Una vez más, te pelaste Un Grano de Maíz

El último artículo de los profesores Valderrama y Aponte "Se están reuniendo a escondidas" (recordados por su exitosa columna "Un Grano de Maíz" en el querido Diario VEA, entre el 2006 y 2013), refleja una falta de claridad política y económica en momentos que notamos una severa crisis del capitalismo mundial; como evento cíclico propio e inherente a la dinámica real de este sistema de producción opresor, explotador y depredador.

Entendamos profesores que, enmarcada en tal crisis, la sub-producción capitalista o tergiversación productiva hoy en día en Venezuela, no es casual, tienen un carácter esencialmente extraeconómico: el político, con el único objetivo de propiciar el derrocamiento del gobierno socialista del presidente Maduro. Con lo cual los capitalistas criollos profundizaron internamente tal crisis; aumentando la amplitud del ciclo y un mayor retardo de su reinicio, siendo ahora afectados en forma severa, más aun por la imposibilidad de contar con los dólares preferenciales para la viciada importación.

Desde el año 2013, los capitalistas criollos interrumpieron y alteraron el proceso de reproducción; quienes ahora dan muestras de corregir y encausar tal proceso. Basta leer el documento publicado la semana pasada titulado "Necesidad de un acuerdo nacional para el progreso y la paz de Venezuela", con un planteamiento circunscrito esencialmente en lo económico; reconociendo la crisis económica mundial, el importante papel de las instituciones del Estado y hasta proponen "reforzar los poderes regionales, el rol de los partidos y la participación ciudadana".

Observemos que tal crisis económica interna se deriva principalmente de la existencia del dinero como medio de circulación, al utilizarlo los capitalistas para saldar deudas y tributos; con el peligro de inmovilizar el valor del capital, no poder realizar la plusvalía, incumplir con los pagos y no recuperar lo desembolsado, lo cual obviamente impediría el reinicio del evento cíclico. Así, los capitalistas criollos con el 80 % de las empresas productivas del país, reclaman de manera urgente reestablecer el equilibrio económico, regular la producción y reemprender el proceso de reproducción; asomando en tal documento nivelar la oferta y la demanda, aproximar el precio y el valor, una mejor asociación entre la venta y la compra, estimular el crecimiento de la productividad del trabajo social y desarrollar las fuerzas productivas.

Estimados profesores, de eso tratan las reuniones del Consejo Nacional de Economía. Ello no implica que el gobierno, al sentarse a dialogar con los capitalistas, claudique abandonando las ideas y políticas socialistas en lo económico, social, cultural y ambiental. El país entero exige ese diálogo entre el gobierno y los capitalistas, para salir de la actual crisis económica.

Recuerden estimados profesores que nuestra Constitución Bolivariana contempla un sistema socioeconómico mixto, donde hay cabida a la iniciativa privada. Seamos sinceros, mientras no modifiquemos la Constitución, debemos convivir con los empresarios capitalistas; eso sí, siempre sometidos a la voluntad soberana del Poder Popular y a la regulación y ordenamiento que establezca el Estado. Ahí está el Plan de la Patria; propiciemos su concreción.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2603 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a232562.htmlCd0NV CAC = Y co = US