Las Tejerías: El capitalismo no tiene frenos de emergencia

El país está apesadumbrado y preocupado. La solidaridad internacional ha sido inmediata; lo ocurrido en Las Tejerías del estado Aragua mueve la sensibilidad humana. Pérdidas de vidas y destrucciones materiales nos golpean. Ha ocurrido y seguirá ocurriendo en ésta y otras regiones del país. Más de la mitad de la población venezolana "vive" en áreas de alto riesgo. Las políticas económicas de los gobiernos dirigidas a complacer al sector privado, han focalizado más inversiones en áreas determinadas del país, que tengan las características que convienen al inversor, concentrando más población en determinadas regiones. Así funciona el metabolismo del sistema capitalista: por contradicciones. Los pobres viven donde pueden, los ricos donde quieren. Pobreza y riqueza son opuestos, pero se necesitan. El trabajo de los pobres, genera más riqueza a los que ya la tienen, y más pobreza a los que también la tienen. Esto es: la riqueza es para pocos, la pobreza para muchos. A los pobres los golpea hasta "la mala suerte".

El metabolismo del capital genera toda suerte de conflictos sociales: es su naturaleza y su lógica. Unos tipifican este capitalismo nacional como subdesarrollado, subcapacitado, en vías de desarrollo, tercer mundista, dependiente, periférico, neocolonial, o tardío. A su burguesía la califican de apátrida, parasita, dependiente, atrasada y hasta de lumpen burguesía. Ciertamente, desde su origen hasta hoy, ha sido dependiente parasita y apátrida. Desmantelaron a Pro Venezuela para montar a Fedecámaras. Han vivido de las importaciones y estafas a la hacienda pública. De ella no podemos esperar más que lo que hasta ahora han hecho. Más de 750 mil millones de dólares tienen afuera. De dónde los sacaron. Es el lomito petrolero. ES SU INTERÉS. Es pro gringa.

Le dicen "Ciudades dormitorios," a aquellas pequeñas ciudades donde muchos de sus pobladores, durante el día no están en el pueblo pues trabajan fuera de él. Las Tejerías es este modelo. La Victoria, Los Teques, Caracas, Maracay y Valencia, son los centros de trabajo de las mayorías de sus habitantes. Trabajan a considerables distancias de donde viven. Trabajo para ir a trabajar, trabajo en el trabajo, y trabajo para volver a casa. A esto disque lo llaman vida. Cuánta vida dedicada al trabajo y al final, sus familiares deben buscar dinero prestado para sus gastos mortuorios. QUE PARADOJICO LOS POBRES PRODUCEN RIQUEZA PARA OTROS Y MÁS POBREZA PARA ELLOS. (contradicciones del sistema) ASÍ ES EL SISTEMA CAPITALISTA…PARADOJAL…NO PUEDE HABER JUSTICIA NI PAZ SOCIAL DENTRO DE ÉL. ¿DE CUÁL DEMOCRACIA SOLEMOS HABLAR?

En "El Plan de la Patria" del comandante Chávez, ésta es una de las zonas de interés oficial. Dicen los expertos que esta región de Las Tejerías, Sabaneta y El Consejo, están llenas de enormes riquezas en el subsuelo. Nueva paradoja; los muertos murieron de esa manera trágica, por vivir en la pobreza rodeados de riquezas. Más que paradojas, son las intrínsecas contradicciones de este sistema. Sin sus contradicciones no puede existir, pero estas contradicciones le causarán la muerte al modelo. No me refiero a determinismos, me refiero a revoluciones sociales. Tantísima riqueza en pocas manos, genera horribles e injustas contradicciones, hasta que la mayoría de pobres digan NO MÁS Y EL MODELO PUEDE SER RADICALMENTE CAMBIADO.

EL CAPITALISMO TRASCIENDE A LO ECONÓMICO, ES UN ESTILO, UNA FORMA DE VIDA PERMANENTEMENTE COMPETITIVA. "LOS MENOS APTOS PERECEN": darwinismo social. En verdad, convivir es más humano que competir. Gracias a la convivencia inicial y ancestral de nuestra especie, hoy estamos vivos, pero la convivencia humana no es preocupación ni interés del capital, su centro es hacer más riqueza, llaman a estos logros: "progreso" y "desarrollo". Las consecuencias terribles como lo ocurrido en Las Tejerías, le dicen "lamentable accidente". Por supuesto, de inmediato presionan a los gobiernos para que resuelvan los problemas que el capital produjo. Que pronto le activen la producción y el consumo, esto es el mercado. Como siempre lo público salvando a lo privado.

El capitalismo es destructivo, anárquico e inhumano y como si fuera poco: NO TIENE FRENOS DE EMERGENCIA porque su naturaleza y su lógica se lo impiden, es su metabolismo. La riqueza personal se busca a cualquier precio. Lo que un capitalista llama producción, desarrollo, bienestar, crecimiento, estabilidad, presente y futuro; ES EL SUYO. Ninguna de estas categorías es para todos. Competitivo hasta la crueldad, el capitalismo crea las tensiones sociales con sus contradicciones. ES UNA SOCIEDAD DE CONSUMO FUNDAMENTADO EN LA COMPETENCIA, POR LO TANTO, NO PUEDE HABER NI JUSTICIA NI PAZ SOCIAL, NI CONVIVENCIA. COMPETENCIA Y MAS COMPETENCIA.

El capitalismo todo lo transforma en mercancía; busca su "valor de cambio". Se cambia vida (trabajo) por objetos materiales. Tener es "distancia y categoría". Los Estados sujetos a estos intereses, elaboran SUS POLITICAS PÚBLICAS EN FUNCIÓN DEL CAPITAL, ESTO ES DEL MERCADO. De esta manera, el sector público que somos todos, financiamos al sector privado que son pocos. ¿De cuál desarrollo, de cuál evolución, de cuál progreso estamos hablando? "El progreso", "el desarrollo" y "la civilización" son categorías propias del capital. El capital no puede existir si no explota a la fuerza de trabajo y a la naturaleza. Ambas han sido transformadas en mercancías.

Hasta ahora todos los Planes Nacionales de los gobiernos, han sido hechos en función del capital. Autopistas, carreteras, puentes, acueductos, sistemas informáticos, puertos, aeropuertos, escuelas, liceos, universidades, hospitales, centros científicos, culturales y deportivos, son construidos disque para "el desarrollo del país", pero casi siempre favorece sustancialmente las inversiones privadas. La categoría "desarrollo" como trampa. "El progreso" es para mañana, EL QUE CASI NUNCA LLEGA. EL VOTO DE LOS POBRES SALVA A LOS RICOS Y A OTRAS CLASES INTERMEDIARIAS TAMBIÉN. Se nos dice que los privados son los productores de fuentes de trabajo, pero, quienes son los productores de la riqueza privada.

El problema verdadero ES EL MODELO; LA MANERA COMO ESTE SISTÉMA ESTRUCTURA A LA SOCIEDAD: COMO UN MERCADO, más competencia con menos convivencia. En verdad, el capitalismo está obligado a ser así, es su metabolismo, su naturaleza, su lógica, por eso es tan destructivo para las mayorías. Procura transferir las leyes del mercado a la sociedad. Construye un sujeto enfrentado consigo mismo y con los otros. Producir y consumir a cualquier costo, en esto se llevan por delante a la naturaleza. Una revolución, deberá construir una contra cultura, esto es una cultura revolucionaria, unificadora social, que humanice, dignifique, libere y nos articule con la naturaleza. Será la PRAXIS, ES DECIR TEORIA Y PRACTICA CLASISTA A LA VEZ, lo que producirá un modelo justiciero. HASTA EL PROXIMO VIERNES.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 861 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús M. Vivas P.

Jesús M. Vivas P.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía