Venezuela… un país del gran sueño europeo

"Cuenta la historia europea que un navegante con sueños de grandeza llamado Colón, se enrumbó equivocadamente a otras tierras, en una odisea que lo llevó a encontrar la luz que no tenía allende, en la Europa de la luces" I.M.

La bitácora marcaba una ruta hacia las indias orientales, pero por alguna desnaturalizada razón humana las carabelas se desviaron en su rumbo. "Bendita" suerte corrieron nuestros aborígenes que desconocían la suerte que recorrerían en su propia Tierra Suramericana con los barbaros conquistadores escoria de Europa. Al parecer podría haber sido que alguna tormenta las desviara ¿Podría ser? o quizás la reina Isabel hizo su "maleficio" para que la infame tripulación de prisioneros de España y Portugal sucumbiera en las aguas tormentosas de los mares, o quizás, los males de su reinado, esos, los penados embarcados salieran de Europa y llegaran a otra tierras confundidas por su amante Colón. Después de que su Cristóbal Colón pisó esa Tierra que no podía creer que existía, la Europa de las luces se cautivó y se congració con una expedición tras otra para seguir el sacrilegio de recursos valiosos y humanos. Los barbaros europeos españoles y portugueses cambiaron las luces de Europa por el brillo de la luz del oro venezolano y suramericano. Esta historia de quinientos años, ya es "conocida". Luego de tantas luces, alrededor de 400 años después, a Europa le llegó su oscurantismo. Sus luces se apagaron con la primera y segunda guerra mundial en pleno siglo xx, y sus coterráneos tuvieron que migrar a estas tierras venecianas que Colón el amante aventurero descubridor de nuestros aborígenes, había descubierto lo que ya existía.

Así que, para esas décadas de los inicios y medianos de siglo xx, nuestras tierras se llenaron de expatriados de toda Europa. Hitler terminó de sacar hacia Nuestra América, europeos sin títulos, sin cedulas, con cualquier paradigma de religión, sin oportunidades de ningún tipo, ni mucho menos, esperanza alguna. Sin nada que nos dijera ¿Que eran, o que hacían en la Europa de las luces? Aquí, en esta Tierra de Gracia, jamás se les pidió nada a cambio. Y aun cuando habían pasado aquellos 500 años de conquista y barbarie donde estaba pendiente aquella deuda hecha por los sanguinarios de allende de los mares, aquellos bárbaros que saquearon nuestros suelos, nosotros, a estos los inmigrantes de hace pocas décadas no se les cobró absolutamente nada. Pero hay que decir que el hecho del saqueo de hace 5 centurias fue tanto, que Luis Brito Garcia en palabras de Guaicaipuro Cuatemoc cobra la deuda a Europa - Por: Luis Britto ... les recuerda la deuda que tiene la Europa de las luces, y no conforme con esto, Evo Morales, el indio de Bolivia, en junio de 2013 les recordó la cuenta sin desperdicio, de esa deuda "financiada" que tiene Europa con nosotros hasta la fecha, Evo complementando a Guaicaipuro, lo que aun adeudan a nuestras naciones mancilladas por los europeos y que "gracias" a ese saqueo, pudieron desarrollar sus luces con 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata llevados de Nuestra América que llegaron a San Lucas de Barrameda entre 1503 y 1660 y el presidente originario Evo, el indio de Bolivia, Evo Morales cuadra deudas reciprocas con la Unión Europea ... les cobra ese préstamo a la Europa barullera.. Esos europeos que nos trajeron la magia de los espejos para arrebatarnos los metales preciosos y como dijera Eduardo Galeano "Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: "Cierren los ojos y recen". Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia", y todo, aprovechando la nobleza de nuestros ancestros, que la luz que más brillaba para ellos era el astro Sol a quien le daban el mayor valor junto a la naturaleza con quien vivían en armonía y no al oro como los europeos saqueadores.

Allá por los años veinte y los cuarenta de ese siglo negro para la Europa, vinieron con un montón de ilusiones, todos estos nuevos europeos que empacaron en allende, sus sueños traídos hasta acá y dejaran allá ¡en la Europa de las luces! sus pesadillas, para encontrar aquí, la esperanza y el porvenir de sus herederos, labradas en nuestras tierras americanas a través del sudor de su frente y no del saqueo. Agradecidos fueron estos inmigrantes nuevos que se constituyeron en colonias también en la América del Sur, la América de Mario Benedetti, que también existe

Hoy día, esa Europa de las luces, sanciona a Venezuela junto a su hermana menor, la norteamericana –la estadounidense-, cual venganza por sus coterráneos que jamás quisieron regresar a sus naciones de origen, sabiendo ser agradecidos. Aquellos migrantes, los recibidos en décadas pasadas con el dolor reflejado en su rostros y la aflicción en su humanidad, ocasionados por esas guerras, sufrimientos aplacados por este país tan extraordinario llamado por aquellos europeos de hace 500 años, pequeña Venecia, según lo citan algunas historias.

Así que, los europeos venidos como migrantes de las dos guerras mundiales, son nuestros hermanos, que esa, la Europa desagradecida hasta hoy día, no tuvo que curar las heridas de ningún tipo a sus coterráneos, ni mucho menos, atender sus necesidades materiales y espirituales hasta el día de hoy. Aquí se quedaron mezclados esos queridos migrantes entre nosotros abrazados a nuestras almas como hermanos de espíritu agraciado. Todos los precios de sus dolores, de sus sueños, de sus esperanzas, fueron encontrados junto al de nosotros, al de nuestros abuelos y padres. Juntos, hemos cultivado la tierra con muchos sueños que se dieron por la nobleza de este pueblo "veneciano", que ahora lo condenan a la pesadilla de la guerra económica, financiera, comercial y bélica de dos hermanas hegemónicas. La Europa elite de las "luces" junto a la hermana guerrerista y hegemónica de la América del norte para "los americanos".

Post scriptum: Colón y sus europeos nos conquistaron hace 500 años. Nosotros los venezolanos le "hicimos" colonias a esos los europeos de las dos guerras mundiales desde hace 100 años

¡Otro país es posible! Mucho depende de mi

Nuestro legado… también es sagrado

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1071 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a264545.htmlCd0NV CAC = Y co = US