El Gran pernambucano (Tupi Kari-Oca)

La justicia llega cuando dios lo dispone. Sin pruebas y con manipulaciones de conciencia trataron de inculpar al expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, al ver que no tenían sustento las acusaciones contra él lo declaran inocente el lunes 18/05/2020, pero el daño que le hicieron no se compensa con nada, fue puesto preso, ultrajada su moral política y familiar, además de la persecución para apartarlo de su compromiso con el pueblo, no pudieron con su temple y sigue adelante con su proyecto de sacar a Brasil de la gran anarquía en donde la sumieron. El camarada Lula Da Silva. Líder del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil es un hombre digno que trabajó con denuedo para su pueblo, los brasileños durante su mandato pudieron tener techo propio con el programa Caixa Económica Federal, mejoró las favelas y entregó ayudas económicas para el desarrollo de proyectos familiares (la Bolsa Familia benefició a 12,7 millones de brasileños), bajó la inflación, creó puestos de trabajo y mejoró la economía de Brasil, al extremo de convertirla en la octava economía del mundo. En siete años salieron aproximadamente 20 millones de personas de la pobreza, como producto de 14 millones de empleos.

En el periodo de 2001 al 2008 bajó la pobreza de 33,3 al 15,5%. En el 2010 la economía de Brasil creció aproximadamente en 7,5%. Un hecho de admirar es que al terminar Lula Da Silva su mandato, la aceptación de su gobierno era del 80%, Ese mismo año 2010 la ONU le concedió el premio de "Campeón Mundial de la lucha contra el hambre", aupado por el Programa Alimentario Mundial de dicha organización. El Producto Interno Bruto (PIB) terminó en 5,5% y la Tasa de Inflación (TI) en 3,6% según el Banco Central de Brasil. Esto es una pequeña muestra de lo que hizo Lula Da Silva por su país.

No fue el azar lo que hizo que preparara las condiciones para la realización del Mundial de Fútbol 2014 y las Olimpiadas 2016, Lula Da Silva le dejó el terreno preparado al deporte mundial y a quienes luego se convertirían en sus verdugos, para que se arrogaran esos logros. Por tanta felicidad dejada por EL GRAN PERNAMBUCANO no era posible, no la soportaba el imperialismo; además que el Mercosur estaba funcionando para el bienestar de latinoamérica, había que terminar con ese tipo de gobierno y el legado que muy bien llevó adelante Dilma Rouseff, a quien también había que desprestigiarla y defenestrar su gobierno para que una pandilla y en este tiempo un energúmeno nazi arrodillado al poder imperial gobierne a Brasil.

El objetivo primero era acabar con Chávez, sí antes el cáncer inoculado no lo eliminaba, como efectivamente ocurrió. La alianza Lula-Chávez y luego Dilma-Chávez fue la bisagra para articular políticas económicas exitosas, extrañamente contrajeron cáncer en el periodo que esa trilogía de líderes gobernaron sus países, pero a pesar de esa contingencia, el auge de la región promovidas por Brasil y Venezuela llegó a todos los estratos sociales, nuestros vecinos del caribe sintieron por primera vez lo que era solidaridad entre países que tenían fronteras ideológicas insalvables promovidas por los hegemones del mundo de hoy, que se consideran los policías del planeta y disponen con quienes se deben tener o no relaciones políticas, comerciales, sociales, culturales, entre otras. Pero Lula y Chávez saltaron esas barreras y pusieron en práctica hermanarse con países del CARICOM (Antigua y Barbudas, Bahamas, Barbados, Aruba y Curazao, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago); además de países como Cuba que no pertenece a esa mancomunidad de naciones y las Antillas Holandesas (Aruba, Bonaire y Curazao) que también recibieron las bondades de las políticas impulsadas por Chávez y Lula como fue la fundación de Petrocaribe para hacerles llegar petróleo a precios solidarios. Así mismo fueron incluidos en los organismos liberadores que luchan contra el imperio como lo son el ALBA, UNASUR y la CELAC.

Hoy nos preguntamos ¿Cómo se encuentra Brasil con un gobernante nazista ejerciendo el poder? Lula Da Silva tiene mucho que hacer por Brasil todavía. El pueblo brasileño, que se mantuvo con los brazos cruzados y no defendió los gobiernos de Lula y Dilma, tiene que reaccionar ante el títere Jair Bolsonaro, porque está dejando que su pueblo muera de forma inerme.

El presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, puede aportar la experiencia venezolana para controlar esta pandemia Coronavirus COVID-19 que azota a Brasil y al mundo entero, pero los gringos tienen en su poder al gobierno brasileño y no le permite reaccionar ante la crisis de salud más grande que se proyecta o está en pleno desarrollo, para desgracia de la tierra de nuestros admirados "canarinhas" o "Verdeamarela", que si aceptaran los consejos de Nicolás Maduro, los brasileños verían que el camino correcto es el que se tomó en Venezuela, para satisfacción del pueblo venezolano.

Como dice acertadamente el Presidente Maduro "Entre cuarentena y producción no hay contradicción"

"Cosas veredes Sancho"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 477 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: