellos no son tontos como nosotros, pero no pueden hilvanar unas palabras que tengan sentido sin leerlas.

Habría que preguntarles ¿Cuándo los obligaron a ponerse una camisa roja?

Se nota que son unos ignorantes y no conocen la historia, sino sabrían que es lo que les pasaba a los alemanes y a los italianos que durante la época de Hitler y de Mussolini no obedecían las órdenes y no se ponían la camisa negra y no iban a las manifestaciones organizadas por el partido nazi o el fascista. Obviamente muchos iban porque eran realmente fascistas o manipulados, pero muchos otros y quien sabe sino la mayoría iban porque estaban literalmente aterrorizados por las consecuencias de rebelarse.

Pobres ignorantes y tontos que cuando tienen la oportunidad de hablar frente a todos los medios radioeléctricos del país para decirnos por fin que es lo que piensan con sus bonitas cabecitas, se cortocircuitan y se van sin decirnos absolutamente nada dejándonos cual novia esperando en la escalera de la iglesia.

Y uno, como acertadamente lo dijo Cilia Flores la Presidenta de la Asamblea Nacional, se da cuenta que en realidad no tienen nada que decirnos, ni tampoco tienen nada en su cabezas, sino que repiten como loros lo que sus medios de comunicación fascistas les repiten todo el tiempo.

¡Pobres niños ricos dan pena ajena!

dona@aporrea.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4702 veces.



Donatella Iacobelli

Directora de la revista cultural ENcontrARTE.

 radona17@gmail.com

Visite el perfil de Donatella Iacobelli para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: