Prohibido olvidar la desaparición de Luis Alberto Hernández

EL SECUESTRO, LA TORTURA, LA MUERTE Y LA DESAPARICIÓN FORZADA EN LA IV REPÚBLICA – PROHIBIDO OLVIDAR LA DESAPARICION DE LUIS ALBERTO HERNÁNDEZ EN ARAGUA DE BARCELONA, 26/09/1969

En los gobiernos de los adecos se inauguró esta tétrica y macabra costumbre de

Desaparecidos que por doquier angustiaban a revolucionarios, familiares y amigos, a tal extremo que no había hogar venezolano que no estuviera enlutado por esa mala política. Fue durante el gobierno de Raúl Leoni (1964-1968) que se instauró tal práctica de violación de los Derechos Humanos. Ya con Rómulo Betancourt (1959 -1963) aplicaban la Ley de Vagos y Maleantes, la Recluta y la política de "Disparen Primero y Averigüen Después". Todo eso contra la juventud venezolana.

El Estado, durante el Pacto de Punto Fijo, represor consuetudinario, con el monopolio de las armas se hacía el tonto y desconocía tales hechos, entre ellos torturas comprobadas, cárceles para quienes con gran valor defendían los derechos humanos y clamaban por reivindicaciones sociales para un pueblo oprimido y la desaparición era el punto central de la política de la democracia representativa.

Los representantes gubernamentales (Presidente, Ministros, Gobernadores, Alcaldes, Jefes Militares y de Cuerpos Policiales, Diputados y Senadores) conocían las atrocidades que ejecutaban sus subalternos. Estos respondían a las políticas injerencistas de Estados Unidos, quienes en su inútil lucha contra los comunistas y socialistas pretendían usurpar el derecho de los ciudadanos de participar en las organizaciones políticas en donde mejor les pareciera.

Al extremo que tenían un centro de entrenamiento militar, conocido como la Escuela de las Américas, cuya sede estaba en Panamá, desde donde se giraban las instrucciones del Pentágono y la CIA para interferir en los asuntos internos de los países que querían salirse de la órbita del capitalismo. Tan osados fueron sus propósitos que en Fuerte Tiuna, en Caracas, tenían una oficina que daba órdenes a los militares vende patria que las instrumentaban sin oposición alguna.

Fue el Presidente Hugo Chávez quien le "puso la cascabel al gato" y los echó de fuerte Tiuna, ante tal acto de independencia fue sentenciado por el Departamento de Estado gringo y le dieron un Golpe de Estado el 11 de abril de 2002, con los aliados pitiyanquis venezolanos que aún se mantienen agrediendo a la Revolución Bolivariana.

En los años 60´, 70´, 80´ y 90´, secuestraban y violaban la dignidad humana, no había pudor ni tenían conciencia de todo el mal que se le hacían a las generaciones de jóvenes y de adultos mayores que luchaban por conquistar un mundo mejor.

Pero ello tiene su explicación, los vende patria mantenían la idea fija de perpetuarse en el poder, eso les generaba grandes riquezas, se colaban en las elites capitalistas dominantes y participaban en las efímeras aventuras de todo lo que se intentara desarrollar en la Venezuela saudita, llamada así por las grandes riquezas petroleras que se conocía que poseía el país árabe en referencia. No avanzaban porque el imperio le pone un límite hasta donde deben alcanzar en el uso de las tecnologías los serviles de su periferia.

No fue hasta que llegó Hugo Chávez al poder que se develó que Venezuela poseía la riqueza petrolera superior a la de todos los países que conforman la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Esa situación prendió las alarmas al imperialismo yanqui y actualmente se sufren las consecuencias de su política opresora. No podían tolerar que los venezolanos utilizaran el petróleo para mejorar las condiciones de vida y que solo ese recurso energético debía ser de los gringos, para disponer del mismo con la finalidad de generar beneficios para su economía y su carrera armamentista.

Pero volvamos a lo que origina este comentario, el cual enlaza toda una estrategia que golpea a los más humildes, al pueblo llano, que es el que sufre la mala política de los desgobiernos que por esperanzas mal fundadas eligen a los que no deberían ser opción de gobierno nunca, porque con la utilización de mensajes subliminales y con la demagogia le mienten al que no tiene oportunidad para discernir las ofertas engañosas.

Para que nuestros jóvenes conozcan de cuan brutal fue la represión de los gobiernos adecos y copeyanos se les puede ilustrar, si pudiéramos llamar así a tan semejante crimen, revestido con carácter legal por los gringos y las autoridades del continente americano y europeo, al pretender instaurar prácticas de lesa humanidad. No solo en los años sesenta, sino que en las primeras dos décadas del siglo XXI, las practicas de secuestro, tortura y muerte, sin lenidad alguna, como ocurre en la Colombia postrada ante el poder imperial de EE.UU, se siguen aplicando y atropellando al pueblo en toda Latinoamérica, es una lástima que sentimos por los hermanos colombianos, por los que el caraqueño inmortal lucho hasta entregar su vida para que viviéramos como una sola nación.

Es importante señalar que los adecos y copeyanos gobernaron para consolidar el poderío de Estados Unidos en la tierra venezolana y por eso perpetraron todo tipo de asesinatos, con el fin de mantener el terror en aquellos que valientemente se les oponían y que no estaban de acuerdo como entregaban el país y sus riquezas al poder imperial.

Son notorios los siguientes casos de secuestro, tortura, muerte y desaparición de campesinos, trabajadores, estudiantes y profesionales de la tierra del Libertador, Simón Bolívar:

El 22 de julio de 1964 fueron secuestrados, desaparecidos y luego asesinados por funcionarios del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA), el dirigente campesino Trino Barrios (41 años) y el Economista Víctor Soto Rojas (33 años), a éste último compatriota lo lanzaron desde un Helicóptero en las montañas de "El Bachiller", en el Estado Miranda. Trino Barrios, natural de Aragua de Maturín, Estado Monagas, fue torturado y luego fusilado y enterrado su cadáver en Sabana Grande de Orituco el 27 de julio de 1964, específicamente en la hacienda Los Colorados, Orituco, Estado Guárico.

El 27 de octubre de 1965, en la Playa de Lecherías, en el Estado Anzoátegui, aparece el cuerpo del militante comunista Prof. Alberto Lovera (42 años), este compatriota fue secuestrado en las adyacencias de la Plaza Las Tres Gracias, cerca de la Universidad Central de Venezuela (UCV), por la Dirección General de Policía (DIGEPOL), luego conocida como Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP). El aberrante hecho fue descubierto porque sus mismos captores confesaron que luego de ser torturado lo matan y se les olvido sacarle las tripas, razón por la cual su cuerpo flotó, a pesar de que le habían amarrado un pico (herramienta de la albañilería y construcción) con una cadena al cuerpo, esto con el fin de mantenerlo en las profundidades de las aguas del mar. Así callaban para siempre su crimen, pero siempre lo que ocultaron salió a flote.

El 26 de junio de 1966, apresan al Presidente de la Junta Patriótica que tumbó la dictadura de General Marcos Evangelista Pérez Jiménez, se hace referencia al Periodista Fabricio Ojeda, tenía 38 años para ese momento, quien en un célebre discurso prefirió irse de la diputación que tenía en el Congreso Nacional a servirle al pueblo antes que convalidar la dictadura del Pacto de Punto fijo, encomiable fue su frase "Hacer la Patria Libre o Morir Por Venezuela". Fue apresado por última vez por el SIFA, en Playa Grande, en La Guaira, luego llevado al cuarto piso del palacio de la Guardia Presidencial en Caracas donde funcionaba el referido cuerpo militar, allí lo ahorcaron, luego su cadáver fue trasladado al Palacio Blanco donde crearon el falso-positivo del suicidio, hecho inconcebible en quien en varias oportunidades había luchado por servirle a su patria. Sus palabras aun las hacen propias muchos venezolanos: "Si muero no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo".

El 30 de marzo de 1967 es asesinado el Teniente Nicolás Hurtado Barrios (33 años), le cortaron las manos como una ofrenda a presentar para cobrar el premio o recompensa que siempre les pusieron a los luchadores que aspiraron a tener una patria digna. Su eliminación ocurrió en el Estado Portuguesa, en las montañas de Agua Dormida, caserío Santa Bárbara, Parroquia La Estación, Municipio Ospino. Y no fue hasta el año 2003 cuando encontraron su cadáver en esas montañas.

El 18 de marzo de 1968, la DIGEPOL detiene y tortura al obrero Cornelio José Alvarado Herrera, conocido como NIKITA, Técnico Petrolero, egresado de la Escuela Técnica Industrial de los Chaguaramos, Caracas. Fue asesinado en donde lo tenían preso y luego notificaron a su hermana que había muerto de un infarto. Una de las clásicas respuesta que daban a los familiares de los asesinados.

El 26 de septiembre de 1969, se estrena el gobierno de Rafael Caldera con el secuestro, tortura y la desaparición forzada del Br. Luis Alberto Hernández (20 años), acto cometido por el SIFA en la población de Aragua de Barcelona, Estado Anzoátegui, cuando se encontraba disfrutando de sus vacaciones de estudiante de la UCV con sus familiares y amigos. Este 26 de septiembre se cumplen 51 años de su secuestro y desaparición, sin que autoridad alguna dé respuesta de tan abominable crimen. "Prohibido Olvidar". Por la Justicia y la Verdad los venezolanos debemos mantenernos en Defensa de los Derechos Humanos que realmente han sido violentados, como fue la práctica común y política de Estado de los gobiernos de la IV República.

En nuestro continente se sigue realizando la violación de los Derechos Humanos hasta el día de hoy, teniendo como países punta de lanza a Colombia, Chille y Brasil, entre otros.

Para que tengamos conciencia de lo que ha pasado en la segunda mitad del siglo XX y lo que va del XXI, es por la lucha de clases y por la política imperialista de agresión y de invasiones con todas las modalidades de la guerra aplicadas a nuestro país, y que en Venezuela se ha encontrado con un pueblo monolítico, que resuelve la situación política por el mejor medio posible, como lo es la consulta electoral y en esta oportunidad no es la excepción, estando a 75 día de la gran jornada electoral para elegir a los diputados a la Asamblea Nacional para el periodo 2021-2025.

Otrosí

Todavía sigue desaparecido el compatriota Carlos Rafael Lanz Rodríguez, amigo de Luis Alberto Hernández. Lanz finalizaba sus estudios de Sociología y Antropología en 1969, cuando Hernández, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) estaba cursando el 2do. Año y éste estuvo junto a su hermano Rigoberto Lanz Rodríguez como compañero en el MIR y además su alumno, cuando Rigoberto Lanz se desempeñó como preparador en su carrera universitaria en la UCV y a posteriori un gran intelectual y pensador revolucionario de consulta obligada en Venezuela y el mundo, con títulos de doctorado y posdoctorados que dicen mucho de su gran calidad académica. También Luis Hernández fue preparador de una asignatura en el 1er. año de Sociología y Antropología de la UCV, hasta que los esbirros de la dictadura democrática lo desaparecieron (a 51 años de ese suceso).

Por la desaparición del Dr. Lanz, que tiene visos de ser una agresión y venganza por parte de los secuestradores, entendemos y comprendemos cuánto deben estar sufriendo sus familiares, al no saber el destino de su ser querido.

Lo que sí es seguro que la Derecha Extremista, quizás apoyada por el Departamento de Estado y la CIA, tiene sus manos metidas en esa desaparición. Es comprensible que en el movimiento revolucionario haya diferencias, que se han llegado a cometer actos de deslealtad por quienes enfocan la revolución desde el extremismo, pero lo que si no hace un gobierno declarado socialista es torturar y desaparecer a cualquier persona por pensar diferente. Me remito a las declaraciones en Venezolana de Televisión (VTV) del recién liberado político, por amnistía del gobierno revolucionario, Juan Requesens.

El Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros y el Fiscal General de la Nación, Tarek William Saab, Presidente del Ministerio Público han dado muestra de ser grandes defensores de los Derechos Humanos y siempre invocan al dialogo hasta con el más acérrimo adversario.

Por lo anteriormente dicho, esperamos que aparezca sano y salvo el compatriota Carlos Rafael Lanz Rodríguez para el bienestar de su grupo familiar y amigos; además que siga aportando sus ideas a la Revolución Bolivariano y al Socialismo del Siglo XXI.

¡Cosas veredes Sancho! ¡Patria o muerte, Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 733 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: