El Fiscal reactivo ante los casos notables de la familia

"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona".

Artículo 3, Asamblea General de Naciones Unidas (10 de diciembre de 1948)

La actuación arbitraria y criminal de las temible FAES en la mayoría de sus actuaciones, es algo común en Venezuela; sobre todo en las ejecuciones extra judiciales; y solo cuando afectan a algún notable del alto gobierno, como en esta oportunidad, con los abominables asesinatos cometidos en el Estado La Guaira, donde muere un escolta de la Ministra Iris Varela, es cuando se intenta colocar freno a una organización como esta.

De acuerdo a los expertos en materia de derechos humanos en Venezuela, se presentan en estos hechos al menos tres de los patrones identificados en la actuación arbitraria y deleznable de cuerpos de seguridad e inteligencia cuando se violan los derechos humanos: muertes por ejecución, uso indiscriminado de la fuerza y uso excesivo de la fuerza, con el subpatrón abuso de poder.

Según el Observatorio de la Violencia en Venezuela, a finales del año 2019, se registraron en el país unas 16.500 muertes violentas, de las cuales 5.283 muertes son por resistencia a la autoridad, en su mayoría cometidos por las fuerzas de seguridad del estado, por uso excesivo de la fuerza o mediante ejecuciones extra judiciales, tal como ocurrió recientemente en el sector el Limón donde los funcionarios del FAES, asesinaron a las 5 personas.

De alguna manera, la difícil situación que atenta cada segundo contra los derechos humanos, queda ratificada por los datos aportados por el Fiscal, cuando informó en junio 2019, que 596 funcionarios habían sido acusados por violación de los derechos humanos, 104 condenatorios y 335 funcionarios presos. En esa misma oportunidad el Fiscal dijo que en 2019 contabilizaron 6.709 casos conclusivos en materia de investigación de derechos humanos, 261 acusaciones y 666 archivos fiscales. ¿Casos puntuales o la aplicación de una política?

El caso de José Pinto, Secretario Nacional de Tupamaro; sobre el que también se libraron órdenes de detención, por la muerte de un adolescente de 16 años, junto a sus compinches; es una señal evidente del lastre que representan los falsos hombres de izquierda y anti humanistas. Esos que hunden en el fago a la izquierda todos los días en Venezuela y América Latina; y que no dista mucho de la actuación de quienes apoyan con su silencio las bestialidades de los cuerpos de seguridad del estado, ocultos detrás de un llamado proceso Bolivariano Cívico-Militar-Policial, como producto refinado de la más clara desviación de derecha que atenta contra el porvenir de la sociedad venezolana.

Así que, el Señor Fiscal, no le quedó otra alternativa que salir a la palestra pública a demostrar sus dotes de "gran luchador" por la defensa de los derechos humanos, tratando de meter en cintura a las FAES y al resto de los cuerpos de seguridad e inteligencia del estado, cuando estos hace rato que se les salieron de las manos y ahora no respetan ni siguiera a la familia gubernamental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 593 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: