Polémicas que desnudan verdades

Desde hace algunos días, las espadas comenzaron a desenvainarse en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuando Timoteo Zambrano salió en defensa de Venezuela, ante la decisión tomada por los fundadores del MERCOSUR, de quitarle la presidencia a nuestro país en el organismo, y amenazar con suspenderla definitivamente si no se adapta a las normas internas del bloque.

Estas declaraciones en un país tan democrático como el nuestro, y teniendo a verdaderos patriotas aspirando a cargos políticos, deberían ser las más comunes de un buen venezolano que sale en defensa de su país, cuando este es agredido por agentes externos, como es nuestro caso.
Pero resulta que por el lado de la bancada opositora, la mayoría ha demostrado, que no se siente tan patriota, ya que los aliados que se consiguen, son aquellos que tienen intereses funestos contra Venezuela. Hasta ahora todavía algunos manteníamos la esperanza que la aversión  fuera sólo contra el gobierno revolucionario, y hasta hemos aceptado como un proceso democrático que en realidad lo es, por estar enmarcado dentro de nuestra Constitución,  la insistencia de querer revocar a Nicolás Maduro. Aunque no estemos de acuerdo con la imposición y las circunstancias que han envuelto esa solicitud.

Pero cuando escuchamos la descarga y la asechanza que han lanzado sobre su compañero de tolda; por haber defendido  a su país, entendemos que aquí no hay nada que justificar, no escuchamos en ningún momento a Timoteo Zambrano defender al gobierno, defiende su país que está siendo atacado, y que si ellos llegasen a presidir las riendas de Venezuela, esa decisión que hoy toman Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, los afectará también a ellos, Es Venezuela la que está siendo afectada y agredida, no es Nicolás Maduro. Sin contar con que dos países de esos, sus gobernantes no tienen la moral suficiente para criticar y sancionar al nuestro, el primero tiene un presidente que desbarató todo lo que había hecho el kirchnerismo, arremetiendo de forma brutal contra la estabilidad de su gente, afectando su calidad de vida en todos los aspectos, quienes  no han cesado de protestar, desde el día 10 de diciembre, que Mauricio Macri tomó posesión de su cargo, y hoy nuevamente se ve en el ojo del huracán por estar acusado de actos de corrupción con los tan famosos Panamá Papers, y que de pasó tiene la desfachatez de declarar en una entrevista, que ha luchado por llevar a cabo aquí en Venezuela, un referéndum revocatorio, que en su país no existe. Porque quiere revocar a Maduro, con qué derecho habla como si fuera parte de nuestro gentilicio. Que le da la potestad de interferir en nuestros asuntos internos, que sólo nos competen a los habitantes de este país.

Eso por parte de Argentina, por el otro lado tenemos a Brasil, un gobernante que está allí impuesto  producto de un golpe estado, en donde se compraron conciencias, y donde se vulneró la decisión de 54,5 millones de votantes, que eligieron a Dilma Rousseff como su presidenta, y que hoy todavía esos 54,5 millones de electores, están en la calle pidiendo respeto a su decisión, y que se instaure nuevamente la democracia en ese país. Porque ningún gobernante que se autoproclame puede llamarse democrático más aun cuando los motivos que lo llevaron a la presidencia no están del todo claros, y aquel que inició el juicio político contra Dilma Roussef fue el primero en ser destituido por corrupción, el actual presidente de Brasil tiene tanta aceptación que hoy  6 delegaciones latinoamericanas abandonaron la sala en la ONU, cuando Temer subió a dar su discurso.

Pero son esos los gobiernos, que la derecha de nuestro país respeta y se le arrodilla,  porque son los que gobiernan para el poder y se doblegan ante  intereses externos, y pasan por arriba del pueblo que los eligió Creo que la oposición venezolana ya no tiene discurso ni moral para pescar incautos. Los gobiernos pasan y Venezuela queda, y con esos gestos y acciones nos demuestran que ese discurso que se lanzan en campañas y marchas, no tiene ningún sentimiento nacionalista, pero si unas ganas inmensas de destruir nuestros país, porque eso será lo que harán, como muestra y ejemplo tenemos hoy a Argentina, en donde la garra del Fondo Monetario Internacional volvió a visitar la tierra de Perón esa  por la que tanto lucho Néstor Kirchner para humanizarla y que en menos de un año ha destruido Mauricio Macri.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2523 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas