Otra Reconversión Monetaria para 2020? La medida económica que el Gobierno demora

En términos simples, el Poder Adquisitivo de un ciudadano está determinado por la capacidad en que sus Ingresos le permiten satisfacer sus Necesidades básicas, materiales, sociales e intelectuales. Para fines de este análisis, consideraremos a los Ingresos como la suma del Salario Mínimo más el Bono de Alimentación, la cual identificaremos como "Ingreso Mínimo de los Trabajadores (IMT)", y a las Necesidades del ciudadano, como resultado de la influencia sobre los precios por la manipulación obscena, perversa y arbitraria a la que ha sido sometida la Tasa de Cambio del Dólar, la cual identificaremos como "Dólar Paralelo (DP)"

Recorreremos un poco la historia, porque como bien reza la expresión: necesitamos conocer de dónde venimos, para conocer adónde vamos.

Al implementarse la Reconversión Monetaria de Enero de 2008, el Bolívar terminó en Diciembre de 2007 con un Ingreso Mínimo de los Trabajadores en Bs. 1.028.700,00 y con la Tasa del Dólar Paralelo en Bs. 5.700,00. Si consideramos la fecha en que el Presidente Hugo Chávez emitió el decretó que legalizó la RM (1 de Febrero de 2007) los valores para estas variables eran: Bs. 926.300,00 y Bs. 4.350,00, respectivamente. Veamos la variación en Bolívares (Bs.) entre ambos momentos en el siguiente cuadro:

Posteriormente, basando el presente análisis en el "aspecto nominal" de la moneda sin considerar la diferencia de valor por efecto de la conversión del Bolívar al Bolívar Fuerte, podemos hacer similar comparación para la Reconversión Monetaria que vivimos en Agosto de 2018. En tal sentido, el cuadro comparativo en Bolívar Fuerte (BsF.) se presenta de la manera siguiente:

En ambos casos, vale destacar la importancia de las fechas de los Decretos por cuanto son los hitos históricos que determinan la toma de decisión ante la evaluación previa de la situación económica que se vivía en Venezuela en cada uno de esos momentos, aunado a la expectativa a futuro de buenos resultados que se esperaban obtener por la aplicación de las Reconversiones Monetarias en el proceso económico del país.

Considerando el aspecto nominal de los cuadros 1 y 2, aparentemente no se observa ningún patrón que pueda indicarnos qué premisas se pudieran tomar como guía para predecir la toma de decisión de una Reconversión Monetaria en Venezuela. De tal manera que si por conveniencia para el análisis tomamos como patrón circunstancial que para aplicar la Reconversión Monetaria 2018 las variables en cuestión deberían haber tenido valores aproximados a los de Febrero de 2007, el Decreto correspondiente debería haber sido emitido por el Presidente Nicolás Maduro entre Abril de 2017 y Enero de 2018. En ese período los valores que las variables tenían eran los siguientes: el Ingreso Mínimo estaba en BsF. 798.000,00 a Enero de 2018 y el Dólar Paralelo en BsF. 4.300,00 al 06 de Abril de 2017.

Ahora, de ser efectiva la hipótesis del patrón de Febrero de 2007, por qué no se tomó la decisión entre Abril de 2017 y Enero de 2018, sino mas bien que ésta se retrasó hasta Marzo de 2018?

Porque como bien sabemos, políticamente el país estaba bastante convulsionado: Guarimbas en el primer semestre de 2017, Promoción de la ANC por parte del Presidente Nicolás Maduro en Mayo, Elección de la ANC en Julio, y por supuesto, al obtenerse la victoria contundente con la ANC el Gobierno pasó a tener una actitud estratégica ofensiva que le permitió cambiar la situación beligerante y terrorista de la oposición por una más deseable para el país en un ambiente de paz, por lo que seguidamente fue determinante acometer las Elecciones Regionales en Octubre y las Municipales en Diciembre para cerrar 2017. Seguidamente, habiéndose logrado todas esas victorias en 2017 y en virtud de que estaba desarrollándose una mesa de negociación con la oposición en el primer trimestre de 2018, la ANC asume el ejercicio del principio de la guerra de Concentración de Fuerza y convocó a la Elección Presidencial para el segundo trimestre de 2018. Evidentemente no había espacio para detenerse a atender el problema económico. Era imperativo consolidar el aspecto político.

No obstante, las variables que estamos analizando se estaban deteriorando con el avance indetenible del tiempo, el problema de la situación económica pendía sobre el Gobierno cual espada de Damocles, y éste al observar que su incompetencia para contrarrestar los ataques de la Guerra Económica con la perversa manipulación del Dólar Paralelo estaba exacerbando los efectos sobre el Poder Adquisitivo y el Bienestar Económico de la población entre otros aspectos macros, decidió sorpresivamente decretar la segunda Reconversión Monetaria el 22 de marzo de 2018, que en un principio obligaba a efectuarse de manera apresurada para el 04 de Junio (tan sólo a 2,5 meses después del Decreto) con un factor de reexpresión de Bs. 1.000,00 pero que al final, previo acuerdo con la banca fue pospuesta para el 20 de Agosto, y en virtud del incremento del ataque contra la moneda que se aplicó en esos últimos meses, se decidió llevar a Bs. 100.000,00 como factor de reexpresión.

En el cuadro siguiente se puede apreciar el deterioro del Ingreso Mínimo equivalente en dólares entre el momento que se decretó la Reconversión Monetaria en 2007 en Bs. y la de 2018 en BsF.:

Ahondar sobre el fracaso de ambas Reconversiones Monetarias no es objeto del presente análisis. Pero, por qué se infiere que vamos prontamente a otro proceso similar, que quizá hasta por vergüenza del mismo Gobierno pueda ser disfrazado con otro nombre pero que tendrá los mismos propósitos áridos si no lo implementa como debe ser? Para esta justificación, analicemos el desarrollo de ambas variables (IMT y DP) en el tiempo y por separado.

Comencemos comparando de manera nominal la evolución de los aumentos del Ingreso Mínimo de los Trabajadores (IMT) en BsS. con respecto a BsF. mediante el siguiente cuadro:

En base a esta presentación de datos se observa lo siguiente:

  1. En sólo 13 meses desde Septiembre de 2018 hasta Octubre de 2019 el Ingreso Mínimo en BsS. ha recibido el impacto inflacionario que tuvo estando en BsF. desde Mayo de 2010 hasta Septiembre de 2017 (7 años y 4 meses). En Septiembre de 2017 tal era la presión de la Guerra Económica a la moneda que ya se hacía necesario operativa, financiera y técnicamente una nueva Reconversión Monetaria e incluso, hasta la sociedad preveía que prontamente se implementaría. Solo que en el ámbito político no estaban dadas las condiciones favorables para ello.

  2. Para que podamos dimensionar la inmediatez de las decisiones y determinar la potencialidad de que en 2020 se ejecute otra Reconversión Monetaria, observemos que en Septiembre de 2017 estábamos a sólo 6 meses de que se hiciera público en Marzo de 2018 el Decreto sobre la Reconversión Monetaria. El enemigo no ha descansado en su ataque a nuestra economía desde que el Gobierno del Presidente Chávez comenzó en 1999. La diferencia entre los ataques de antes con respecto a los actuales es que la fuerza de estos se ha venido incrementando progresivamente y perfeccionando en el transcurso de los años. Y así llegamos al segundo semestre de 2017, durante el cual la fuerza de ataque a la moneda se hizo más inclemente y despiadado.

  3. Todo aumento de Salario Mínimo desde 1999 ha sido anunciado por el Presidente de la República y celebrado con el pueblo, incluso cuando se ha considerado que ese aumento no cubría las expectativas de los trabajadores. Así lo hizo Chávez y seguidamente así lo ejecutó también Maduro, hasta el aumento de Mayo de 2019 el cual fue participado públicamente por Twitter y lo más lamentable y doloroso, anunciado por un tercero. Por qué el Presidente hizo mutis ante un tema de alta trascendencia nacional? De hecho nunca ha comentado nada al respecto y lo mismo pasó con el reciente aumento de Octubre. La respuesta está más que obvia: El Presidente estaba consciente de que un aumento de Salario Mínimo a BsS. 40.000,00 en una fecha tan emblemática como el 1 de Mayo era insignificante y no tuvo la convicción para asumir tal decepción en cadena nacional. De hecho se esperaba colectivamente de manera informal que el aumento para ese mes se debería haber ubicado alrededor de BsS. 170.000,00 ya que el Petro se valuaba para esa fecha en BsS. 340.000,00.

  4. Haciendo un ejercicio de proyección hipotética, si en Mayo de 2019 el aumento del Salario Mínimo hubiera llegado al menos a BsS. 170.000,00 y el del Bono de Alimentación a BsS. 80.000,00 se hubiera alcanzado un Ingreso Mínimo similar al que hubo en Julio de 2017 en BsF (Ver Cuadro N° 5). La variación porcentual para llegar a ese monto hubiera sido mayor al 1.000% pero hay que considerar que el ataque a la moneda en el primer cuatrimestre de 2019 fue de 700% aparte que la evolución del Ingreso Mínimo ha venido estando rezagada (Comparar con el Cuadro N° 4)

  5. Continuando con el ejercicio de proyección hipotética, de haberse ejecutado un aumento de Salario Mínimo en Octubre 2019 a BsS. 580.000,00 y el Bono de Alimentación a Bs. 220.000,00 se hubiera alcanzado un Ingreso Mínimo similar al que tuvimos en Enero de 2018 en BsF. (Ver Cuadro N° 5). Con esta proyección se infiere que la variable Ingreso Mínimo del Trabajador hubiera estado aproximadamente cerca al patrón de referencia de 2007 cuando estaba en Bs. 926.300,00, circunstancia que prevalecía cuando se tomó la decisión de efectuar aquella primera Reconversión Monetaria.

Como conclusión, se puede considerar que el frenazo que el Gobierno aplicó en el incremento del Salario Mínimo en Mayo fue una manipulación para dar largas a la implementación de una tercera Reconversión Monetaria o medida similar ya que está en puertas la Elección de la Asamblea Nacional y tomar una medida de tal magnitud ante los 2 fracasos previos representa un alto riesgo político. Una vez más el Gobierno antepone el tema político al tema económico, contradiciendo lo expuesto por el Presidente Chávez en una de sus tantas clases magistrales: "Ciertamente lo político es importante y es la base del movimiento revolucionario, pero si a lo político debemos dedicar el esfuerzo de 1 potencia para que sea efectivo, a lo económico debemos dedicar el esfuerzo de 5 potencias ya que ese aspecto es el motor y base de sustento de la Revolución", práctica que ha estado muy alejada en la gestión gubernamental y aun así, el Presidente Maduro contradictoriamente se lamenta por no haber podido alcanzar la victoria en lo económico.

Ahora veamos seguidamente cómo ha evolucionado la variable Dólar Paralelo para confirmar si el Decreto de Febrero de 2007 puede ser tomado como patrón, considerando igualmente la comparación en valores nominales.

  1. Comparando el patrón de 2007 con el tiempo actual observamos que en Febrero de 2007 la tasa del Dólar Paralelo estuvo a Bs. 4.350,00. La tasa aproximada en BsS. se ubicó en Abril de 2019. De tal manera que en cuanto a esta variable, ese fue el mes en que se activó el alerta para decidir aplicar la tercera Reconversión Monetaria, mas como sabemos dicha decisión aún no ha sido decretada.

  2. Igualmente, si basándonos en el patrón de 2007 ubicamos el mes en que se debería haber activado el alerta para decidir aplicar la Reconversión Monetaria de 2018, obtenemos que fue Abril de 2017, solo que como se comentó anteriormente, la situación de convulsión en el país hizo postergar esa decisión para un futuro más calmado que resultó ser Marzo de 2018.

  3. A la fecha de este análisis la Tasa de Cambio del Dólar Paralelo está alrededor de BsS. 30.000,00 en pleno ascenso e indetenible (ver gráfico siguiente). O sea, que más que sobre excedido está el valor de la variable para proceder con la decisión, pero al igual que la conclusión que se llegó con el Ingreso Mínimo del Trabajador, tomar esa decisión este año implicaría un alto riesgo político en vísperas de la próxima Elección para la Asamblea Nacional.

Para finalizar, dada la evaluación de tan sólo estas 2 variables es inminente que en los próximos meses se requerirá la aplicación de otra Reconversión Monetaria. Lamentablemente, en virtud de los resultados obtenidos por la gestión económica en los últimos 20 años y por el camino que vamos, es muy probable que el Gobierno protagonice una vez más no haber aprendido las lecciones por el fracaso de las 2 anteriores Reconversiones Monetarias y tomará de nuevo esa decisión de manera aislada y desarticulada. Esta medida o cualquier otra similar aún sea con diferente nombre, bajo ese esquema no dará los resultados ansiados por el pueblo venezolano y el Presidente Maduro. Los cambios económicos no suceden de la noche a la mañana. Toma años ver los frutos y ya llevamos 20 escuchando que estamos en un Socialismo Particular cuando realmente lo que se respira y vive es el Capitalismo Salvaje. Entonces, cuando vamos a acometer los acciones necesarias para medianamente propiciar los cambios? Porque las dádivas, por muy solidarias que sean no forman parte estructural de los fundamentos del Socialismo.

La aplicación de esta medida debe formar parte de un grupo de otras medidas y acciones que deben actuar de manera simultánea, integrada, sistemática y metodológica, entre ellas:

  1. Convocar a un diálogo público con todos y cada uno de los representantes de las corrientes de pensamiento exotérico y esotérico que tienen presencia en el país a fin de que apartando las diferencias políticas, se diagnostique la participación inconsciente de nosotros los Venezolanos como causa de la crisis que está atravesando nuestro país, pero que de la misma manera y en contraposición, converjan en que con la aplicación adecuada del conocimiento necesario podremos superar satisfactoriamente esta adversidad. Esta actividad sería la de mayor prioridad en el plan de acciones y medidas que se habrían de acometer porque, aunque no está relacionada con el tema económico en sí misma, abarca aspectos culturales, espirituales, morales y sociales, que con la efectiva divulgación que cada corriente de pensamiento emane hacia sus seguidores se trazaría como objetivo nacional lograr un propósito de cambio en lo personal y colectivo, manifestándose la intención desde lo individual para esforzarse por un buen porvenir y por el bienestar social del país;

  2. Redefinir el valor de nuestra moneda y establecer un nuevo cono monetario amparado en el Petro de manera efectiva e irreverente, no sólo respaldado por nuestro petróleo sino por una canasta de otros minerales como han planteado algunos especialistas;

  3. Implementar un Sistema de Precios Territorializado que se pueda autoregular, basado en el valor relativo de productos y servicios básicos previamente definidos por consenso y en consideración a un nuevo Margen de Ganancia Razonable que sea competitivo internacionalmente, donde se beneficien todos los agentes económicos de la sociedad: Pueblo, Comunas, Inversionistas Privados o Públicos y el Estado mismo, de manera que se sientan parte importante del proceso productivo de la economía, satisfacer sus necesidades particulares como ciudadanos y promover el desarrollo y crecimiento del país;

  4. Los ingresos de los trabajadores han de ser la bandera del Gobierno para romper con las prácticas del pasado. Conceptos como Salario Mínimo y de bonos para medio paliar el Poder Adquisitivo tales como los Bonos de Alimentación o de Transporte son figuras que se usaban en la Cuarta República y aún 20 años después el Gobierno que se hace llamar "Revolucionario" persiste en usarlas. El artículo 91 de la CRBV comienza estableciendo que "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales." Con la definición de un nuevo cono monetario y la implementación de un Sistema de Precios Territorializado es posible definir un Salario de Vida que permita alcanzar al 100% todas las consideraciones planteadas en el artículo 91 de la CRBV. Incluso, hasta se podría propender a la progresiva disminución de la jornada de trabajo como lo enuncia el artículo 90 de nuestra Carta Magna;

  5. La estabilización y fortaleza de nuestra moneda permitirá ajustar el proceso de fijación de tasas de intereses activas y pasivas reales al nuevo modelo económico y productivo, que aunado al Sistema de Precios Territorializado y a un Salario de Vida digno contrarrestará cualquier ataque externo como el que nos ha llevado hoy a la Hiperinflación Inducida.

Como lo ha manifestado el Presidente Maduro: "estamos en un momento oportuno para reiniciar nuestro modelo económico, bajo un marco de relación Ganar – Ganar", pero ante esta Guerra Económica sólo podremos obtener la victoria con acciones revolucionarias, heterodoxas, desafiantes, irreverentes, soberanas y que se apliquen todas de manera simultánea, integrada, sistemática y metodológica para no dar oportunidad al enemigo a que se reorganice. De seguir aplicándose las acciones y medidas de manera desarticulada y aisladas entre sí, el enemigo estará adelantándose a nuestros movimientos como hasta ahora lo ha hecho.

 

cunemo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2395 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /economia/a284355.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO