“De la Crítica a la construcción de Alternativas..."

Seminario Nacional de Marea Socialista, desarrollará "Propuestas de gobierno para superar la crisis”

14 y 15 de noviembre 2014, Marea Socialista tendrá un Seminario para la construcción de propuestas dirigidas a enfrentar la crisis que amenaza al proceso revolucionario

14 y 15 de noviembre 2014, Marea Socialista tendrá un Seminario para la construcción de propuestas dirigidas a enfrentar la crisis que amenaza al proceso revolucionario

Credito: Prensa Marea Socialista

Caracas, 10 de noviembre de 2014.- En pocos días la corriente de izquierda de militantes del PSUV y de la revolución bolivariana, Marea Socialista (MS), tendrá un Seminario Nacional para discutir propuestas de gobierno alternativas para superar la crisis actual en que se encuentra el país. Ya antes de julio de 2014 esta corriente tuvo una Conferencia Nacional Abierta y presentó propuestas a la Dirección del PSUV como aporte para el III Congreso, las cuales no tuvieron respuesta.

Posteriormente MS aportó los resultados de investigaciones propias y de sus colaboradores, junto con propuestas de medidas dirigidas a afrontar lo que denunciaron como un gran desfalco a la nación y fuga masiva de capitales que en algunos años devoró más de la mitad de las divisas aportadas por la renta petrolera.

Marea llamó a detener este chorro y propuso un conjunto de medidas para actuar y recuperar estos recursos, cuya sustracción considera como uno de los motores fundamentales de la crisis actual, caracterizada por alta inflación, insuficiencia de productos para  consumo básico de la población, pulverización del salario y surgimiento de todo un entramado corrupto privado y público que vive del fraude y de mecanismos financieros perversos.

El Seminario que se convoca busca desarrollar las propuestas anteriores e incorporar respuestas a otros problemas con la participación de diversidad de actores colectivos e individuales de lo que viene denominando como “el pueblo que vive de su trabajo” y con sectores que se vienen incorporando y fortaleciendo esta corriente política. Marea espera obtener de estas jornadas de participación los elementos de un plan de emergencia para la crisis y para la recuperación del rumbo del proceso revolucionario.

A continuación el texto de la convocatoria para el Seminario:

14/15 de Noviembre en Caracas. Seminario Nacional de Marea Socialista

“De la Crítica a la construcción de Alternativas: Propuestas de gobierno para superar la crisis”

El viernes 14 y el sábado 15 de noviembre Marea Socialista convoca, en la Ciudad de Caracas, a un Seminario Nacional para debatir y aportar propuestas concretas de gobierno para superar la crisis que atraviesa el país y el Proceso Bolivariano.

Durante esos dos días se reunirán los enlaces de nuestra corriente de 20 Estados del país, algunos de los integrantes de los equipos promotores regionales, del equipo nacional, voceros de colectivos recientemente integrados y de otros que trabajan en estrecha articulación con M.S.

En esta jornada de elaboración colectiva participarán: Trabajadores, dirigentes obreros, campesinos, comuneros, pobladores, integrantes de consejos comunales, estudiantes, pequeños productores, profesionales, comunicadores populares, intelectuales, luchadores sociales y políticos, para hacer un aporte de salida a la actual crisis, con la mirada orientada desde el punto de vista del pueblo que vive de su trabajo.

Desde la preparación y realización de nuestra Conferencia Nacional Abierta que tuvo lugar en Julio pasado, no hemos dejado de recorrer el país. Y en cada ciudad, empresa, universidad, comunidad, organización de base del partido y de los movimientos sociales, nos encontramos con un pueblo ganado para el debate. Para entender colectivamente lo que pasa en el país y para construir propuestas con las que enfrentar la grave situación actual.

En estos meses se han sumado a las discusiones destacadas personalidades, decenas de cuadros, centenares  de militantes  y nuevos colectivos locales y nacionales.  Y lo más importante, a la par de incorporar militantes del partido y de la revolución que estaban desmoralizados, hemos cooperado para instalar debates fundamentales para el proceso. Debates que ayudan a moralizar a nuestra gente.

Es cierto también que hemos recibido ataques; se  pretende obstaculizar nuestras actividades. Hemos recibido amenazas. Mientras niegan o ponen en duda nuestra militancia en el PSUV, recibimos amenazas, acusaciones infundadas y sanciones. Se busca invisibilizar y descalificar nuestras propuestas.  Lamentablemente  estos ataques provienen, en su gran mayoría, de altos dirigentes del Partido y del Gobierno. Ataques que muestran una actuación equivocada y que dejan al desnudo la falta de disposición para comprender el nivel de angustia, dificultades y necesidades por las que atraviesa nuestro pueblo.

Pero, las amenazas fracasan, las descalificaciones no son tomadas en cuenta por ser evidente su falsedad, las acusaciones infundadas son respondidas con una enorme muestra de solidaridad por parte de nuestro pueblo y los obstáculos los superamos con voluntad y constancia. Hemos dado un paso al frente para asumir nuestra responsabilidad histórica y no volveremos atrás. No tenemos nada que ocultar. Y, sobre todo, seguiremos adelante porque  lo que está en juego no son intereses de grupo o individuales, sino el proceso revolucionario todo.

A 20 meses del fallecimiento del Comandante Chávez sentimos, como lo ve y siente gran parte de nuestro pueblo, que se pierde el rumbo. Pareciera que lo que no han logrado los dirigentes antichavistas con las guarimbas, los elementos de guerra económica, las presiones de la derecha nacional y extranjera, se está imponiendo desde adentro del proceso mismo, destruyéndose las conquistas de estos años.

Así, la voz  de nuestro pueblo que pide recuperar el rumbo que se pierde, se va convirtiendo en grito. El reclamo se va convirtiendo en emplazamiento y exigencia. Y el desconcierto de los primeros meses va dando paso a una triste y amarga certeza que se combina con indignación.

El sentido de esta convocatoria es abrir caminos de propuestas y soluciones, para que la crisis la paguen los que la provocaron. En fin, recuperar, con el pilar de la participación activa y real del pueblo que vive de su trabajo, tanto nuestras condiciones de vida como el rumbo  hacia el sueño por el que luchamos desde el inicio del Siglo XXI. Es nuestro derecho constitucional y democrático.

Debates de urgencia y estratégicos

Lo urgente y lo importante van de la mano. Es tan importante resolver el grave problema de la escasez, la carestía y el desfalco a la nación, como también es urgente empezar la construcción de propuestas sobre un nuevo modelo productivo. Apalancado en nuestras empresas públicas y con propuestas construidas desde el punto de vista del pueblo que vive de su trabajo. Que  de una vez por todas se deslastre de los actores del sector privado y del aparato público que, como ha quedado demostrado, se dedican a desfalcar la Renta Petrolera, el Salario y el Presupuesto Nacional.

Lo mismo que frenar la corrupción y los métodos intimidatorios, burocráticos que, principalmente, buscan evitar que el pueblo conozca, controle y audite el Patrimonio Público.

Estamos obligados a encontrar caminos de apertura para resolver las angustias económicas de nuestro pueblo que ve evaporarse su salario, pero también defender la soberanía y  los derechos políticos y sociales que conquistamos en estos 15 años del Proceso.

¿Quién puede decir que no es importante ni urgente poner en pie movimientos por la defensa ambiental, de derechos civiles como los de género o la legalización de nuevos sindicatos? De eso también se trata, de agrupar ese sentimiento general que se percibe por recuperar el rumbo señalado en el Plan de la Patria y el Golpe de Timón.

Por eso, el Seminario está convocado para abordar todos estos temas. Es nuestra aspiración que de los debates surjan las propuestas para atacar la crisis estructural que estamos atravesando. Confiamos en la inteligencia y avances de nuestro pueblo. Por eso creemos que la construcción de propuestas parte de democratizar este debate en todos los rincones del país.

La gente de a pie sabe o intuye que la crisis es económica, política, ética y de orientación. Y lo que comenzó como desviaciones en el rumbo del proceso se va convirtiendo en una crisis de alternativas. Por eso, las propuestas que sistematicemos y llamemos a impulsar, profundizando lo ya elaborado, van desde los temas económicos de emergencia hasta el perfil del instrumento político que necesitamos en esta hora.

Participación activa y democrática

La democracia participativa y protagónica escrita en nuestra constitución se convierte en letra muerta. Al día de hoy, los intentos de participación y de crítica son criminalizados. Y Nuestro derecho político se reduce a emitir un voto cada tanto.

Defendemos el derecho a participar tanto de la elaboración de las medidas de gobierno como de la decisión en su aprobación. Rechazamos que las medidas económicas que toma el gobierno sean solo debatidas con los empresarios y banqueros y que se ceda a sus propuestas sin escuchar la voz de los que vivimos de nuestro trabajo.

Reclamamos la participación activa en las decisiones, no como simples espectadores. No queremos que otros decidan en nuestro nombre. Defendemos el derecho popular de ser arquitectos de nuestro propio destino.

Si se continúa aceptando las presiones de la derecha, o se termina de imponer la visión socialdemócrata de la democracia “representativa”, así la llamen “participativa y protagónica”,  toda participación popular quedará reducida al simple acto comicial y con los mismos actores. Y entonces, como hoy sucede en gran parte de los llamados países democráticos, la dominación  económica totalitaria del capital se expresará también en una “democracia” de los oligarcas, los banqueros, los grandes empresarios y la nomenclatura del Estado, donde el pueblo quede nuevamente excluido.

Por eso nuestro llamado a seguir los debates y elaboraciones de este Seminario Nacional es en primer lugar a los luchadores que desde las bases batallan día a día por recuperar el proceso revolucionario. A esos trabajadores, productores, campesinos, profesionales, estudiantes que sufren en carne propia la crisis y que cuentan con la experiencia de una lucha honesta y consecuente. Es también a aquellos especialistas que como intelectuales unidos inseparablemente al pueblo que vive de su trabajo, construyen propuestas desde su capacidad académica y su experiencia de lucha. A los cuadros y dirigentes del movimiento popular, obrero y político que como millones, asumieron, aquel 5 de marzo de 2013, el compromiso de honor de mantener en alto el legado revolucionario de Chávez.

A todos ellos, con los que aspiramos a construir una nueva forma de hacer política, sin privilegios ni privilegiados. Con iguales derechos e igual participación en las decisiones. A todos, los llamamos a reconstruir en común la hoja de ruta, el plan constituyente que está en nuestra Constitución y las propuestas e instancias orgánicas  para superar la crisis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9497 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter