Esta es la razón de mi ausencia

En primer lugar, quiero agradecer los innumerables correos electrónicos recibidos, además de los mensajes de texto y por diferentes vías, ante mi obligada ausencia de las plataformas tecnológicas y redes sociales digitales, y de los espacios y artículos de opinión que constantemente he estado escribiendo.

Debo señalar que la razón de tal ausencia, me tiene en mi alforja muchísimos temas que abordar y tratar, producto de los análisis e informaciones obtenidas, pero debido a causas de fuerza mayor y, por ende, no atribuibles a mi persona, esto me ha obligado a una forzosa ausencia de varios espacios tanto reales como virtuales.

Debido a las agresiones (más no sanciones) que se ha impuesto contra mi Patria, hay una brutal desmejora y precarización en la prestación de servicios públicos esenciales. Desde el transporte hasta el tema e telecomunicaciones e internet, se han convertido en un verdadero calvario para los que habitamos la República Bolivariana de Venezuela.

Esto es así, debido a que casi todo los componentes, cableados, repuestos e insumos de los que dependen esos servicios son lamentablemente importados. Las agresiones de las administraciones de Obama y Trump han sido la expresión de la afectación del Estado de Bienestar que hemos vivido durante muchísimos años, y que demostraron el éxito del modelo promovido por Hugo Chávez.

De esta situación de bloqueo y boicot contra Venezuela no podemos excluir los manejos, falta de planificación y que esta especie de darwinismo social en el que hemos caído, ha incentivado de manera importante la corrupción e indolencia de la administración pública y privada en el país. Ciertamente Nicolás Maduro tiene su cuota de responsabilidad, pero la misma no es exclusiva de él, sino de todas y de cada uno de nosotros y nosotras, debido a la falta de probidad y ética.

Desde hace exactamente una semana y un día, es decir, desde el jueves 16 de mayo de 2019, en la casa de mi madre en Ciudad Guayana, he venido registrando serios incovenientes con el servicio de ABA Cantv, y esto ha limitado de manera considerable mi conectividad a través de redes sociales, de Wifi, de la profusa publicación de artículos de opinión a las que he tenido acostumbrados a tantos buenos camaradas.

He estado realizando, junto a mi madre, las gestiones para solventar el referido problema de conectividad, reportes se han hecho a través del 155 de Cantv y con idas a las oficinas comerciales. En justicia, la funcionaria que atendió el requerimiento fue cortés y amable, y ya nos señalo que no es un problema de la línea telefónica que tenemos ni del equipo módem de cantv, sino de unas tarjetas de la propia central de Cantv en Ciudad Guayana, que no estarían enviando la correspondiente señal a los equipos.

Al indagar sobre esto, no solo los vecinos de mi madre, y por ende míos, no solo tienen problemas de Aba, sino algunos ni siquiera tienen servicio telefónico, y han pasado hasta un año para poder tener una respuesta y solución a su problemática.

Evidentemente esto es así por lo que ya al principio del artículo he señalado. Los componentes de esas tarjetas que alega Cantv, son de componentes importados que en estos momentos son objeto del bloqueo contra el país. Eso sin contar la cantidad de trabajadores y trabajadoras de dicha estatal que han migrado y abandonado el país.

De igual manera, ayer 23 de mayo, fecha que además de los 20 años del inicio del programa "Aló Presidente", arribaba a mis 39 años de feliz existencia, en el sector Villa Central de Ciudad Guayana, ubicado en la parroquia Cachamay del municipio Caroní del estado Bolívar, a la altura de residencias La Ceiba, amigos de lo ajeno hurtaron todo un cableado y le prendieron fuego a una tanquilla de electricidad, lo cual nos condenó a más de 10.000 personas que habitamos en ese sector a permanecer durante 12 horas sin servicio eléctrico.

Para más inri, Corpoelec no contaba con los materiales e insumos para realizar las correspondientes reparaciones, las cuales tuvieron que ser costeadas por los mismos habitantes de la zona. Por ello el tiempo récord para la reparación de dicha problemática.

Sin negar la acción vandálica a la que fuimos objeto, en el marco de las acciones de sabotaje contra el sistema eléctrico nacional; como Estado y como Gobierno estamos en la obligación de reducir los tiempos de respuesta en la solución de los problemas de la comunidad.

¿Que será lo que estará ocurriendo? ¿Será cierto lo que ha expresado la inteligencia social sobre la infestación de furibundos opositores que desde dentro se prestan a posibles acciones de sabotaje y vandálicas dentro de servicios estratégicos prestados por entes del Estado venezolano (sobre todo dentro de Cantv, Movilnet y Corpoelec, por solo mencionar algunos) sin dejar de lado las acciones de boicot y bloqueo contra Venezuela. Ahí dejo esas interrogantes.

De ahí que me quiero permitir estas líneas, además de responder los llamados de tantos amigos y amigas que han manifestado su preocupación ante mi obligada ausencia, dirigir estos llamados al ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, al M/G Néstor Luis Reverol Torres, actual Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz y Vicepresidente Sectorial de Obras Públicas y Servicios, a Igor Gavidia, actual Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Manuel Fernández, presidente de Cantv, y a quien pueda interesar, a tomar debida nota de estas denuncias y sugerencias que me permito hacer, no solo a nombre propio, sino de varios compañeros y compañeras que tal vez no tengan la posibilidad de poder ser leídos y atendidos como lo hago en este instante.

Igual llamado me permito hacer a José Javier Morales, amigo y actual presidente del Banco de Venezuela, ya que resulta imposible poder recargar telefonía prepago de movilnet a través de la plataforma del banco que dirige. Y he comprobado que esto no ocurre con las plataformas de otros bancos, especialmente de los privados.

Espero con ello, no solo haber respondido la inquietud de varios camaradas pendientes de mis andanzas, confirmandoles lo bien que me encuentro, sino de aprovechar la oportunidad para formular los correspondientes llamados, no ya de manera estrictictamente personal o individual, sino a nombre de un colectivo.

No niego el bloqueo y boicot a los que nos tienen, pero tampoco olvido las propias palabras del guerrillero heroico, Ernesto "Ché" Guevara, cuando señaló que la Revolución no debe estar reñida de la calidad ni de la eficiencia.

¡Leales, Siempre! ¡Traidores, Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2388 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a278961.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO