La crisis universitaria y el Pedagógico de Barquisimeto

La universidad es por excelencia la escuela del pensamiento crítico y de formación del hombre. En ella se debate el modelo de estado que queremos y no el que tenemos. La universidad es el espacio del desarrollo epistemológico por excelencia desde su origen en el siglo XIII hasta la actualidad. Se ha planteado que la función principal de la educación es socializar, argumento que el sociólogo francés Alain Touraine no comparte cuando señala: "El papel de la educación no es socializar, sino aumentar el grado de autonomía, de iniciativa y de crítica de cada individuo" (http://www.aikaeducacion.com/entrevistas/alain-touraine), Este concepto se acerca a la educación universitaria. El espacio donde debe haber mayor democracia es en una universidad, es por ello lo importante de la autonomía universitaria, sin que dicha autonomía convierta a la universidad en un Estado dentro de otro Estado.

En Venezuela ha habido muchos casos de violación al recinto universitario, como el cierre de la UCV en los gobiernos de Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez y del general Marcos Pérez Jiménez, en el gobierno de Rómulo Betancourt el alma mater fue violentada cuando los esbirros del gobierno adeco ingresaron y allanaron las residencias de la UCV, la Operación Canguro en 1969 bajo la administración del Dr. Rafael Caldera donde los cuerpos represores del Estado ingresaron disparando a los espacios de la UCV.

Actualmente en Venezuela la educación universitaria está pasando por una profunda crisis; las infraestructuras se encuentran por el suelo, la matrícula estudiantil de igual manera, el sueldo de los trabajadores universitarios está por el núcleo de la tierra, incumplimiento de la contratación colectiva por parte del gobierno, los niveles académicos han descendido abismalmente, el acoso laboral con aquiescencia de las autoridades de algunas universidad se ha desarrollado de una manera visceral. Autoridades que le hacen el juego al gobierno para cuidar sus puestos.

En la UCLA le han levantado expedientes administrativos y suspendido el sueldo a varios profesores; pasando por encima de las leyes del Estado venezolano y de los propios reglamentos de esta universidad experimental. Sabemos de las acciones en defensa de los colegas que para bien tomará la profesora Devora Velásquez como presidenta de Apucla. Esperamos y esa deprimente, autoritaria y aberrante situación no se de en otras universidades de la entidad. ¡El diablo sabe a quién le sale!

En cuanto al sueldo docente es importante reseñar que la OIT y la UNESCO ya en 1966 recomendaron: "Los sueldos: La retribución del personal docente debería: a) estar en relación, de una parte, con la importancia que tiene la función docente y, por consiguiente, aquellos que la ejerzan, para la sociedad y, de otra, con las responsabilidades de toda clase que incumben a los docentes desde el momento en que empiezan a ejercer… " [(Recomendación conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la situación del personal docente (1966) y Recomendación de la UNESCO relativa a la condición del personal docente de enseñanza superior (1997)] se acerca el pago del bono vacacional, esperamos y ese miserable monto sea pagado completo en una sola parte y no fragmentado como acostumbra el gobierno.

Las autoridades universitarias ya se quemaron en sus cargos junto a un modelo de universidad desgastado y, si a esto le sumamos, los ataques por parte del gobierno al sector hacen del claustro universitario un espacio que ha perdido preponderancia en la sociedad venezolana. Las autoridades no supieron hacer una política gerencial en defensa de la universidad ante el gobierno, prefirieron la vía de la confrontación y asumieron el rol de actantes de la política partidista. Por su parte, en las UPT, UNEFA y Universidad Bolivariana impera una visión partidista-pesuvista que supera la academia, la bolivariana debería llamarse Universidad Chavistológica de Venezuela. Para estas casas de estudios la formación política es adoctrinamiento enfermizo Chavista-Madurista.

Se asoman la elecciones en las universidades, vamos a ver las pasiones desatadas por los cargos de autoridades, pero dichas elecciones demuestran un carácter democrático, pero si el gobierno es tan amante de la democracia participativa y protagónica ¿Por qué las autoridades de la UNEFA, UPT y Universidad Bolivariana no son electas por la comunidad universitaria? Son colocadas a dedo ideológico de Ministro de Educación Universitaria. ¿Será y el gobierno nacional se atreve a dar el ejemplo democracia?

La Ley Orgánica de Educación (2009) en su artículo 34 numeral 3 señala "Elegir y nombrar sus autoridades con base en la democracia participativa, protagónica y de mandato revocable, para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos de los y las integrantes de la comunidad universitaria, profesores y profesoras, estudiantes, personal administrativo, personal obrero y, los egresados y las egresadas de acuerdo al reglamento. Se elegirá un consejo contralor conformado por los las integrantes de la comunidad universitaria". La vigente Ley de Universidades data de 1970 y no establece el voto paritario y no toma en cuenta a toda la comunidad universitaria, allí se evidencia el choque de dos leyes, una totalmente anacrónica y otra "adaptada a la realidad del momento" Actualmente se debate en el seno de la Asamblea Nacional una nueva Ley de Universidades, esperamos y se respete el principio de autonomía universitaria, el proceso de sindicalización y en cuanto a las elecciones sea cónsono al artículo 34 de la LOE 2009. Sería antidemocrático ir a un proceso electoral en las universidades donde sean omitidos una vez más el personal obrero y administrativo.

La educación es un problema de todos, Antonio Luis Cárdenas ministro de educación de Venezuela en entre 1994-1999 dijo "Se ha pensado y se piensa que la educación es un problema del gobierno, no,… la educación es un problema de la sociedad en su conjunto" (Programa Primer Plano: Entrevista a Antonio Luis Cárdenas realizada por Marcel Granier el 2 de diciembre de1995)

Pero no todo en la universidad venezolana es malo, los docentes que trabajamos en ella estamos en pie de lucha, haciendo un gran esfuerzo para hacer nuestro trabajo de formación, investigación y extensión. En el Pedagógico de Barquisimeto contamos con profesionales de grandes méritos académicos como los doctores Luis Saavedra, Elda María Rodríguez, Jorge Pérez Valera, Ezequiel Rojas, Julio César Mendoza, Wueider Galíndez, María Antonia Quintero, Yilmer Pineda, el profesor y candidato a doctor Germán Salcedo, entre otros adscritos al Departamento de Formación Docente; en Ciencias Sociales encontramos a los magísteres y doctorantes José Ignacio Montero y Maryelis Vargas (Coordinadora de la maestría en Pedagogía Social del IPB), la Dra. Amarilis Meléndez, Dra. María Elena Méndez Cubillan, los ya jubilados, pero activos en su praxis educativa Reinaldo Rojas (historiador), la historiadora Neffer Álvarez, las doctoras Lexi Mujica y Ramona Rivas, el Dr. Luis Parada, ente otros. En el Departamento de Castellano y Literatura encontramos a los Doctores(as). José Alejandro Castillo, Togliaty Toro, Mariela Pérez, Edgar Pernalete, entre otros.

Nuestro IPB fundado el 6 de noviembre de 1959, es la segunda institución universitaria del estado Lara, luego del Colegio Federal de 1884, somos la escuela de formadores por excelencia del Centrooccidente de Venezuela, donde la formación es de alta calidad y sus egresados han demostrado dicha academia fuera de nuestras fronteras patrias, dejando muy en alto el nombre del Pedagógico de Barquisimeto. Desde José Manuel Quintero, primer estudiante inscrito en la historia de nuestro instituto, hasta los actuales aspirantes de nuevo ingreso; desde el profesor Pedro Díaz Seijas, primer director hasta el Dr. Nelson Silva, director actual, nuestro IPB posee un lugar preponderante en la historia de la educación venezolana.

Igualmente hacemos referencia a nuestro gremio Aproupel-Barquisimeto, quien es presidido por la Profesora y Magister Blanca Elena Terán de Arrieta, mujer de ardua experiencia profesional y quien es toda una institución en nuestra casa de estudios. La profesora Terán de Arrieta lleva la batuta de la lucha gremial universitaria en el estado Lara, representado dignamente nuestro cuerpo profesoral. Propongo a nuestro gremio la convocatoria a una asamblea intergremial ipebista donde la base decida las acciones a tomar en pro de la defensa de nuestras reivindicaciones sociales, igualmente en esta asamblea deben participar los estudiantes para escuchar su voz.

Es pertinente hacer referencia a la historia gremial de nuestro instituto, donde podemos traer a colación cuando en 1975 en nuestro IPB, que para ese momento tenía el acrónimo de IUPEB se fueron a huelga los profesores; exigían la desafiliación inmediata del IPASME. Larga lucha que entre otras cosas llevó a la expulsión de AD del profesor Luis Milano jefe de la Asociación de Profesores del Pedagógico, el ministro de educación amenazó con las suspensión de sueldos de los docentes alegando la ilegalidad de la huelga además de pretender colocar esquiroles en el momento de la huelga.

Pero la primera huelga del Pedagógico fue el 17 de marzo de 1965 en protesta contra el director Luis Roberto Pérez, quien presuntamente cercenaba la libertad de cátedra e incurría en acoso laboral contra el personal. El conflicto estalló cuando el profesor de origen peruano Manuel Aranibar Barrantes denunció al director del IPE por no permitirle dar una conferencia que se intitulaba "Libertad" El colega peruano terminó siendo expulsado del país, poco tiempo después el director Luis Roberto Pérez presenta su renuncia luego de una segunda huelga, esta vez de estudiantes.

La comunidad ipebista a pesar de la crisis que afronta el sector y de la grave situación por la que pasa nuestra institución, debemos sentirnos orgullosos de ser parte del pedagógico de Barquisimeto. Todos debemos aportar con base a nuestras posibilidades para recuperar y mantener nuestra universidad y exigir al Estado la inversión necesaria para mantener en pie nuestro IPB. Por ahora, la leve mejora física del IPB se debe únicamente al aporte económico y laboral de parte de su cuerpo profesoral, egresados y estudiantes; esto constituye por un lado un ejemplo de sentido de pertenencia, pero por el otro estamos asumiendo una carga que le corresponde al Estado, responsable de la crisis del sector.

Por cierto a nuestro Pedagógico le hace falta una visita de las autoridades de la UPEL, no para darle un saludo a la bandera ni menos para ir delimitando encerrados en una oficina las posibles planchas en la venideras elecciones, sino para trabajar por la universidad y escuchar a la comunidad universitaria, no solo a sus homólogos para posteriormente sentarse a conversar con la Ministra de Educación Universitaria Tibisay Lucena Ramírez para de una vez por todas iniciar el proceso en lo concreto de resolver la problemática del sector universitario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 890 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter