ONU y Convención de Ginebra

EE.UU y Unión Europea

Ramsey Clark, ex ministro de justicia de Estados Unidos denunció: Las armas de uranio empobrecido (UE) no son armas convencionales, son altamente tóxicas y radiactivas, violan las leyes internacionales, debido a su crueldad, por sus mortíferos efectos durante generaciones. Declaración que le costó el cargo. EE.UU. y la Unión Europea, utilizan estas armas a gran escala, basadas en el baño o recubiertas con uranio empobrecido, este es un metal pesado, con una densidad 1.7 veces mayor que el plomo, se lo utiliza como veneno radioactivo. Las fuerzas armadas del imperio han acumulado 870.000 toneladas de este desecho, cuya composición tiene: 97.8% de uranio 238, no fisionable, 2% de uranio 235, y 0.0006% de uranio 234. El material que se utiliza en la industria civil y militar nuclear, es el isótopo 235. El imperio las utiliza para recubrir municiones anti-tanque y cabezas de misiles anti-bunker, recubrimiento que las hace muy pesadas, 19 gr. cm3. Disparadas a más de 5000 km/hora, perfora cemento, acero, hierro, generando al chocar temperaturas que van de desde los 1000° a los 3000°C, el proyectil no estalla al impacto, sino dentro. Un 60 o 70% de uranio se quema y se evapora como aerosol en pequeñísimas partículas, micras, es un polvo altamente tóxico y radiactivo. Al ser inhaladas por seres vivos en un 70% de su radio geográfico de acción, afecta a las generaciones futuras para siempre. Además, penetra en el suelo, contamina las aguas subterráneas, corre en los ríos, vuelve a los humanos y a animales vía agricultura, con efectos a largo plazo, ya que el uranio empobrecido permanece activo para siempre en la naturaleza. Doug Rokke, Director de uranio empobrecido del pentágono, físico-biólogo de la ciencia del Medio Ambiente de la Universidad Jacksonville, fue el jefe encargado de limpiar los desiertos de Irak y Kuwait, de vehículos irakies contaminados con UE. Antes de morir con alta dosis de radiación en su cuerpo dijo: Este es un crimen de guerra, esta guerra era por las supuestas armas de destrucción masiva de Irak, nosotros las estamos usando, esta doble moral es repugnante, debemos hacer una valoración de esta cuestión. La utilización de máscaras antigas por nuestros soldados, no es por los gases irakies, sino por la radiación de nuestras municiones. EE.UU., la Unión Europea, la OTAN, la NATO, deberían ser acusadas por crímenes de lesa humanidad, la ONU y la Convención de Ginebra “prohíben” que las armas sean utilizadas para dañar el ambiente y contra poblaciones civiles indefensas, peor afectando ha generaciones futuras. Este fue solo el comienzo, expertos del medio ambiente de PNUMA, encontraron en Kosovo municiones de la NATO recubiertas con uranio empobrecido, U236, neptunio y plutonio, ya en ese conflicto los asesinos de la CIA utilizaron el plutonio, cuya radioactividad es 200.000 veces mayor que la del uranio, y su toxicidad química 1.000.000 de veces más fuerte. En Afganistán, los talibanes, son atacados con estas armas. En Jaalabad, un equipo de Centro Médico sobre el uranio de las Naciones Unidas y ACNUR, encontró que la población tiene en la orina, un valor de uranio 2000 veces superior a lo normal para estos casos, no sobreviven los dos años en impactos directos de 1500 m. En Bagdad, en la actualidad la radioactividad de uranio oscila entre 1000 y 2000 veces superior a lo normal, análisis del 2005. El Derecho Humano Internacional (DHI), manifiesta que la utilización de estas armas viola los convenios de Ginebra y sus protocolos adicionales. Los 4 convenios de 1949, y los dos complementarios de 1977. Viola además, los Tratados de Convención de la ONU de 1980, sobre armas convencionales artículo 35. Pero esta actitud criminal del paladín contra el terrorismo y el narcotráfico y sus primos hermanos de Europa, no termina aquí. La nueva estrategia de seguridad nacional de los EE.UU., diseñada por el Dr. Payne, quien hoy dirige la nueva estrategia atómica de la Administración Bush, cree que es posible vencer en una guerra atómica. En el gobierno de Ronald Reegan, 1980, cuando el Proyecto de Guerra de las Estrellas, en alusión a la película del mismo nombre, o paraguas atómico, escribió “La victoria es posible”, libro, en una de sus estrofas dice así: una estrategia atómica inteligente, ofensiva, deberá limitar nuestras bajas a solo 20 millones de personas, un nivel compatible con nuestra supervivencia nacional y recuperación. Después del 2002, planteó actualizar la estrategia atómica, con bombas más pequeñas, para usarlas fuera del territorio nacional, en el mismo frente. Habla de bombas pequeñas de algunos kilotones, para uso “contra terroristas y poblaciones hostiles”. Un mes antes de la segunda invasión a Irak, la directiva presidencial aprobó, que EE. UU. Puede si es necesario realizar ataques preventivos, bajo situaciones militares sorpresivas, sin consultas, para proteger la seguridad nacional. Inclusive a Estados que no posean tales armas. Según el nuclear Postura Review (NPR), el pentágono presentó planes de ataques atómicos de baja intensidad contra siete países: Irak no fue necesario, Irán, Siria, Corea del Norte, Rusia y China. La pregunta es ¿Contra Venezuela y Cuba no? En la guerra fría contra la URSS, el imperio ya tenía mini bombas atómicas tipo mochila de un kilotón y 27 kg. De peso, y las delta de 300 toneladas de poder explosivo. La carrera armamentista cada época es más incontrolable y más rentable. El gasto militar a escala global supera con mucho el trillón de dólares, el 45% corresponde a los EE. UU. Con un aumento más o menos constante de un 11% hasta el 2005, desde el 2001. El gasto estadounidense en armas, duplica lo que gastan sumados los cuatro países que le siguen. Por “casualidad son miembros permanentes del Consejo de Seguridad Nacional de la ONU”. Paradoja, que Francia, Gran Bretaña, Rusia y China, son los responsables del otro 60% de las exportaciones de armas convencionales que se sabe. En este negocio, se contabiliza la investigación, venta y fomento de todo tipo de armas, químicas, biológicas y convencionales. Sebastián Bestard, en su artículo nuevas armas para el dominio mundial de los EE. UU., artículo muy largo por cierto, habla de la tercera pata de la economía imperial, que se necesita para sostenes al imperio. En uno de sus párrafos, más importante para Suramérica, manifiesta la disposición de EE. UU. De usar armas de destrucción masiva, en países donde tienen intereses, Colombia es uno de ellos ¿Será el Plan Colombia una casualidad al lado de Venezuela, desde el inicio del gobierno de Chávez? Plan Colombia, Plan Patriota, Plan Andino, paridas en tres diferentes noches entre Uribe y Bush, pero es el mismo proyecto militar, se prolonga hasta el 2010, una vez que Chávez ganó la reelección en el 2006. Plan Andino que empezó en Enero de 2006, es muy difícil creer en casualidades cuando el imperio está involucrado. Las armas pequeñas tipo mochilas y las delta, ya no son utilizadas para amedrentar, el imperio está dispuesto a usarlas en ataques preventivos. En diciembre de 2003, la Nacional Segurity Presidencial Directives (NSPD), en su versión clasificada, EEUU. Está dispuesto a usar el arma atómica contra países que usen tales armas contra fuerzas norteamericanas en el extranjero o contra amigos y aliados. Lo de Uribe está dentro de la estrategia de la CIA, recuperar a los secuestrados y atacar a las FARC con todo, para que no existan reclamos civiles de familiares y gobiernos involucrados, congratularse políticamente con la sociedad, forzar escaramuzas en la frontera con Venezuela, con la guerrilla, como ya lo hizo en el Putumayo, Río San Miguel, frontera con Ecuador. Si las relaciones entre Colombia y Venezuela siguen tensas, la CIA aprovechará esta circunstancia para su beneficio. En el 2005, EEUU. Anuló la prohibición Spratt force de 1993, de investigación y desarrollo de armas nucleares, menores de cinco kilotones, estas bombas pequeñas tienen un poco menos de la mitad explosiva de la bomba de Hiroshima, y ya desarrollaron bombas destinadas a penetrar el suelo, fueron probadas en Afganistán, la mini nuke modelo 11 de 1993, de 300 kilotones no penetró más de 6 metros en el suelo. Ensayó otra mini bomba, robust nuclear Herat penetrador, la cual penetró 50 metros antes de detonar. Los inventores dicen que estas bombas están destinadas “solo para destruir cinco Barrios, abrirá un enorme cráter, las radiaciones se liberarán en la atmósfera y se trasladará miles de kilómetros, la pregunta ¿Hacia donde se trasladará la nube radioactiva? ¿Hacia Venezuela o Ecuador? Ante estos hechos ya demostrados en Kosovo, Irak, Afganistán, Servia, ¿Qué dijeron la ONU y la Convención de Ginebra? NADA, son entes secuestrados por el imperio, funcionan con la inyección económica de los EEUU. y la Unión Europea, los crímenes contra la humanidad ya existen y son peores que los crímenes cometidos en la II Guerra Mundial por los Nazis. Nada se habla de esto. Chávez tiene razón, luchamos contra el imperio, la Unión Europea, la ONU, la OEA, la OTAN, las monarquías, las oligarquías, cómplices por negligencia u omisión en estos crímenes contra la humanidad, que nada su publica. Sarkoozin, estuvo en los EEUU., realiza la pantomima de no recibir al alto comisionado para la paz de Colombia, promueve llamadas para que liberen a Ingrid Betancourt, pero es del mismo saco imperial. Ni la ONU ni la Convención de Ginebra trabajan para la paz del mundo. rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2528 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad