A quien pueda interesar

La libertad de Expresión Revolucionaria Acechada en Carabobo

Hace cinco años que nació Radio Tecnológica 93.7FM, como un medio de comunicación perteneciente a la Fundación Iuteval (Instituto Universitario Politécnico de Valencia). Esta emisora tiene la característica de ser una de las pocas defensoras del proceso político que lidera el Presidente Chávez en Carabobo, aún cuando respetó siempre su condición de radio, por lo que, no es una emisora panfletaria. Tiene dos programas banderas. Si acaso los dos casi únicos en todo el estado Carabobo que defienden a Hugo Chávez, salvo Radio Nacional y algunas emisoras comunitarias que todavía sobreviven y que tienen muy poca cobertura. Otros programas de Tecnológica tienen corte histórico, educativo, cultural, donde el oyente aprende de cine, de la música del mundo entero, incluyendo la venezolana. Hay incluso programas de corte institucional que tratan temas como el de la educación; y además tienen un noticiero que se hace con las uñas: dos periodistas recién graduadas y un técnico de sonido que hace las veces de editor, corrector y todo lo demás. A pesar de las innumerables gestiones de su director, Pedro Galindo, de productores y vendedores, nunca fue posible obtener una publicidad. Es decir, que durante cinco años la radio ha funcionado con nada, a punta de la buena voluntad de sus trabajadores, sin siquiera recibir pago de la fundación Iuteval.

Seis meses después entré a la emisora como un productor nacional independiente, con un programa que se llama: “Aquí no es así”, de 7 a 8:30 de la mañana de lunes a viernes. Si bien es un programa que defiende a capa y espada al proceso, y además, que bombardea con seriedad y análisis las acciones del gobernador Salas Feo, también es un programa crítico ante la mala gestión pública de las alcaldías de Carabobo, de las empresas del Estado ubicadas en la región y de los organismos que funcionan peor que cuando tomamos el Gobierno hace 12 años. Sin embargo, para ese momento, gracias a mis relaciones, obtuve una cuña publicitaria de Pequiven para la radio, a cambio de que la fundación me diera Bs. 1.000 mensuales (a estas alturas me deben 12.000).

Siempre he tenido una posición crítica ante la incompetencia de los organismos del Estado que se hicieron mucho más inoperantes, y además, groseramente corruptos; y además conducidos por una derecha endógena que se ha enquistado con más fuerza. Uno de los organismos que denuncié, fue la alcaldía de Valencia en manos de nuestro camarada Edgardo Parra, quien en tres años de Gobierno lleva 16 gabinetes, debe 200 millones de bolívares y no ha ejecutado una sola obra que sea producto de su propio esfuerzo, o su propia creación. Pero además, hay documentos sobre sus manejos non sanctos durante sus 8 años de gestión al frente de Corpocentro. Hay documentos concretos de una siembra de champiñones que nunca se dio, pero se entregaron los 3 millones de bolívares en su debido momento.

Cuando el alcalde tomó la decisión de prohibir la circulación del semanario Kikirikí en predios de la alcaldía, un vocero que es el más viejo en circulación en el país (52 años) que durante el paro petrolero jugó un papel protagónico, por el simple hecho de haberlo criticado, recibió duras críticas de mi parte, incluso un rechazo absoluto del poder popular. Desde entonces, KKK no circula en la alcaldía so pena de ser decomisado por la policía municipal ordenada por el alcalde.

Las críticas que le hice por el programa, lo llevaron en primer lugar a exigirle al director Pedro Galindo que me sacara de la radio. Como no aceptó, se lo ordenó al director del Iuteval de entonces, profesor Omi Rosario, quien también se negó. También sé que hizo gestiones por varias vías para sacarme de la radio, pero incluso algunos dirigentes –de quienes no soy santo de su devoción- les dijeron que las críticas siempre se producían y que era parte del juego político.

Hace poco llegó al Iuteval un nuevo director: Vladimir Labrador. Una de las primeras cosas que siempre hago, es invitar a los funcionarios del instituto al programa para que hable sobre su gestión, explique sobre planes, etc. Labrador nunca estuvo. No obstante, ya teníamos la información de sus malas juntas con el alcalde Parra. Cosa curiosa, Labrador, quien dice que es revolucionario, nunca preguntó por la condición de los trabajadores en la radio, o si le debían utilidades, o si les habían pagado. Pero recientemente por gestiones de Pedro Galindo, se cobraron 82.000 bolívares a Pequiven por concepto de publicidad, de los que sí dispuso, incluyendo las deudas de los trabajadores y los 12.000 míos desde hace un año.

Asimismo, Parra le propuso a Labrador que me sacara del aire y le daría dinero para repotenciar la radio. Lo hizo antes de irse este viernes 26 a Panamá a comprar una casa y a según me dicen mis fuentes a reunirse con la derecha, mientras su Presidente está convaleciente en el Hospital Militar; y Valencia está a oscuras, llena de huecos y con todos los problemas del mundo. Este lunes 29, por primera vez Labrador se apareció en la radio con los miembros de la fundación, quienes públicamente han manifestado su rechazo a los programas de la radio por considerarlos muy radicales. En la reunión, Labrador le pidió a Pedro Galindo que me sacara de la radio, quien se negó, por lo que él mismo tomó la decisión. Pedro se negó. Labrador decidió sacarme motus propio y Pedro le dijo que dejara constancia en el acta, además de renunciar de inmediato. También renunciaron los técnicos y Labrador me intentó quitar el espacio a través de una nota marginal al pie del acta que reza: “el director del Iuteval exige la salida del Sr. Rafael Rodríguez Olmos del aire con el programa Aquí no es así”. Es decir, que un espació construido durante cuatro años y medio, a costa de esfuerzo y de soportar maltratos, insultos y persecución, Vladimir pretendió acabar con un programa que siempre ha pertenecido al colectivo. Es decir, que 93.7FM, y los que sabemos de medios tenemos claro lo difícil que es ubicarse entre los oyentes, que tardó cinco años en edificarse y ocupar un espacio entre los carabobeños, Labrador pretende acabarla de la noche a la mañana. Nada quedaría de una emisora que por caprichos e irracionalidad de un funcionario, desaparezca; por cierto, uno de los pocos bastiones del proceso en esta región enemiga. Y por añadido, el comportamiento tanto de Parra como de Labrador, se parece más a lo que hacían los Camisas Negras del Faccio en tiempos de Musollini, que a la conducta de un revolucionario, justo en momentos en que Chávez llama al debate y a que todo el mundo expreses sus opiniones. Por cierto, durante la reunión de Labrador –que es el director del Iuteval, pero no presidente de la fundación- con los trabajadores de la radio, éste dijo explícitamente: “saquen a Rodríguez Olmos y yo traigo al alcalde y los reales”. Posteriormente me informaron que en reuniones de Parra con Labrador, se planteó la necesidad de tener una emisora de radio con miras a la campaña del año entrante y la reelección de Parra.

Este miércoles cuando abrí el programa a las 7 de la mañana y expliqué la situación, de inmediato se aparecieron los consejos comunales de la periferia y un numeroso grupo de oyentes para solidarizarse y además proponer la toma de la emisora por parte del poder popular. Desde entonces, hemos recibido cientos de llamadas, mensajes de texto y visitas a la emisora, en solidaridad no solo conmigo, sino con la emisora por considerarla que es un medio de comunicación del poder popular. Hay propuestas de pedir la destitución de Labrador y de constituir un Frente de Trabajadores de Tecnológica para exigir la entrega de la emisora a cambio de los pasivos de los trabajadores.

Es importante que se sepa todo este acontecimiento, porque lo que le ocurrió a esa emisora, es lo que está ocurriendo en todo el estado Carabobo. Quienes controlan la burocracia del Estado se han enquistado más e impiden la acción del colectivo y del poder popular. Desde hace tiempo, la decepción se viene apoderando del pueblo chavista que nuevamente queda a un lado, víctima de la burocracia y la corrupción.

En ese estado se encuentra Carabobo. ¿Cómo les parece?



gusclaret@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2648 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: