Clases presenciales y liderazgo docente, una charla confundida con taller

I

Epígrafes

"Todo liderazgo eficaz está asociado a una visión. La visión lo determina todo en el proceso hacia el éxito". (César Castellanos: "Liderazgo de éxito a través de los 12". G12 editores. Miami. EE.UU. 1999. P. 18).

"La capacidad de liderazgo se mide por la manera cómo el líder ha logrado reproducir su visión estratégicamente en otros" (ob cit., p. 160).

"La victoria es la conquista del hombre mismo, pero una gran Victoria es el resultado de un trabajo en equipo" (ibídem. P. 169).

II

Nuevamente por un anuncio del presidente Nicolás Maduro se ha puesto sobre el tapete el caso de las clases presenciales en todos los niveles y modalidades del sistema educativo venezolano y se ha agregado el llamado sistema multimodal o asistido tecnológicamente mediante resoluciones u otras formas sub legales. Algunas condiciones previas se anuncian como necesarias. Entre éstas la vacunación masiva de docentes, alumnos y trabajadores auxiliares, mejores salarios y seguridad social para ellos, así como la limpieza y desmalezamiento de las instituciones educativas. En particular las universidades que algunos jocosamente llaman adscritas a la AVERU y no a ARBOLV aún faltan por ser incluidas en el plan Universidad Bella y eso preocupa, lo que ya ha empezado a hacerse es la vacunación contra el covid-19.

También y según muestran las redes sociales Twitter y Facebook a las que se tiene acceso y también han comentado algunos docentes universitarios, el ministro César Trómpiz, por instrucciones del presidente Maduro, recorre el país con una charla motivacional itinerante denominada algo así como "Liderazgo docente" y que su equipo de comunicación o él mismo confunde con la técnica del taller, pero que son cosas muy distintas.

Taller implica participación, mesas o grupos de trabajo, discusión, elaboración de conclusiones; más allá de una charla, por más animada e interesante que sea y con un corto espacio de tiempo para dos o tres preguntas. Eso no es un taller, camarada. Será una especie de exhortación, homilía o sermón impregnado de "instrucciones" y otras menudencias precarias, como la rutina de un comediante. Taller nunca. Si se tomaran la molestia de revisar cualquier mínima bibliografía, como por ejemplo las famosas obras Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga y Dinámica de grupo, de Cerigliano Villaverde, bien se podrían ilustrar.

Pero, ¿qué van a saber? ¡Si al menos el titular del despacho de educación superior no es egresado de especialidad educacional alguna! Lo sabrán algunos de quienes le acompañan, pero callan muy dignos. No quieren complicar la cosa abriendo la discusión e incluyendo la diversidad de pensamiento, mucho menos incluyendo instituciones como los institutos pedagógicos adscritos a la UPEL y demás casas de estudios tradicionales.

Por otra parte, caen los aludidos funcionarios en la ilusión de que las universidades nacionales experimentales del programa Alma Mater, UPT, Misión Sucre, entre otras, cuentan con un "claustro" patria o muerte con la Revolución Bolivariana. ¡Embuste! Hasta los mismos directivos de tales "Universidades chavistas" están "En estado de sospecha", como diría el desaparecido capitán Eliecer Otaiza, porque ¡cómo hay camaleones, "pantalleros" y "bichos de uña" en esos cargos! Habrá sus excepciones, serán académicos con experiencia y obra publicada, pero la mayoría no.

También es notorio nos dijeron que, como en tales recintos universitarios que dependen directamente del MPPEU, el descontento de docentes, trabajadores administrativos y obreros, así como de los estudiantes, la invitación es restringida. Sólo a chavistas "probados". Aun así, los "acompañantes" del ministro Trómpiz dizque le rodearlo, así impiden que la "gente del común" lo aborde planteándole problemáticas y necesidades, ¿o es que adrede ese funcionario construye un círculo de "seguridad" para no ser importunado?

Más allá o más acá de andar impartiendo "instrucciones" y "tirando líneas" como antes se decía en aquellos siempre minoritarios grupos de izquierda de la Cuarta República, tan añorada por muchos aunque en aquella época tampoco las cosas eran "color de rosa" sino para una minoría privilegiada, como se puede notar en las películas y novelas que abordaron someramente la problemática social de la época, cuando la pobreza, marginalidad y corrupción campeaban; males que la "Revolución Bolivariana" y la prosopopeya tampoco ha podido erradicar; lo que sí desapareció como la recluta ha sido los grupos de bachilleres sin cupo, ¿habrá alguien que añore cosas así?

Hoy cualquiera puede acceder a la universidad, el problema es la prosecución. Concluir los estudios universitarios se ha tornado una tarea muy ardua. La crisis inflacionaria y demás situaciones adversas, electricidad, plataformas tecnológicas, internet gratuito, banda ancha, sin comedor, bibliotecas, ni transporte, delincuencia, escasez de gasolina, pandemia, entre otros males, expulsa del sistema educativo a la muchachada. Se refugian en la informalidad o emigran. ¿Podrán los acuerdos de México revertir esta situación?

III

Docente que sí fue invitada especialmente a la charla o taller impartido en Barquisimeto por Trómpiz, comentó que le gustó la noción de querer reafirmar el liderazgo docente y como es cristiana evangélica nos hizo recordar las citas que hemos insertado al inicio a modo de epígrafes, porque un asunto central es que: "Todo liderazgo eficaz está asociado a una visión. La visión lo determina todo en el proceso hacia el éxito". (César Castellanos: "Liderazgo de éxito a través de los 12". G12 editores. Miami. EE.UU. 1999. P. 18). Asimismo, que "La capacidad de liderazgo se mide por la manera cómo el líder ha logrado reproducir su visión estratégicamente en otros" (ob cit., p. 160). Ya que "La victoria es la conquista del hombre mismo, pero una gran Victoria es el resultado de un trabajo en equipo" (ibídem. P. 169).

En conclusión, el asunto viene a ser que el docente está llamado a comunicar la visión que sobre educación y proyecto de país recoge la Constitución Bolivariana de Venezuela (1999). Ardua tarea porque ello supera cualquier sesgo político-electoral, sino que es consenso general y porque además las preferencias éticas, estéticas y políticas no se imponen.

Se proponen estrategias a fin de que cada cual descubra qué es lo valioso y necesario; en eso la modelación, la persuasión y el liderazgo docente es fundamental. En eso, ciertamente la interacción presencial docente-alumno es fundamental, la intersubjetividad en el aula resulta importante, concluimos. Algo que nos robó esta pandemia de mil demonios y los responsables de la crisis económica-social que padece Venezuela, concluyó la referida docente, entre otras cosas hermosas que dijo en una charla informal telefónica una vez que regresó del encuentro con el ministro Trómpiz. (Por cierto, ella no es chavista ni madurista, es sólo una docente e investigadora honesta para consigo misma).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 462 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas