A propósito de demonios, videntes y terremotos

Racismo, religiosidades e hipocresía

En este mundo enloquecido por el consumismo, los extremismos y otros ismos, los medios jugando de cuña a las hegemonías, no desperdician espacios, para acomodar matrices de opinión, sobre todo en estos tiempos  de reconquista financiera española, en sus antiguas colonias de las Américas, cultivando alienados programados, que tragan los mensajes sin digestión mental, sin contrastación, como en los tiempos de la patria boba,  una suerte de agenda del miedo, donde hasta Dios y Jesucristo, dejan de ser el amoroso padre/hijo, que dio ejemplo de amor e invita aún con autoridad,  a dar la mejilla a quien te agrede.

Él,  que invitaba a amar a los enemigos por los desiertos y villas polvorientos de Galilea, el círculo de los gentiles – como le llamaba despectivamente los fariseos- ahora se ha trastocado, en un “guerrero sanguinario y vengador”,  en boca de pastores del Medioevo redivivos en tiempos de la cibernética, impulsores de una moral religiosa del miedo y el comercio del buen comportamiento por riquezas, para quienes la piedad y la oveja pródiga que importa más que el rebaño, parece cosa de otro tiempo y de otro pueblo, si nos atenemos a las explicaciones del inefable telepastor Pat Robertson, el hombre que se considera así mismo, un mesías vivo en olor de santidad.

Traigo a colación este caso, a raíz de los sucesos telúricos de Chile, porque que en el terremoto Haitiano, el reverendo del dólar y la hegemonía imperial de cañoneras y portaviones,  con su tono de kukux klaner convencido, atribuyó la catástrofe, “a un castigo divino por un pacto que los haitianos en el pasado hicieron con el demonio”. Varios medios y foristas, para esos días,  le hicieron coro a sus “juicios divinos”, mostrando los desórdenes de los haitianos, peleando entre sí por comida y una ayuda, como una muestra de esa semilla pecadora, que requería de la presencia militar norteamericana, reivindicada por el “religioso,” dueño del emporio conocido como CBN.

Viendo las tandas de movimientos telúricos de ayer y hoy,  productos de ciclos tectónicos como el del eje cafetero en Colombia,  con el mismo tono amenazador del cinturón de fuego y grandes fallas geológicas del pacífico,  que una vez asolaron a los Ángeles en los años 80, no dejo de preguntarme, pensando en la lógica de Robertson:

¿Será que los chilenos también hicieron algún pacto con su demonio tutelar, y por eso sufren terremotos como el de Valdivia en el pasado cercano? ¿Taiwán, Irak, China Popular, el Eje Cafetero y otros lares del mundo, tuvieron también sus pactos con don sata, como decía Condorito? ¿Echamos a los marines en Concepción por los robos de los chilenos desesperados a supermercados por el hambre de dos días,  debido a una ayuda retenida de dos días, como en Haití?

 Hablando del tema, hoy me llega por medio del periodista Rubén Darío Álvarez, una nota publicado en las páginas de un diario de la reconquista española,  en mi país Colombia –El Tiempo- en donde se afirman, las supuestas profecías de un “vidente” chileno de apellido Barraza conocido como Míster Yin, quien según el diario de marras, habría profetizado además del terremoto, las siguientes bellezas: “Chávez gobernará 30 o 40 años más como Castro” e incluso,  predice una tercera guerra mundial que pelearán, “ Venezuela versus estado Unidos por agua y petróleo”.

Empezaba a mirar con malicia, esta nota, cuando el súper vidente termina por pelar el cobre,  al explicar las causas de esa confrontación,  la cual según él se debe a que: "Estamos viviendo en tiempos apocalípticos por la llegada de izquierdistas a la presidencia, la desaparición de los Países Aliados, el conflicto por las Islas Malvinas entre el Reino Unido y Argentina y las provocaciones entre los presidentes de Colombia y Venezuela. Eso está preparando al continente para la Tercera Guerra Mundial". ¿En qué parte de la Biblia o las profecías se criminaliza a ideología alguna? ¿Acaso la OTAN no es una alianza con más aliados que en la segunda guerra mundial?

