El legado de Chávez

Me motiva escribir sobre mi Comandante Chávez, la ausencia que tengo de él y la necesidad que tengo de sus acciones, de su discurso; con los cuales me formé desde 1983 hasta el 2013. Mis recuerdos sobre él, las referencias y citas que a diario escucho de él, las canciones, su retrato; así como la discusión política cotidiana que lo refiere, que lo involucra; me exigen, más allá de lo anecdótico, de lo melancólico, a pensar y podría decirse, filosofar sobre él.

Para esto me veo obligado a dividir, a caracterizar y desarrollar dos puntos fundamentales. El primero es el sujeto Hugo Chávez y el segundo, la teoría o la doctrina que pudiese existir sobre él. Como tercer punto Chávez Constitución para finalizar en su magistratura.

En primer lugar el sujeto Chávez, el Comandante Supremo, tiene una historia humana, real, física que lo describe con precisión. Pero también está el mito, la leyenda, la fábula que se ha tejido en torno a su figura.

El sujeto Chávez que nació en Barinas, Sabaneta un 28 de julio de 1954, en la Venezuela que transita por el éxodo de los campesinos a las urbes, buscando la bonanza petrolera y se debate entre la insurgencia guerrillera década de los 60 como pensamiento autóctono militar venezolano. El campesino, hijo de maestros de escuela que se dedican a su formación y educación. Nieto de Mamá Rosa, quien lo amanta con sus cuentos, envolviéndolo en el manto mágico de la historia del llano, y fundamentalmente en la lucha de resistencia, en que su abuelo Maisanta bregó. El arañero pobre que sueña con ser pitcher; que estudia, se educa y comparte en un ambienta totalmente campesino, que le permita manejar descripciones espaciales y geográficas vinculadas a la propia naturaleza, que lo hace transitar por el sendero de la interacción del ser vivo con la tierra. La lucha por la sobrevivencia, la idea del más apto, de la justicia, de la ética y la moral que gira en torno a ella. de este devenir viene la producción, el intercambio de productos para el bien. La historia épica que se da en esa geografía del llano, ríos; todo esto condimentado por el folclore, las leyendas, la música que ese niño recita y que se convierte en su base ideológica para la compresión de la libertad, la justicia y la paz.

El Tribilín que se va a la Academia Militar, a los 17 años en búsqueda del sueño de ser pitcher como el "Látigo Chávez". Su entrada a la Casa de los Sueños Azules y su formación militar, castrense de la disciplina y el orden, adentrándose en la escuela de formación del ejército puntofijista, y la tesis betancourista de "Cobre, Cuchara y Caña". Allí encuentra a sus maestros: Jacinto Pérez Arcay, Müller Rojas y tantos otros, quienes lo hacen profundizar en el ideario bolivariano y todo el proceso de emancipación en nuestras tierras y el proyecto de mirandino de Colombeia; además de la historia militar venezolana y mundial en la geopolítica. Comparte el deporte con las matemáticas; el orden cerrado con la física; y su formación como combatiente individual y como Comandante y líder de tropas.

Sale de la Academia en 1975 como soldado rebelde a organizar la resistencia de los cuarteles, hasta formar el Ejército Popular y el MBR-200, que se expresaría en la ruptura del año 1992.

La cárcel de la dignidad y su propuesta de Asamblea Constituyente lo llevan al gobierno para constituir el Pacto Chavista, para también darle estructura y forma al poder revolucionario del movimiento socialista-bolivariano.

Todo lo que implicó 12 años de gestión, magistratura de logros, alcances, conquistas, reveses, dificultades, problemas; hasta llegar a su homérica despedida, su odisea en la escalada del Chimborazo para acunarse al lado de Bolívar. En el texto Sentir Bolivariano, escrito de un rebelde, del profesor Adán Chávez, podemos encontrar reflexiones, líneas importantes de compresión y estudio sobre el sujeto Chávez.

Los mitos y cuentos que hay alrededor del Comandante, han aumentado a lo largo de los años y la cantidad y variedad de personajes que han proclamado sobre él, entre lo banal y lo espiritual, lo humano y lo real; enemigos y compañeros de lucha que se nutrieron en su fantasía y su ideario.

Luego del sujeto Chávez, estamos considerando lo que pudiese ser su teoría y doctrina, a lo largo de sus años de vida y fundamentalmente de sus años de magistratura, miles y millones de documentos, discursos, expresan su oratoria como una línea o vía para describir toda las acciones, situaciones para él consideradas necesarias para alcanzar, la libertad, el bienestar. Desde sus propios libros en la cárcel, las órdenes de operaciones del 4-F; sus cuentos de El Arañero, hasta la Constitución Bolivariana, tienen el lenguaje, la textura para enseñarnos de qué forma, de qué manera hay que comprender y materializar la lucha por esa máxima felicidad.

Un vértice fundamental en esta doctrina Chavista, es la ideología bolivariana, la cual pudiese describirse "temerariamente" como el legado de nuestro Padre Bolívar, pero además de todos los precursores independentistas, incluyendo la lucha y resistencia indígena de todo el continente americano, comprendiendo a los EEUU. La asimilación del socialismo como teoría social y económica, especialmente la tutoría de Fidel, descrito por el mismo Chávez como "su padre", lo haría declararse marxista. La fe, el estudio del evangelio y su formación cristiana, sirven de componente en su acción discursiva y práctica, descrito muy bien por su maestro Jacinto Pérez Arcay en su libro Hugo Chávez Alma de la Revolución en Cristo y Bolívar. Aclarado y remarcado por él mismo, de que esta ideología no se trata del culto al personalismo, a la vehemencia del hombre ni al caudillismo, como gendarme necesario. El folclore, la historiografía, la leyenda son métodos e instrumentos para la acción política transformadora, así como Florentino y el Diablo se convierten en una contienda electoral y una victoria popular; el Comando Maisanta, la Misión Robinson, Sucre, Che Guevara, José Gregorio Hernández; todos son una inspiración, una convocatoria y una motivación para la organización social y para la direccionalidad que guiará a su pueblo hacia triunfo de la Patria.

La Constitución en Chávez es el andamiaje y la estructura de su edificio revolucionario. Es Chávez el hombre que materializa ideas y doctrinas, que organiza, lidera, ejecuta rebeliones y rupturas, partiendo y dividiendo la historia de las repúblicas de nuestra Patria Grande. Más que un concepto espacial y territorial, la Patria es en Chávez un desarrollo humanista, cultural, político y democrático. Es el Comandante quien construye la República Bolivariana y sus cinco poderes; con todas sus leyes habilitantes, reformas, referendos; superando la ilustración burguesa de Montesquieu y su idea de los tres poderes clásicos occidental. Es el hombre que organiza la FANB y su nueva doctrina libertaria de seguridad y defensa. Chávez Constitución crea, ejecuta y lleva adelante las Misiones Sociales, constituyendo, legitimando el poder social comunal y lo heterogéneo de ese poder, avanzando por encima de la lucha de clases y el divisionismo izquierda-derecha propio de la posmodernidad y del legado de la gran guerra mundial, la Guerra Fría. Es quien logra romper el ALCA, el Plan Colombia, la OEA para fundar el ALBA, UNASUR y la CELAC, toda la nuevas estructura social, política y económica en el continente y en Occidente; y con esto adelanta el Plan de la PATRIA para llevarlo a un proceso constituyente, para su discusión y construcción. Además del rescate de la OPEP desde el punto de vista geopolítico, enfrentando la hegemonía imperial. Quizá lo más importante de la Constitución chavista es el túnel atemporal que permite trasladarse desde el pasado al presente y al futuro en un mismo ente revolucionario, es decir, de la génesis humanista de nuestros antepasados aborígenes al nuevo hombre-sujeto que pudiésemos llamar guevarista. Dio fuerza al indigenismo para crear un puente humanista y social con los pueblos del mundo, para enfrentar especialmente a la idea vanguardista y cosmopolita materializada en la "american way of life" del progreso.

Chávez Constitución de la oposición política y democrática, rescatando a los sectores sociales para la participación electoral, anulando la barbarie impulsada desde el colonialismo, el imperialismo y el godismo.

En Venezuela Chávez logró incorporar a nuestra nacionalidad bolivariana más de la mitad de nuestro territorio, como el Amazonas y nuestra plataforma continental, haciendo de esto la nueva geometría del poder Chavista. Logró superar el machismo y feminismo, para hacer aflorar la ética de la comunión de los seres humanos. Esta nueva geometría del poder es su vez la magistratura de la gestión de Chávez.

Este papel de trabajo es un intento y una provocación sobre la discusión del legado de Chávez; una búsqueda para la construcción de una metodología que nos permita el análisis de esta, su compilación; así como para trabajar y desarrollar la doctrina para la formación del chavismo.


catedraideologiabolivariana5@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5323 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a171095.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO