Odreman; la autopsia política, unas semanas más tarde

Criticar y criticarnos y a veces leer textos que no enaltecen el valor me refiero a este artículo aparecido en Aporrea donde de una manera poco gentil deja un rasgo de opacidad en una EJECUCION O AJUSTICIAMIENTO y es que la vida me lleva a sospechar de un “operativo” donde con lujo de fuerza se reparten disparos a diestra y siniestra y ni un rasguño a los “guardianes del orden” veamos el texto en cuestiónhttp://www.aporrea.org/ddhh/a196385.html y que a la letra dice “Dos posiciones públicas, una es la del estado que deberá aportar los elementos de prueba necesarios para justificar el uso de la fuerza que produjo cinco muertos. El otro, el que deberá explicar las acusaciones que se le hacen y demostrar, si es el caso, que son un colectivo político. En mi opinión, y sin hacer referencia a este hecho particular, creo que es notorio el uso de la noble y combativa figura del Colectivo popular y revolucionario por bandas de delincuentes organizados para sus bajos fines y que corresponde al estado venezolano y al gobierno revolucionario tomar los correctivos necesarios para sancionar a la delincuencia, aun a aquella y sobre todo a aquella, que utiliza la imagen y los símbolos del Chavismo para quebrantar la ley.”

La vida y sus palabras, la palabra y sus emisores tendría que aparecer José Vicente Rangel para romper las grises cortina de la opacidad “judicial” y poner los puntos sobre la ies leo un artículo de Roland Denis también aparecido en APORREA http://www.aporrea.org/ddhh/a197234.html  “Toca decir “bravo Nicolas” ya que la envoltura de falsedades, improperios, criminalizaciones que de boca de todas las agencias oficiales de la opinadera chavista a sueldo y sin sueldo, más los agregados de aplausos ante los hechos ocurridos de parte de la opinadera escuálida y derechista, al unísono los aplaudieron como demostrativos de la voluntad de gobierno de acabar con estas “bandas de “criminales”, “delincuentes”, “asesinos” de los colectivos ( estas fueron las palabras de Rodríguez Torres al referirse a la “banda de Odreman”, más el agregado: “acabamos con ellos”).

Por suerte dentro de aporrea se publican textos y mas textos y entre la discusión, las diferencias, las contradicciones y las diversas opiniones y claro el sentido común vamos encontrando la punta de la madeja y como Novela Negra o cuento policiaco se va entendiendo que no fueron muertos los miembros del colectivo fueron asesinados, masacrados, vejados antes y aun después de muertos. Por grupos criminales que con placa y arma de reglamento estoy seguro actuaron con toda impunidad y que desde las catapultas de la desinformación, de la supuesta defensa a la revolución se criminalizo a la víctima y se victimizo a los criminales.

Mientras tanto Rodriguez Torres que mas que Torres es una Torre de ajedrez donde enrocaron las mas bajas acciones, los mas perversos comentarios, los menos afortunados decires  y la acción si de verdad se desea hacer justicia es procesar, enjuiciar y condenar a tamaños criminales que como actuaron como “Barbaros Atilas” y esto sin querer meter de por medio al poeta Cesar Vallejo.

 Donde quedo el discurso humanista, donde se extravió la palabra fraterna, de donde salieron estos seres que actuaron como buitres asesinando físicamente e intentando masacrar la memoria de unos ciudadanos que unas horas antes advertían y hacían responsable a Rodríguez Torres de lo que les pudiera pasar y que al final ocurrió lo mas grave que podría ocurrir el asesinato del que antes hablaba y su posterior criminalización ante los medios.

Lo cierto es que el poder tiene sus militantes, existen quienes militan en el poder y con el poder y comienzan a buscar respuestas de chisteras, razones del mito y disculpan al verdugo sea del color que sea.

Vuelvo a los textos acerca de Fouche “El Genio Tenebroso” de Stefan Zweig. La capacidad de Fouche para estar del lado del ganador, claro muchos de los que durante días dieron sin cortapisas la “razón” a la razón de estado hoy tendrán que buscar respuestas ante un crimen que ya hoy es imposible de colocar en un círculo de silencio o tras oscuras cortinas de olvido 32 balazos mas tarde la conciencia de los asesinados de Quinta Crespo sigue latiendo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7379 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a197375.htmlCd0NV CAC = Y co = US