Es tanta la “hambrazón” en el pueblo, que un solo pez gordo no la mitiga

Es cierto lo que dice la oposición, es cierto lo que dice el Chavista, es cierto lo que anhela el independiente; “el pueblo tiene hambre”. Son decenas y decenas de años que el clamor popular se dispersa en el éter, que si fuera cierta la existencia de un ser supremo allá en la luna, ya tuviera los oídos saturados de tanto clamor.

La resignación se apoderó de las masas, ya no había posibilidad de que se hiciera justicia, aunque fuera una vez con algún chivo gordo, los vericuetos intencionales que los hacedores de leyes dejan intencionalmente, para que esos animalotes gordotes, a pesar de su voluminosa masa corpórea se valen para evadirse de la que debería ser la red inexpugnable de la justicia terrenal. Por esos vericuetos legales se esfumaron del país, golpistas, asesinos, ladrones, sádicos, estafadores, ladrones de carros, calumniadores, vende patria y hasta uno que otro que revive a su progenitora cada vez que necesita cerrar un negocio lucrativo, tiene su plan de fuga elaborado. La complicidad se ha convertido en una fuente de ingreso para alguaciles, secretarias (os) de despachos, amigos de jueces etc. Tan pronto una decisión se cocina, enseguida un tasador le pone precio a la información según sea detención, libertad condicional o absolución. Lo demás e sabido

Ahh me olvidaba aclarar que el hambre a que me refiero es - por si no lo han deducido- la del hambre de justicia contra los delincuentes de cuello blanco y los otros delincuentes con cuentas bancarias buchonas. ¿Dónde está Zuloaga? ¿Dónde está su hijo? ¿Quién les sopló la decisión judicial de detención con tanto tiempo previo, que les permitió posesionar a su abogada en el sitio de búsqueda y a ellos en un escondite, quizás fuera de las fronteras patrias?

Como pueblo, ese pueblo con el saturan las cárceles de su país con sus hijos, victimas de las inducciones y promociones de toda clase de vicios por prensa radio y televisión, que les venden un sistema de vida del cual los marginan intencionalmente y, que para accesar deben delinquir como única salida. Ese pueblo quiere ver a quienes les explotan detrás de las rejas, en sitios hacinados, donde es arrumado el hijo del pueblo que delinque, ese pueblo no quiere delincuentes con privilegios, que pagan condenas en clínicas 5 estrellas escudados en bajas de lívidos o en deficiencias cardiacas inventadas o con medidas cautelares oficiosamente decididas entre gallos y media noche, de manera muy diligente extrañamente.

Si de manera expedita se logra capturar al especulador confeso Guillermo Zuloaga, se le conduce al rodeo o a la planta junto a su caterva de cómplices, entonces en el pueblo respiraremos con alivio y se fortalecerá nuestra fe en la revolución y la justicia, será como una medicina milagrosa para un enfermo desahuciado, como lluvia para la siembra después de un largo verano, como un mendrugo de pan para el que tiene tiempo sin alimentos, como un vaso de agua para un sediento en pleno desierto, como la justicia reivindicativa hacia los pobres. En el pueblo nos preguntamos ¿Por qué el Cacique Yukpa Sabino Izarra, está preso de manera violatoria de sus derechos?, mientras los delincuentes empresarios y todos los delincuentes comprobados, antes descritos, están viviendo un exilio dorado. Exigimos aplicación de justicia ya. SI ASI LO HICIEREIS EL PUEBLO Y LA PATRIA OS LO PREMIARAN, SI NO ALGUN DIA OS LO COBRAREMOS, TENGANLO POR CIERTO

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1896 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a102402.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO