EEUU: El gran triunfador

Tengo la conclusión de que la dirigencia europea necesita con urgencia de tratamiento psiquiátrico, porque realmente no hay forma de entender que estos personajes hablen de sus pueblos y de su supuesta defensa, pero operando a favor del Big Brother, y sometiéndose a la angustia en que se encuentran.

Si se hiciera un sesudo balance de la situación de Europa, veríamos que el gran ganador del conflicto Rusia-Ucrania, es Estados Unidos. Comenzando por la moneda, es la primera vez que el dólar está a la par del euro, pero incluso, fue la primera vez que semanas atrás, el dólar se fue por encima del euro. Pero si nos vamos a la economía, entonces es peor, porque todos los productos europeos están siendo pechados al entrar a Estados Unidos, y al mismo tiempo, el Big Brother está obligando a Europa a importar sus productos, al precio que ellos estipulan. Por un solo embudo, pues. Y en términos financieros, pues le están vendiendo más caro los energéticos que al precio que los europeos les compraban a los rusos. Peor pudiera ser el mundo militar, pues les ha subido un 20% el precio de los equipos que les vendía en tiempos de paz; que, por añadidura, convenció a todos de que la guerra era inminente para salir de su stock y vender misiles, aviones y tanques de última generación, como pan caliente. Esto hace que las naciones europeas se endeuden brutalmente con Estados Unidos. Algunos especulan que con lo que les han ganado a los europeos en el último año, podrían financiar el 50% de su deuda externa que es 30.000.000.000 millones de dólares. Hasta les podría cancelar todo a los chinos.

Hay un elemento adicional, en esta relación de la que el pueblo europeo no se beneficia en absoluto; y es que nuevamente, en un conflicto de esas proporciones, el escenario bélico será Europa. Lo fue en la Primera Guerra Mundial, donde Estados Unidos entró en los últimos 17 meses, cuando vio necesario inclinar la balanza a favor de Inglaterra y Francia. Y además, les vendió tantos equipos, como para que se endeudaran por primera vez con el Big Brother, deuda que se extendió hasta la Segunda Guerra Mundial, con el capítulo del crack de 1929 en el medio, que también significó una deuda para Europa y muchos beneficios para los gringos; y esa enorme producción industrial del norte, que había comenzado desde 1937, cuando tenía como conclusión de que la guerra era inminente, al estallar en 1939, los depósitos de armas estaban a reventar. Esa fue la segunda parte de la deuda de las naciones europeas con el Big Brother, que no solo eran armas, sino también alimentos y medicinas, y por añadidura el Plan Marshall, erogó 9.000.000.000 millones de dólares que multiplicó la deuda de Europa con Estados Unidos. Eso le dio la posibilidad de manipular todo lo que vino después, incluyendo el chantaje de la Guerra Fría y obligarlos a endeudarse bajo la mácula de la guerra nuclear. Ni un solo disparo se ha escuchado en territorio gringo en ninguno de estos escenarios. Es necesario recordar que cuando Estados Unidos entró al conflicto, Europa llevaba casi dos años en guerra. Es decir, entraron fresquesitos y sonrientes, con equipos nuevos, que por cierto los rusos le habían pedido desesperadamente. También vale recordar la insistencia de los soviéticos del apoyo de los aliados, porque se estaba tragando solo, la ofensiva alemana que eran nada menos que 3.5 millones de soldados, en la gigantesca Operación Barbarroja.

En esta nueva crisis europea, desde hace un mes se están dando protestas en diferentes partes del viejo continente que no están siendo reseñadas por los medios de comunicación. Apenas se escapan algunas cosas por las redes sociales, porque comienza a afectar la economía y la inflación produce un efecto directo en los ingresos de los europeos, sumado a la ausencia de productos, y fenómenos que solo se veían en América Latina o África, como el robo de alimentos en los supermercados y la conformación de asociaciones de propietarios para encontrar formas de combatirlos. Una de ellas, por cierto, es ponerle alarma a la carne y los productos refrigerados. La alta alcurnia europea, debe estar asqueada de lo que comienza a ver. Pero, además, es la primera vez que se sienten abandonados por su propia dirigencia; más aún, están cuestionando esa postura celestinesca, más bien arrastrada de la dirigencia europea. Pero, sumado a su crítica situación del problema económico, el frío europeo también es un problema económico, porque la calefacción es a través de gas, petróleo o carbón, factores energéticos que no produce ninguno de esos países, ni siquiera para abastecerse a sí mismo, salvo Inglaterra por la vía de Noruega, que como sabemos es el único productor de petróleo en ese continente. Y Rusia, que no solo es el gran productor de los tres rubros, sino que, además, tiene de las mayores concentraciones de esta materia prima en el mundo.

De tal manera que los europeos cayeron mansitos en el viejo truco gringo, e ignoran que el problema de Estados Unidos es cómo desintegrar a Rusia, tal como lo hizo con Yugoslavia, Irak, Libia, México, Yemen y algunos países africanos. La muy trillada expresión divide y vencerás. También saben los gringos que, una vez más, en su país no echarán un solo tiro, y que posiblemente salga de su crisis económica, cabalgando a los países europeos. El mejor de los negocios. Está comenzando a llegar el invierno y según los expertos hay más frío que el año pasado a esta fecha, lo que significa que este año el invierno será el acabose. Por lo pronto, ya se ve en los supermercados de los más avanzados países de allá, bolsas de leña en venta. Los europeos van a buscar todo lo que puedan quemar cuando arrecie la temperatura y la nieve se recueste en las paredes de casas y edificios. Peor situación vivirán los ucranianos, a quienes en cualquier momento les cae un misil y si no les quita la vida, les quita los servicios públicos, la alimentación y los medicamentos.

A la luz de los hechos, Estados Unidos luce como el gran triunfante en este conflicto. De entrada, está acumulando mucho dinero para llenar las arcas y ver si le es posible aliviar la pesada carga del pueblo estadounidense, que vive una inflación jamás vista en su historia. Como siempre, falta China en este análisis, porque China, siempre será un análisis aparte.

Caminito de hormigas…

"Esa es una pelea complicada y no sé hasta dónde la van a llevar. Mejor no quiero meterme, porque voy a terminar siendo el culpable" … "Ya no sé qué decirte Olmos. Estoy cansado de decir que investiguen esos negocios que se están haciendo en los edificios tricolor con los gimnasios, y nadie hace nada. Imagínate 500 personas pagando 5 dólares cada uno. Esos son 6.000 dólares al mes que se están embolsillando", fue el comentario de una dirigente pesuvista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1086 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Rodríguez Olmos

Rafael Rodríguez Olmos

Más artículos de este autor