Por lo visto,  el brujito tiene como espíritus tutelares,  a todos los santos de la operación Cóndor: Pinochet, Videla, Stroesner y pare de contar. Empero, no es nada increíble, que en estos tiempos de lucha por una segunda independencia, en las catedrales mediáticas de los grandes capitales globalizadores opuestos a ella, brujos y pastores – en teoría enemigos mortales- no duden en alinearse, cuando se trata de satanizar a los insumisos y beatificar, a los santos más milagrosos de esta era de la mentira,  custodia del santo grial de las bolsas de valores: Jorigito Bush, Aznar, Blair, el trío que se inventó pruebas falsas, para atracarle el petróleo a Irak y dejarla vuelta un desastre.

En este como en ningún tiempo,  la justicia y todo tipo de mensajes se hacen catecismo político condenatorio, bien sea desde juzgados, medios o el mismo parlamento monárquico español, que envalentonado con el capital de sus transnacionales fungen como la nueva real audiencia. Pascual Serrano, citado por Néstor Francia en un artículo de hoy 4 de marzo de 2010 en Telesur, con el título pleonástico, La Trama del Dibujo que se dibuja contra Venezuela, muestra cómo además de los informes políticamente motivados del CIDH contra la nación más insumisa del orbe, también se cuenta el caso del juez Velazco.

Velazco, íntimamente ligado al PP de Mariano Rajoy y José María Aznar,  los mismos que se oponen a los procesos sobre delitos de lesa humanidad en la era franquista o el juicio por perjurio y corrupción a Aznar por la guerra en Irak,  sin embargo no tuvo reparos en vincular a un presidente violando todos los fundamentos del derecho y del procedimiento penal, como por ejemplo, mostrar a Cubillos como un etarra llegado a Caracas en 1998, y no cómo el fruto de un acuerdo de 1989 en tiempos de Carlos Andrés y Felipe González,  cuando muchos amnistiados fueron repartidos en varios países de las Américas; se entiende, cada vez que haya elecciones en países rebeldes, las hormonas justicieras en países imperiales se excitan con facilidad de quinceañero.

También en vísperas electorales, en Venezuela, la gran prensa realiza peculiarmente su tarea,  como lo denuncia también Pascual Serrano, quien señala: "... los medios de la derecha llegan a confundirnos con su doble acción de invención y también ocultamiento de informaciones. Ayer hablamos del informe de Unicef donde se establece que más de 80.000 niños trabajan en Venezuela. Lo que omitieron esos medios es que, según el mencionado informe, Venezuela es el país en América Latina que registró las más bajas tasas de actividad laboral entre niños y niñas."

 Por eso, ni hablar de los informes del departamento de estado de USA cuando toca el tema de narcotráfico, porque antes de aparecer, ya se sabe que los países del Alba capturen a quien capturen, siempre van a ser los peores en este campo, mostrando que el problema es cosas de ahora. Sin embargo, en el libro los Mercaderes de la Muerte de Edgar Torres Arias, publicado en 1995, por la Editorial Círculo de Lectores, relata cómo,  además de la circulación de pasta de coca, con facilidad desde Perú, Ecuador y Bolivia para los años 80 y principios de los 90, es decir, la época dorada de la DEA y las bases militares,  antesala de la llegada del neoliberalismo, ya existía un encadenamiento productivo, una curiosa economía a escala que funcionaba en estos términos: “La otra carga” eran en realidad toneladas de barriles con éter, acetona, ácido clorhídrico, ácido sulfúrico, permanganato de potasio y otros reactivos químicos, que la mafia adquiría sin mayores contratiempos, en los mercados de Holanda, Alemania y Estados Unidos, con destino final a los laboratorios de procesamiento de cocaína en la selva […] en el mercado negro de las industrias legítimas de Ecuador y Venezuela".

 Si las drogas siguen siendo un negocio lucrativo que requiere además de armas y productos químicos made in USA, Alemania, Inglaterra o Israel, que hasta aportaron mercenarios e instructores como Yair Klein, tal como lo señala en el segundo párrafo de la página 81, el autor mencionado en el párrafo anterior,  no deja uno de preguntarse:

¿Qué pasa con el Comando Sur desde esa época? ¿Acaso no ameritan la CIA, la DEA y el FBI, una auditoría seria,  que mida por lo menos su eficiencia desde la relación beneficio/costo? ¿Por qué las empresas y países vendedoras de los químicos y armas jamás han recibido un llamado de atención por su connivencia con el tráfico de narcóticos? ¿Por qué sí la DEA, afirma tener pruebas de los aviones que salen de Venezuela cargados con drogas, a rutas en Honduras donde USA es ama y señora de la base de Palmerola, son interceptadas estas aeronaves? ¿Por qué no menciona la DEA las interdicciones realizadas en coordinación con autoridades venezolanas actuales? ¿Por qué El Tiempo y El Espectador – de Planeta y Prisa- hicieron aparecer un informe de la JIFE como si fuera de la Oficina Antidrogas de la ONU?

Quisiera que esas preguntas las respondiera doña Hilaria de Clinton, que estuvo de visita al sur, tratando de convencer a Brasil, para realizar una condena contra Irán por unas plantas nucleares, mientras ella y su clon sionista tienen y van a construir otras- caso USA- con fines militares. Llama la atención que misia Hilaria, a quien no le fue bien ni en Paragua, Brasil o Argentina, dijera sobre Venezuela en Brasil: ''Esperamos (del gobierno Chávez) un nuevo comienzo, para restaurar la democracia, la libertad de prensa, la propiedad privada, la economía de mercado… Nos preocupa la conducta del gobierno venezolano, a la que consideramos improductiva en lo que se refiere a la relación con sus vecinos''.

A esta abadesa del catecismo imperial, también me gustaría preguntarle, sí acaso ella puede dar lecciones de libertad de prensa a Venezuela, cuando allá en USA los manifestantes ecologistas, pacifistas y opositores, pueden ser encarcelados por usar el Twitter para convocar marchas, pues según el legado de Jorgito Bush, eso es delito mondo y lirondo. ¿Se puede considerar como democracia a un régimen bipartidista donde el poder del dinero,  excluye de posibilidades a partidos políticas sin presupuesto y grandes medios de información?

Más aún: ¿es democrático y ético un régimen como el norteamericano, donde los causantes de la burbuja que ocasionó la crisis en Wall Street, pueden disponer de auxilios estatales superiores a los 700 millones de dólares, mientras la reforma de salud que excluye a 41 millones de pobres, desempleados por la crisis, se les niega una suma mucho menor? A este tipo de pseudo democracias, como la española que tiene un rey y una realeza parásita que se alimenta del contribuyente, sin que la haya elegido votación popular alguna, esa misma que se rasga las vestiduras por los presos políticos, incluyendo el suicidio de Orlando Zapata, vale preguntarles, si la ley de seguridad nacional de ello dista en algo de la cubana.

 José Steinsleger, autor de un artículo en el diario La Jornada de Méjico el día 2 de marzo de 2010 en la sección de opinión con el título, Cuba: mártir sin aura, apunta sobre el tema que: En España la ley establece: “… serán castigados con la pena de prisión de cuatro a ocho años los que, con el fin de perjudicar la autoridad del Estado o comprometer la dignidad o los intereses vitales de España, mantuvieran inteligencia o relación de cualquier género con gobiernos extranjeros, con sus agentes o con grupos, organismos o asociaciones internacionales o extranjeras” (artículo 592, sección primera del Código Penal).

En USA esto implica la cárcel por traición a la patria, incluyendo la pena de muerte –vaya hipocresía de pontífices como Velasco y su PP- como sucedió con Ethel y Julius Rosemberg en 1953, ley que permanece vigente, en un mundo que se autodenomina libre, pero no del racismo, el extremismo religioso y de la hipocresía, de personajes como Hilaria, Jorgito Bush o el “reverendo” Pat Robertson, quien justifica en nombre de Jesucristo -que dice todo lo contario - que es lícito asesinar a políticos insumisos a las políticas de Washington como Hugo Chávez,  o a todo aquel que se reconozca comunista o socialista. 

makromokamboniko@hotmail.com 

Colombia



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2486 veces.



Nicolás Ramón Contreras Hernández*

Ciudadano Afrodescendiente Independentista de la Región Caribe en la República de Colombia. RED INDEPENDENTISTA DEL CARIBE. Observatorio Independiente de Medios y estudios académicos desde perspectiva de género y etnia.

 makromokamboniko@gmail.com

Visite el perfil de Nicolás Ramón Contreras H para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a96525.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO