Azimut revolucionario

Un golpe a la paz continental

Luego de ver la masacre ocurrida en la frontera colombo – ecuatoriana no queda otra que resignarse al camino de muerte que escoge el presidente Uribe en sus ansias por alinearse con el poder imperial norteamericano. Pero hay que analizar muy bien la muerte del segundo comandante de las FARC Raúl Reyes y las implicaciones que pudiera tener este acontecimiento.

En primer lugar, la búsqueda de un diálogo de paz que se había hecho imposible hasta la llegada de Chávez, Sarkozy y los familiares de los rehenes como intermediadores… Históricamente, los líderes guerrilleros habían establecido un plan de canje humanitario y luego de ello en manifestación de verdadera disposición política a continuar por esa misma vía habría liberado otros secuestrados sin pedir nada a cambio. ¿Qué pudiera motivar al estado colombiano a realizar esta arremetida contra los grupos guerrilleros a pocos días de la segunda liberación de un grupo de secuestrados?... las dudas de un diálogo se ciernen sobre el presidente Uribe quien ahora debe una respuesta clara a los familiares de quienes todavía se hallan secuestrados que veían en el proceso de canje y de entrega una esperanza para ver de nuevo en lo inmediato a sus familiares. El gesto de Uribe es como dar una patada a una mesa mientras se construye sobre ella un delicado castillo de naipes.

El diálogo se construye con debate de ideas, con palabras y con disposición humanitaria… contrario a eso se ha visto un gobierno colombiano sumido en la ira perniciosa cuyo objetivo parece no ser otro que echar por tierra cualquier iniciativa que ponga en duda el plan Colombia ordenado por los EEUU y cuyos resultados finales han sido más que dramáticos, patéticos.

Uribe se ha coronado con esta acción como un señor de la maldad, de la guerra… Mientras en el mundo reina la preocupación por la paz de su país él trabaja incansablemente por avanzar en el camino de la discordia y la muerte.

La invasión territorial a Ecuador, el retiro de su embajador ordenado pro su presidente tras conocer del incidente, los pronunciamiento contra el presidente Chávez y los cuestionamientos a Francia y otros países latinoamericanos que han intentado interceder positivamente para lograr un acuerdo humanitario con los grupos rebeldes demuestran que este suceso es un golpe a la paz continental de la mano de Uribe.

Una mitad de Colombia se halla en manos de las FARC y la otra en manos del gobierno regular… ¿Como desconocer esa realidad en un país signado por la división y la guerra interna?... Acaso no se deben abrir algún día las alamedas para que transite el hombre libre y se construya la patria con un solo corazón ciudadano?... de qué forma contribuyen las acciones del gobierno colombiano a que se continúen los trabajos humanitarios?... Cuál es el empeño de destruir cualquier intermediación a favor de la paz y el diálogo?...

Cincuenta años de guerra son demasiados. El poder constituido de Colombia se tambalea ante la idea de que la fuerza rebelde al ser legitimada como fuerza beligerante logre conquistar espacios de poder democráticos por elección de la misma gente cansada de las políticas de guerra emprendidas por su gobierno y de las iniciativas falsas y ficticias que jamás pretendieron una verdadera paz sino la aniquilación silenciosa y de las reacciones guerrilleras que no han dejado oportunidad para la burla oficial.

La lucha continuará luego de este dramático golpe a la paz interna de Colombia y seguramente los analistas colombianos que observan solo los detalles más convenientes para el gobierno no dejarán espacio para determinar las implicaciones de esta saña imprevista que definitivamente obra en mal en el camino de la reconciliación del vecino país. Algún día debe llegar liberación para Colombia, para nuestros hermanos, para nuestros secuestrados, para nuestro continente.

prensagobernacion@yahoo.com














Esta nota ha sido leída aproximadamente 1593 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor